¿Planchar o no planchar? Esa es la cuestión (y el debate)

Unos piensan que es un atentado medioambiental y una norma social impuesta. Otros, una muestra de higiene y respeto.

Planchar ropa: beneficios y problemas
Giphy

Lo confieso: Plancho. Nunca me he planteado por qué lo hago. Puede que sea porque resulta más cómodo guardar la ropa así en el armario, por el gusto de meterme en una cama con sábanas lisas (las arrugadas me dan sensación de que están usadas) o porque mis padres me enseñaron que ir siempre con la ropa planchada es una muestra de higiene. Estas razones no convencen a mis amigos para hacerlo, porque soy de los pocos (no me atrevo a decir el único, pero creo que podría) que plancha. Ellos argumentan que es una pérdida de tiempo y que la ropa al ponértela "se plancha sola y se le van las arrugas". Reconozco que he intentado convencerles de las bondades del planchado y ellos han tratado de quitarme esta tarea de mi lista de quehaceres. Ninguno ha dado su brazo a torcer.

Plancha
Así planchaba, así, así...
Giphy

Hace unos días, una de estas amigas contraria a la plancha me envió un whatsapp con otros dos argumentos en los que nunca había pensado: el impacto medioambiental y la imposición social que supone quitar arrugas de la ropa con la plancha. Según me echaba en cara explicaba, el consumo de una plancha oscila entre los 1000W y los 3000W por hora, convirtiéndola en uno de los electrodomésticos que más energía consume, "y todo por el beneficio social que dura lo que dura la ropa planchada (es decir, unos minutos)". Las palabras "beneficio social" nos llevan al segundo punto: la obligación autoimpuesta. Se entiende que la ropa arrugada es un signo de dejadez, pero esto es una construcción social que hemos hecho nosotros mismos. Si me paro a pensar, conozco a muchísima gente, muy limpia, que han decidido no planchar y luce su ropa impoluta (aunque con arrugas).

Planchar contamina
Mis argumentos a favor de planchar tirados por tierra...
Giphy

Tras sentirme una persona horrible y manejada por la sociedad, decidí lanzarme a Google y buscar motivos a favor de seguir planchando. El primero que encontré fue la higiene. Las altas temperaturas de la plancha matan bacterias, ácaros y demás microorganismos nocivos para la salud. Esto me hizo recordar la historia de una amiga que nunca planchaba la ropa, hasta que tuvo una plaga de chinches en casa (no la juzgues, puede pasarle a cualquiera) y, viendo formas de acabar con ellas, descubrió que la plancha era el mejor arma contra estos bichitos indeseables. Una antiplancha reconvertida que nunca ha vuelto a colocar las sábanas directamente del tendedero a la cama. Otro buen motivo que los defensores de la plancha exponen es que eres más consciente de la ropa que tienes y le prestas más atención, por lo acabas comprando menos y contaminas menos (recordemos que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo). Si planchas la ropa conforme indica la etiqueta, el tejido no se resiente y las guardarás bien ordenadas, por lo que te durarán más tiempo.

Lady Gaga planchando
Lady Gaga mola y ella plancha.
Giphy

¿Planchar o no planchar?

Investigar un tema, más que resolverme dudas, siempre me lleva a tener todavía más... Hasta que las resuelva (universidades, por favor, pongan a gente a investigar esto), he decidido adoptar un punto intermedio: seguiré planchando sábanas y la ropa más formal, pero no plancharé la ropa de estar por casa, de deporte o camisetas. Sí, lo sé, soy un salvaje. También voy a empezar a comprar solo la ropa que necesito, voy a buscar marcas que no contaminen y a asegurarme de que la ropa que ya no me sirve se recicla o reutiliza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas