Todo lo que debes saber sobre la calificación energética de tu casa

¿Sabes que la puedes mejorar?

Lavavjillas
Hearst

De la A a la G. No solo los electrodomésticos, las viviendas también tienen este tipo de calificación, que está directamente relacionada con la energía que consumen. Los parámetros van de la A (más eficientes) a la G (edificios menos eficientes). Por lo general, las casas con calificación más alta son también edificaciones más antiguas.

Es obligatoria desde 2013. Te la pedirán siempre que quieras vender o alquilar un piso. Y viceversa, tú debes solicitarla cuando vayas a comprar o si eres el inquilino.

La calificación energética A consume menos.

Así se obtiene. Debe ser un técnico certificador el que tome los datos del inmueble: análisis de los materiales de construcción de la fachada y cubierta, orientación, tipo de cerramientos y ventanas, estado de las instalaciones de climatización y agua caliente. Todos esos datos son computados por medio de un sistema informático y se obtiene la categoría, que también informa sobre el nivel de emisiones de CO2.

Cómo se puede mejorar. Algunas medidas son aislar la fachada y cubierta del edificio o sustituir viejas ventanas por otras eficientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar