Cómo pintar al estuco

Queremos pintar las paredes con un estuco rústico. ¿Hay algún truco para que queden mejor los brochazos?

La clave es que la pared se encuentre limpia y completamente lisa. Para que resulte más fácil conseguir ese efecto rústico, se puede aplicar la pintura con una espátula en movimientos asimétricos y dejando un espacio de unos 5 centímetros sin pintar entre ellos. Una vez seca la pintura, se vuelve a pasar la espátula, pero esta vez sobre los espacios sin pintar. La verdadera técnica del estuco es bastante complicada, pero en el mercado encontrarás pinturas ya preparadas que facilitan un acabado muy similar sin necesidad de acudir a un profesional. En cualquier tienda de pinturas te aconsejarán sobre las marcas que disponen de este tipo de productos, y te ayudarán a resolver las dudas sobre cómo aplicarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas