Renovar con pintura el aspecto de la casa

Estoy pensando en renovar toda la pintura de la casa y aprovechar para eliminar la gota de las paredes. Como color principal para toda la vivienda quiero un tono beis o garbanzo. Me gustaría introducir una nota de modernidad en el salón, dormitorio principal y en el pasillo, muy largo y limitado de luz natural. La idea es pintar en un tono diferente la pared del sofá y del comedor en el salón; la del cabecero en el dormitorio y una de las paredes más largas del pasillo. ¿Qué os parecen las propuestas y qué tonos me recomendáis?

Sin duda las paredes sin gota aportan una nota de modernidad al aspecto general de cada habitación, sin embargo también son más delicadas. Aunque elijas un tono de base para toda la vivienda, es muy acertado introducir pinceladas de color. Cuál elegir es una cuestión muy personal. Utiliza el color para delimitar zonas o para dar protagonismo a elementos concretos que quieras potenciar. En el salón, habitualmente los colores delimitan el área de estar y de comedor. En la habitación, una buena opción es pintar la pared del cabecero u otro tabique en el que apoye una bonita cómoda o que delimite la zona de vestidor. Escoge el color en función del resto de la decoración, la luz de la estancia y el acabado de los muebles. En cuanto al pasillo, si es muy largo y oscuro, como comentas, no pintes una pared de un tono intenso, pues alargarás visualmente más esta zona y la oscurecerás. Es preferible que pintes la pared de los extremos, para acortarlo, y optes por un tono neutro, muy suave, para las paredes más largas. Puedes pintar alguna franja de otro color, desde el suelo hasta el techo, en esas paredes para romper la sensación de tubo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas