Truco de belleza: automasaje con dos cucharas 🥄🥄

La terapeuta Yvette Pons ha hecho viral este vídeo con un masaje del rostro con dos cucharas. Es facilísimo, tardarás 5 minutos y te quitarás años, ¿quién da más?

truco de belleza automasaje rostro con dos cucharas
Cortesía Yvette Pons

La facialista y terapeuta Yvette Pons ha hecho viral este vídeo con un masaje del rostro con dos cucharas. La terapeuta es especialista en tratamientos manuales para retrasar el envejecimiento, fomentar la energía y aumentar el bienestar. Es un #beautytip facilísimo, así que sigue estas pautas, porque ¡no hay excusas!

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Estos movimientos van a conseguir drenar el sistema linfático del escote, el cuello y el rostro, además de estimular el riego sanguíneo y la oxigenación de todos los tejidos. Con la práctica constante se remodela el óvalo facial y, tanto los pómulos como las cejas, consiguen elevarse. Si tienes líneas de marioneta observarás cómo se suaviza el surco nasogeniano y también tendrás buenos resultados para mejorar la papada.

¿Por qué lo necesito? Porque los años y el estrés hacen mella en el tejido conectivo de nuestro cuerpo. En el rostro, las fascias se acortan y acumulan toxinas, el mayor enemigo de una piel joven. Activa la luminosidad de tu piel y acaba con el descolgamiento realizando este automasaje a diario o, al menos, tres veces por semana.¡Empezamos!

Paso 1. Solo necesitas un par de cucharas soperas de tu menaje, que tienen que haber pasado unos minutos en el congelador o el frigorífico para mejorar el resultado del masaje. Aplica en el rostro sérum o aceite vegetal, pero solo un poco de producto para que no resbalen las cucharas.

Yvette Pons

Paso 2. Los masajes mejoran la nutrición de tus fascias, empieza desde la parte baja del cuello y arrastra las cucharas desde la zona de la nuez, en el centro, hasta los lóbulos de las orejas.

Yvette Pons

Paso 3. Sujeta la mejilla con una de las cucharas y, con la otra, traza un círculo alrededor de los labios. Alterna los movimientos, desde el pómulo izquierdo hacia la boca y luego desde la parte derecha del rostro.

Yvette Pons

Paso 4. Coloca ambas cucharas en las comisuras de los labios y desliza suavemente la parte cóncava por el nurco nasogeniano. Sigue la ruta por el hueso que rodea el párpado inferior hasta llegar a las sienes (en la parte alta de las orejas). Desde aquí, baja por los laterales mientras dibujas los músculos esternocleidomastoideos hasta llegar a la base del cuello.

Yvette Pons

Paso 5. Continúa por las bolsas de los ojos, desde la nariz hacia las sienes, y marca después el arco de las cejas con la parte superior de las cucharas. Termina el óvalo facial al recorrer la línea del nacimiento del pelo, desde el centro hasta la base del cuello, con un suave movimiento por los laterales.

Yvette Pons

Repite tres veces cada movimiento del vídeo para completar el ritual, que durará entre 5 y 7 minutos. El siempre tesón tiene buenos resultados.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de #Bienestar