¿Qué valoran los millennials a la hora de comprar una casa?

Un estudio nos revela la pregunta del millón... 😲

Casa de campo con jardín
Getty Images

Sí, como la mayoría de los jóvenes, vivo de alquiler, pero si tuviera la oportunidad de comprar mi propia casa (y no me refiero a un piso, sino a un auténtico hogar lejos del caos urbano), no lo pensaría ni un segundo. Porque si tienes claro que lo tuyo no es la vida nómada, y te sientes a gusto en la ciudad donde te encuentras; o si tienes pareja y planes de futuro, no hay sensación que mayor calma aporte que la de saber que tu casa es tuya. Pero... ¿qué valoran los millennials a la hora de elegir la vivienda de sus sueños?

Según un estudio de la National Association of Landscape Professionals, uno de los elementos que más condicionan a los millennials a la hora de comprar es contar con un espacio exterior y, por sorprendente que parezca, la calidad del césped también se mira. Y es que la posibilidad de hacer vida al aire libre parece ser uno de los mayores atractivos a la hora de plantearse comprar una casa por esta generación.

No importa cuál sea el clima habitual, porque hay infinitas opciones para disfrutar del entorno: desde cenadores, carpas o invernaderos, hasta auténticos rincones chill out decorados con todo lo necesario para relajarse al fresco. Pero claro, si el césped no está en condiciones, la cosa cambia...

De hecho, una de las ideas que más escucho últimamente entre mi círculo de amigos (y que yo misma me planteo), es la de adquirir un terreno edificable, y comprar una casa prefabricada.

¿Los motivos? Aparte del ahorro económico, la preocupación por llevar una vida sostenible, y priorizar la calidad antes que la cantidad. Porque al fin y al cabo, ¿quién necesita tantos metros cuadrados para ser feliz? Personalmente, prefiero tener una casa de tamaño modesto, que cubra mis necesidades básicas, y que me libere de la esclavitud que supone limpiar y mantener unas tarifas de luz y calefacción astronómicas, y disfrutar del aire fresco cada vez que abro la puerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas