Guía básica para purgar los radiadores y mantener tu casa calentita

Si en tu casa entra más frío que en un iglú❄️, ¡es posible que tus radiadores no estén funcionando como deben!

Gato durmiendo sobre un radiador
Getty Images

Con la llegada del invierno y las temperaturas gélidas, usar la calefacción se convierte en un asunto de vida o muerte (bueno, igual nos estamos pasando, pero hay que reconocer que hay casas que tienen tela...).

Sea como sea, para asegurarnos de que los radiadores funcionan correctamente, lo ideal es purgarlos justo antes de la temporada de frío, ya que tienden a acumular aire en el interior y eso hace que consuman el doble de energía para obtener el mismo rendimiento.

Pero si acabas de independizarte y no tienes ni idea de lo que estamos hablando, o si nunca le has cogido el tranquillo al asunto, aquí tienes una guía paso a paso para asegurarte de que todo va como la seda.

Giphy

¿ES NECESARIO PURGARLOS?

La respuesta la encontrarás al encender la calefacción y tocar el radiador. Si la parte de arriba está más fría que la zona inferior, tendrás que purgarlos.

QUÉ NECESITAS
- 1 destornillador
- 1 recipiente para el agua

HAZLO POR ORDEN

Para seguir el flujo natural del agua, comienza por el radiador más cercano a la caldera.

PASO A PASO

Utiliza el destornillador para desenroscar la llave del radiador. A continuación, coloca el recipiente debajo.

Al principio, el chorrito de agua saldrá de forma irregular. Esto es algo normal, ya que está expulsando los residuos de aire.

Cuando el agua salga de forma natural, es hora de cerrar la llave e ir a por el siguiente radiador.

Una vez termines de revisarlos todos, echa un ojo a la presión de la caldera, y asegúrate de que está entre 1 y 1,5 bares.

¡Listo! Tu calefacción ya se encuentra a punto para el invierno.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar