Cómo elegir el radiador adecuado

¿Caldera, estufa o bomba de calor?, ¿a qué temperatura hay que tenerla?... Te ayudamos a elegir el sistema y el modelo que mejor se adapte a las características de tu hogar.

Radiador de colores
Hearst

Radiadores.
Los de hierro son resistentes; de aluminio, ligeros y económicos; los de chapa de acero y los de acero inoxidable se calientan muy rápido.

Tipos.
La eléctrica no genera residuos ni olores; la de gas es limpia y segura; el suelo radiante es
económico y cómodo; y la bomba de calor, se usa para frío y calor.

Leroy Merlin

Mantenimiento.
Revisa si hay pérdidas de agua ya que hará que entre aire y se acumule en el radiador. Purga y controla la presión del circuito.

Según el aporte de energía.
Los radiadores son de agua, los más utilizados; eléctricos y de calor azul, -su líquido interior es aceite y se calienta por resistencia-.

Sin instalación.
Los calefactores, radiadores eléctricos y estufas de gas los puedes transportar de una habitación a otra sin dificultad.

Mantén la temperatura a 19-21º C, y por la noche a 15-17º C. Incrementarás el gasto energético un 7% por cada grado de más.
Thermor

Los sistemas más eficientes.
Ofrecen buena relación eficiencia-ahorro calderas y estufas de biomasa (alimentadas con madera o pellets). La calefacción central/individual de gas es el sistema que ofrece mayor confort con menor mantenimiento. En último lugar están estufas de gas y emisores térmoeléctricos (secos, fluidos y cerámicos).

Calor/frío en un aparato.
Si quieres un único sistema, elige un equipo de aire acondicionado con bomba de calor. Supone el menor gasto dentro de las soluciones eléctricas, aunque no las mismas prestaciones que otras opciones.

Emisor termoeléctrico: elige bien.
Todo depende del tiempo que vayas a conectar el radiador o aparato en cuestión a la red eléctrica. Para menos de 1 hora al día, opta por un emisor seco de calentamiento rápido. Entre 5-8 horas diarias, lo mejor es uno de fluido: se calienta antes, aunque acumula menos calor que uno cerámico. Cuando lo necesites más de 8 horas, elige un modelo cerámico: tarda en alcanzar la temperatura, pero luego ofrece mayor inercia térmica.

Calderas seguras.
Debes revisarlas de forma periódica y obligatoria. El Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) indica que el usuario tiene que hacerlo cada 2 años, si se trata de calderas de gas. En el caso de los calentadores de agua, esta revisión se hará cada 5 años. En cuanto a las calderas de gasóleo, la revisión es anual.

Hay radiadores que bien puedes colgar en la pared o usarlos de pie, como este emisor térmico de aluminio blanco. Es programable y se maneja con control remoto.

Amazon.es

Comprar Disponible en varias potencias, desde 79 €

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar