La limpieza semanal... ¡Trucos caseros!

Descubre productos naturales que tienes en casa que pueden ayudarte en la limpieza de tu hogar. ¿Te animas a probarlos?

Trucos de limpieza
Hearst

Baños IMPECABLES... ¡Y a fondo!

Lavabo. Es necesario limpiarlos a diario. Tras retirar pelos y restos del lavabo, lava con agua y un jabón con desinfectante. Para eliminar manchas de grasa, moja una esponja con agua oxigenada y pasa por la zona. Deja actuar unos minutos y aclara. Si se te han atascado las tuberías, vierte en el desagüe media taza de bicarbonato de sodio, media de taza de vinagre y, pasado medio punto, 3 litros de agua hirviendo. Deja actuar.

Ambiente de Meraki.
Hearst

Grifos. Estarán como nuevos si usas a diario agua tibia y jabón de lavaplatos y secas con un paño. Para quitar moho, grasa y manchas producidas por el agua, de los grifos del lavabo, ducha o bañera, sumerge un paño en la mezcla de media taza de vinagre blanco con media de agua caliente. Para las ranuras y zonas difíciles, aplica una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio a un cepillo de dientes y unas gotas de agua; frota y aclara.

Para presumir

Antes de lavar cualquier prenda de terciopelo, consulta bien la etiqueta. Si se puede, lava a mano con agua fría y detergente para prendas delicadas, agitando, pero sin restregar o retorcer. Seca en plano sobre una superficie lisa y sin pinzas. Una vez seca, cepilla la prenda.

Vestido negro de La Redoute.
Hearst

Calentito y sin restos

Termo, de Tescoma.
Hearst

Elimina la suciedad del interior de un termo, agregando una taza de agua caliente con una cucharada de bicarbonato de sodio. Deja reposar toda la noche y, al día siguiente, limpia con una escobilla. Enjuaga bien y... ¡listo!

Adiós a las manchas... ¡y a los ácaros!

Evita acumulaciones de partículas y bacterias en el cabecero tapizado de tu dormitorio, limpiando con la aspiradora, al menos, una vez cada 15 días.

Ambiente de Car Möbel.
Hearst

Si tienes manchas de grasa sobre el tejido, utiliza sal o bicarbonato y retira los restos con el aspirador. Si es de microfibra o ecopiel, pasa un paño mojado en agua jabonosa. Las manchas de esmalte o pintura se quitan con acetona o disolvente, pero indaga primero si tu tejido es compatible.

¡Qué brillante!

Si quieres dejar reluciente tu lámpara de metal, retira el polvo acumulado sobre ella. Prepara una mezcla de agua con amoníaco y pulveriza, teniendo especial cuidado de no mojar bombillas ni cableado. Luego, deja actuar entre 2 y 3 minutos y seca con un paño suave. ¡Tan deslumbrante como el primer día!

Lámpara de techo, de Car Möbel.
Hearst

Siempre perfecta

¿Quieres que tu batería de cocina de acero inoxidable se conserve bien? Después de cada uso, atempera la pieza y lava con agua tibia, jabón neutro y una esponja o paño suave. Si han salido manchas por sobrecalentamiento o hay muchos restos de alimentos quemados, hierve en el recipiente agua con vinagre en una proporción de 4 a 1 durante al menos 4 ó 5 minutos. Después, lava de forma convencional.

Estas cazuelas son de El Corte Inglés.
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar