Morcillo con zanahorias, un guiso estupendo

Un plato contundente para carnívoros irredentos.

Receta: Morcillo con zanahorias
Hearst

Ya sabemos que las carnes rojas son ricas en proteínas de calidad y en hierro que ayuda a mejorar estados de anemia. Pero además aportan al organismo potasio, fósforo y zinc, y son una excelente fuente de vitaminas del complejo B como el ácido fólico, B12, B1, B2 y B5.

Así que hoy te proponemos un guiso con carne de morcillo, una de las carnes más económicas, con zanahorias. Prueba y disfruta.

Hearst

Dificultad: Fácil. Tiempo: +60 min.

INGREDIENTES (4 personas):
- 700 g de carne de morcillo de ternera
- 300 g de zanahorias
- 1 cebolla
- 3 tomates
- 2 ajos
- 4 dl de vino tinto
- 1 dl de aceite de oliva virgen extra
- Pimentón de La Vera
- Laurel
- Perejil
- Sal
- Pimienta

PREPARACIÓN:

Trocear y salpimentar el morcillo. Poner una cazuela al fuego con 5 cucharadas de aceite de oliva. Sofreír la carne, a fuego fuerte, hasta que se dore. Retirar y reservar.

Añadir a la cazuela la cebolla y el ajo picados; 5 minutos después, las zanahorias, peladas y en rodajas, pimentón, laurel y la carne. Añadir el tomate, cortado en dados, y el vino. Bajar el fuego al mínimo hasta que el líquido se reduzca más de la mitad. Entonces, añadir 3 dl de agua, tapar y cocer 2 ó 3 horas hasta que la carne esté tierna y gelatinosa.

Rehogar en una sartén con las setas. Añadir, 1 dl de aceite de oliva, 1 dl de vinagre y 1 dl de vino blanco. Dejar a fuego suave durante 30 minutos.

Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas