¿Qué tipo de suelo escojo?

Quiero cambiar el suelo de mi casa por madera ya que me parece muy cálida. Sin embargo, tengo un bebé de 15 meses que juega en el suelo continuamente. ¿Me aconsejáis que ponga parqué? Además, sé que se marcan los tacones y, en muchas ocasiones, tenemos invitados. ¿Existe algún parqué resistente? ¿Qué cuidados tiene la madera? ¿Elijo madera natural o un suelo laminado? ¿Es preferible un suelo porcelánico?

La resistencia de la madera depende de la calidad del parqué. Los parqués naturales necesitan barnices y aceites especiales para protegerlos de las manchas. En general, y aunque depende del tipo de madera, son más delicados a los golpes. Un tipo laminado es más resistente a la abrasión y al rayado. No precisa ningún mantenimiento y se limpia fácilmente. Además, debes saber que existen dos tipos de laminados: los de alta presión —que ofrecen reproducciones de la madera— y los compactos —que son de PVC e hidrófugos—. Dentro de cada categoría, hay algunos modelos más económicos pero más blandos, por lo que debes valorar la relación calidad-precio. En cualquier caso, sea madera o sintético, el parqué proporciona un aspecto cálido muy agradable. Un suelo porcelánico, en principio, es más frío, pero con una decoración cuidada y confortables alfombras puedes matizar esa frialdad. Otra opción es elegir un porcelánico cuyo aspecto imite a la madera. En ningún caso es lo mismo al tacto del pie descalzo, pero puedes considerarlo por la facilidad de limpieza y resistencia que ofrece.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas