Consejos para enfrentarse la limpieza del hogar y no morir en el intento

Con la llegada del frío y de las lluvias de otoño, nuestros hábitos cambian y salimos menos de casa. Ha llegado el momento de hacer una buena limpieza. ¡Te ayudamos a planificarla!

Trucos de limpiza
IvaryGetty Images

No te agobies, limpia una o dos habitaciones por día y ten a mano todos los productos de limpieza que vas a necesitar; el amoníaco es básico.

¿POR DÓNDE EMPIEZO?

Organiza un plan de limpieza, planifica y limpia habitación por habitación. Hazlo de arriba abajo. Empieza por el techo y paredes hasta llegar al suelo, es más ordenado y eficaz: lámparas, bombillas, cuadros, rodapiés...

Getty Images

En la cocina, empieza por los electrodomésticos: nevera, horno, campana extractora... Vacía armarios y cajones y limpia en profundidad, sin olvidar puertas y tiradores. Termina con la encimera y el suelo. Pasa un paño con agua tibia, jabón y un poco de amoniaco o bicarbonato a los azulejos del baño. No olvides el jardín y
la terraza; recoge los toldos y pon a los muebles fundas.

¿QUÉ HAGO CON LOS TEXTILES?

Lava y guarda la ropa de verano y saca las prendas de invierno.Aprovecha para hacer una limpieza a fondo del armario y donar todo lo que no usas. Descuelga las cortinas y lávalas, hemos tenido las ventanas abiertas y el polvo se ha depositado en ellas. Limpia cristales y persianas.

Getty Images

Rota o gira el colchón y aprovecha para pasarle el aspirador. Pon una lavadora con los cubrecolchones, faldones y almohadas. Cambia la colcha de algodón por el nórdico y ten las mantas a punto para cuando llegue el frío. Limpia a fondo las alfombras para quitar el polvo acumulado al estar enrolladas.

Y NO SE ME PUEDE OLVIDAR...

No pases por alto revisar la caldera y purgar los radiadores. Al estar tiempo sin usar, acumulan burbujas de aire en los circuitos y tuberías, lo que hace que calienten menos y disparen nuestra factura. Con el cambio de temperatura, las puertas y ventanas se pueden dilatar y no cerrar bien. Revísalas para comprobar que el aislamiento es perfecto. Si hay alguna corriente, coloca un cortavientos de cepillo o un protector de escobilla en la parte de abajo. Cambia los burletes de las ventanas si están deteriorados y comprueba que las estufas funcionan bien. Si tienes chimenea, limpia a fondo.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar