Decorar con plantas: Su verde y su frescura harán tu casa más trendy

Sus hojas verdes dan color, frescura ¡y levantan el ánimo! Ficha estas composiciones con estilo y declara tu amor incondicional a las plantas.

Decorar con plantas
Hearst

En pequeñas dosis

Agrupa varias plantas, combínalas con velas y detalles decorativos, y juega con las alturas para crear un bodegón con encanto. Esta es la fórmula infalible de los coquetos estilismos que tanto nos gustan. Necesitarás especies de tamaños mini y mediano, y macetas con patas o pedestal.

Foto superior: De la colección Botánica, de Primark: macetas (3, 5 y 7 €), minicactus (3 y 5 €), ambientador (8 €) y bandeja dorada (10 €).

Aire selvático

Urbanitas de todo el planeta conectan con la naturaleza al decorar su casa con una vegetación frondosa.

Súmate a esta tendencia y crea un jardín interior a escala mini o maxi. ¿Qué tal si, además de plantas, redecoras un rincón como si fuera un vergel?

Cojines confeccionados con telas de la colección The GlassHouse, de Sanderson, en Gancedo (desde 67,70 €/m)
Hearst

'Instagarden'

Cada vez más personas se apuntan a tener plantas naturales que crecen en número y… ¡tamaño! Las redes sociales son un inmenso jardín visual en el que triunfan propuestas con un look jungle a base de palmeras, ficus o monsteras. Rodéate de ellas y comparte tus fotos.

Efecto imán

Todo, de Affari.
Hearst

Un cactus maxi destaca por sus formas orgánicas en cualquier ambiente, pero prueba a elevarlo… ¡Pura atracción visual! Sobre un pedestal o un taburete de look raw, como este, se convierte en una escultura viviente. Espectacular, además, la composición mural con bandejas trenzadas.

Adiós a los tiestos sin interés

Mini invernadero rojo (39,99 €) y jarrón (22,99 €), de Maisons du Monde.
Hearst

Para que tu planta favorita acapare todas las miradas, solo tienes que elegir un cubremacetas con estilo. Los de fibra trenzada en color natural o pintados están de moda. Busca el que mejor encaje con la decoración.

Mímate mucho…

Añade un poco de verde al baño y estarás más cerca de crear esa atmósfera de bienestar que se respira en un spa. Haz un hueco a una planta de tallo estilizado y hojas bonitas en el frente de lavabo, y verás cómo tu estado de ánimo mejora.

Jarra de arcilla utilizada como maceta, jabones, complementos para baño y espejo, de la firma Ib Laursen.
Hearst

Sin miedo

Existen muchas plantas aptas para el baño, pero antes de correr al vivero, es mejor que te plantees una cuestión clave: ¿cuántas horas de luz, directa o indirecta, tiene el espacio? Para los que son algo oscuros, la Sansevieria es una opción: crece con poca luz y solo necesita riego cada dos semanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo