Estilo wabi-sabi en tu casa, un estilo imperfecto, pero muy bello

Decora con estilo wabi-sabi y tendrás una casa feliz.

decoración estilo wabi sabi
MuyMucho

La filosofía japonesa wabi-sabi es milenaria, aunque su uso en la decoración es reciente. Es una forma de afrontar la vida desde la sencillez y la búsqueda del bienestar. En el interiorismo, la estética wabi-sabi se centra en la belleza de la imperfección, por eso suma puntos la artesanía, donde la ausencia de simetría es sinónimo de virtud.

El origen de esta corriente es taoísta, aunque acabó trasmitiendo sus valores al budismo zen. La palabra wabi se refiere a la humildad y la conexión con la naturaleza, y sabi definiría la capacidad de aceptar las cosas tal cual son, con sus defectos y sus virtudes. Esta filosofía se ha transformado en los últimos años en tendencia en el mundo de la decoración.

Los patrones que da la naturaleza están llenos de inspiración y está muy lejos del perfeccionismo que marcan los cánones sociales. Así, que date el permiso de disfrutar del momento, de las personas y de las cosas en su esencia.

Recuerda: "Nada dura, nada está completo y nada es perfecto".

Para empezar, te te damos algunas ideas para wabisabizar tu casa.

Recibidor

Banco de carpintero antiguo en un recibidor con tonos naturales.
Julien Fernandez

Este ambiente encaja en una vivienda urbana, pero también en una casa de campo o en la playa. El banco de carpintero antiguo muestra el paso del tiempo, así que conjuga a la perfección con la filosofía wabi-sabi. Los complementos redondean la propuestas con cestos de fibra y piezas de cerámica, hechas a mano. La fuerza creativa de la naturaleza está en las cosas sencillas y las piezas recuperadas.

Cocina

Vuelta a la esencia con los complementos de Muy Mucho
Muy Mucho

La aceptación de lo imperfecto no significa que se tolere el caos. Al igual, que lo sencillo no es simple. Los cestos realizados en materiales naturales son muy versátiles, gracias a la gran variedad de texturas y tamaños. Son perfectos para facilitar el orden y el almacenaje en toda la casa. Su escaso peso, los hace perfectos para colgarlos en la pared y cambiarlos de ubicación tantas veces quieras. Además, tienen un precio muy asequible y combinan bien en todos los ambientes.

Dormitorio

Puerta antigua con cuarterones y tela recuperada.
Patricia Gallego / HEARST

Hay un énfasis en potenciar el sentido del tacto, y visual, a través de las texturas: en una colcha antigua, en la grieta de la pared o en la grieta de la vajilla de la abuela. Esta cortina setentera esconde el interior del armario y forma una ecuación perfecta con esta puerta corredera, con cuarterones de cristal y tela. El interiorismo es de Amelia Arán.

Aseo

Estructura de hierro de máquina de coser para un lavabo exento.
Alicia Macías

La coherencia no tiene porqué imponerse en este estilo. El interiorismo de Boor Studio trabajó con las emociones para trasmitir energía positiva. La esencia se encuentra en el suelo revestido de mosaico de Nolla y la estructura de hierro de una máquina de coser, recuperada para este original lavabo.

Rincón

La autenticidad de la madera es wabi-sabi.
Maisons du Monde

Las lámparas aportan fuerza en la decoración. El wabi-sabi permite colgar una bombilla desnuda del techo, pero también potenciar un espacio de paso con una pieza con carácter, como este modelo con pie de madera y mampara de tela, de Maisons du Monde.

Salon Envejecido

Prescindir de lo accesorio y superfluo, encajar en la decoración lo irregular o lo envejecido. El wabi-sabi alaba el paso del tiempo inherente a los objetos o los muebles. Lo auténtico se aleja de la ostentosidad y de las piezas que se fabrican en serie, así se identifican las piezas únicas, como este aparador, que propone el estudio de interiorismo Balula Studio.

Pared

Estructura de madera, de Treedays.
Míriam Yeleq / HEARST / VER CAMPO TEXTO

Sin artificios, así son los ambientes. Las plantas de hoja verde son un valor seguro, no tiene cabida las artificiales, ayudan a que el espacio trasmita calma y, en cierto modo, a detenernos en los detalles, como contemplar embelesada los nudos de la madera de estas tablas al natural, de Treedays.

Con tacto

Tejidos naturales y colores neutros, de La Redoute Interieurs.
La Redoute Interieurs

Somos uno nosotros y lo que nos rodea. Hay que dar paso a la espontaneidad, a dejarse llevar por la observación de la naturaleza. Por eso, lo orgánico está de moda, más aún en la ropa de cama que, preferiblemente, es blanca y en material orgánico. Los tejidos siempre son en tonos neutros vinculados a la naturaleza —blancos, crudos o grises—, y admite los acabados desgastados o los deshilachados.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas