Cómo superar los gastos extra de septiembre

La vuelta al cole y al trabajo, las nuevas rutinas de la familia y los gastos de la casa.

ahorrar en casa hucha con forma de cerdito
Getty Images

En un mes donde la economía familiar se resiente tanto, te proponemos unos sencillos consejos para hacer frente a los gastos de las vacaciones y, sobre todo, a la vuelta al cole.

Tras los excesos de las vacaciones, comienza la temida cuesta de septiembre,
con la vuelta a la rutina y al cole. Consejos para minimizar el efecto en tu bolsillo.
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Programar y reducir gastos

Lo ideal es tener una planificación anual donde estén cubiertos los gastos de las vacaciones y del regreso al cole, pero si te has salido un poco del presupuesto, todavía puedes reajustar tu economía. Haz una lista con lo que realmente es necesario comprar en material escolar y en rellenar la despensa y nevera tras nuestra ausencia veraniega. Reduce el dinero destinado al ocio, comidas fuera de casa y en suscripciones a gimnasio o plataformas de video o internet.

Descárgate una app o herramienta digital o haz un listado manual, para estudiar cuáles son tus gastos mensuales y tus ingresos. Algunos bancos ofrecen este servicio digital de forma gratuita. En estas previsiones, además de una partida de imprevistos, tendrás que añadir otros gastos como impuestos, seguros, vacaciones y las previsiones de inicio del colegio. Así sabrás de cuánto dispones para gastar.

Revisa contratos y pólizas

Se trata de un mes de transición para compañías de telecomunicación, seguros y suministros, y muchas de ellas lanzan ofertas para captar y fidelizar clientes en periodos de debilidad económica familiar.

Getty Images

Compara con lo que tengas contratado y pacta nuevos productos ajustados a tus necesidades. Se responsable con el consumo energético para rebajar tus facturas: aprovecha la luz solar, apaga todo lo que queda en stand-by y elige los programas eco de tus electrodomésticos.

Revisa tus suscripciones

Replantéate qué gastos son necesarios, de cuáles puedes prescindir y cuáles se pueden negociar. Si no vas al gimnasio de forma regular, bórrate. También revisa a qué plataformas de tele estás suscrito, ahora tendrás menos tiempo. Y negocia con tus empresas de suministros las facturas de agua, luz, gas y teléfono.

Vigila el gasto de la cesta de la compra

Es la hora de volver al hábito de cocinar en casa. Prepara menús semanales con productos de temporada y lleva una lista a la compra, procurando no salirte de ella. Para la oficina, prepara un termo con café y tuppers, te ahorrarás unos 10 € diarios.
Organiza cenas en casa en lugar de ir a restaurantes.

Aliados en el centro de trabajo

¿Te has parado a pensar cuánto gastas cada día en la oficina? Organiza bien las comidas de la semana y ahorrarás mucho.

Getty Images

Procura desayunar en casa o llevarte el café, ahorrarás entre 200 euros al año si lo tomas de máquina y más de 400 si lo haces en una cafetería. Lo mismo ocurre con la comida diaria. Llevar el tupper a la oficina sale 10 veces más barato que comer fuera.

Usa transporte público o bien comparte coche.

Inicio del curso sin gastar de más

Material escolar. Antes de comprar artículos nuevos, echa un vistazo a lo que tienes en casa e intenta aprovecharlos. Tijeras, reglas, estuches o mochilas podrán ser rescatados y reutilizados. Si tienes que comprar, compara precios y busca ofertas. Acude a los centros comerciales sin los niños, pues ellos intentarán comprar el material donde aparezca su personaje animado preferido, mucho más caro que los de marca blanca.

Accesorios de escritorio de Sostene Grene.
Getty Images

Libros. Infórmate de los distintos tipos de ayuda que muchas Comunidades Autónomas ofrecen para la compra o alquiler de los libros de texto. También en algunos colegios o bibliotecas municipales podrás beneficiarte de su programa de préstamo de libros. Otra opción es buscar libros de segunda mano, bien de hermanos
o conocidos o a través de webs especializadas en este tipo de productos.

Universitarios. A los gastos en matrícula y materiales hay que sumarles en muchos casos el alojamiento y manutención. Lo más económico, es alquilar un piso entre varios compañeros. Muévete en transporte público sacándote la tarjeta de transporte y utiliza tu carné de estudiante para obtener descuentos en cines, restaurantes, etc.
Antes de comprar un libro, consulta en la biblioteca.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo