Consejos para pagar menos este año por la calefacción

¡Y no pases más frío!

Trucos para no pasar frío
Giphy

Potencia, solo la necesaria. Calderas, termos eléctricos o bombas de calor con una capacidad mayor a las que precisamos en el hogar llevará a un despilfarro energético. La potencia y capacidad de los equipos debe ser la adecuada a cada caso.

Aísla bien la casa. Si vas a reformar la vivienda, aprovecha para reforzar el aislamiento de paredes, suelos, techos y acristalamientos. Mientras, puedes echar mano de burletes, para ventanas y puertas, y aislar con planchas de poliestireno las cajas de las persianas, por las que se escapa buena parte del calor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En un edificio con un buen aislamiento de paredes, techo, suelo, ventanas y puertas se puede reducir el consumo de energía hasta en un 70-80%.

A veces es difícil detectar por dónde se escapa el calor en una casa. Hoy en día hay herramientas a nuestro alcance para descubrir cuáles son los puntos de fuga de esos grados de temperatura que a la larga perjudican la economía doméstica y nuestra salud. Teléfonos móviles como el Cat S61 tienen cámara térmica para ver de un vistazo los puntos fríos.

Amazon / Cat Phones

Comprar 768,65 €

Purga los radiadores de agua. Funcionan de forma más eficiente. Hazlo antes de su encendido en invierno. Además, colócalos debajo de las ventanas, es el lugar óptimo para una mejor difusión del calor.

Hearst

La temperatura más sana. En invierno, ajusta la calefacción a 19-21º C, y bájala por la noche a 15-17º. Incrementarás el gasto energético un 7% por cada grado que subas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Programa según tus horarios. Ahorrarás energía y dinero, especialmente si la casa está vacía mucho tiempo. Un programador permite encenderla un par de horas antes de llegar del trabajo. Haz lo mismo cuando te acuestes: baja la temperatura e increméntala de forma automática unos grados antes de levantarte. Los programadores ayudan a ahorrar y son muy sencillos de instalar.

El suelo radiante solo necesita calentar el agua a 35-45º C.

Estufas de gas más eficientes. Son las de llama azul. Funcionan por convección y la ignición del gas se produce a una temperatura más elevada con un consumo menor y mayor emisión de calor.

Canaliza tu estufa de pellets. Así podrás calentar más de una habitación con este mismo sistema de calor. El pellet es un combustible 100% renovable y muy económico.

Baja las persianas por la noche, cuando desciende la temperatura, y súbelas por la mañana, para aprovechar el sol que entra por las ventanas: templará los espacios.

Evitar cubrir radiadores y caldera. Hay que dejar estos aparatos sin tapar del todo para optimizar su rendimiento al máximo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO