¿Está tu casa preparada para el frío otoñal?

Te proponemos una serie de pequeñas reformas y consejos para que el mal tiempo te pille... ¡con buena casa!

Salón con chimenea
Getty Images

Ay, el otoño... Esa época tan especial, llena de cambios y nuevos objetivos, pero también de vuelta al hogar y al frío. Y es que atrás quedaron los días de sol eternos y las altas temperaturas. Algo que no debería suponer ningún problema siempre y cuando tengamos nuestras casas preparadas para afrontar los gélidos meses venideros... Te contamos todo lo que deberías tener en cuenta... 😉

PRIMER PASO: COMPRUEBA LA CALEFACCIÓN

Muchas veces damos por sentado que todo va sobre ruedas, y cuando llega el primer día de frío, lamentamos no haber hecho las comprobaciones pertinentes cuando tocaba... Sí, nos referimos a la calefacción.

Es fundamental que veas si funciona, y si tienes pendiente alguna revisión de la caldera, ¡hazla ya!

Getty Images


SEGUNDO PASO: AÍSLA TU CASA DEL FRÍO

Esto incluye repasar puertas y ventanas, utilizando espuma o silicona si fuera necesario en todas aquellas que estén en contacto directo con el exterior.

De todas formas, si tus ventanas son antiguas, puede que sea hora de pensar en cambiarlas, ya que al dejar escapar el calor (aunque sea un poco) estarás gastando energía y dinero a lo tonto.

Getty Images

TERCER PASO: CONFIGURA TU SMART HOME

Si cuentas con una smart home, debes configurar el dispositivo para la llegada del otoño. Recuerda que las persianas tendrán que subir y bajar a un horario distinto del que tenías programado en verano, y el aire acondicionado dará paso a la calefacción, así que elige una temperatura agradable para estar a gusto en el hogar.

Getty Images

CUARTO PASO: VIGILA TU CASA DE VACACIONES

Tu segunda vivienda debe estar igual de protegida frente al frío que la casa donde resides a diario. ¿Has cerrado las llaves de paso? Si no es así, las tuberías podrían reventar con las heladas. Del mismo modo, asegúrate de desconectar los termostatos, porque si tienes una caldera podría ponerse en marcha, acabar con las reservas de combustible, y terminar por averiarse.

Getty Images

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas