Cuidados de las margaritas

Esta planta, llena de color, es perfecta tanto para interior como para exterior, ya que es decorativa y muy sencilla de cuidar. Te contamos qué hacer para tenerla sana y con muchas flores.

image
D.R.

Nadie diría que Leucanthemum vulgareo Chysanthemum Leucanthenum es el nombre latino de una flor tan popular como la sencilla margarita. Aunque hay que decir que no se puede hablar de una sola especie, ya que hay una gran cantidad de variedades con diferentes tamaños, tipos de flor y amplia gama de color, aunque el más común es el blanco. Se encuentran margaritas prácticamente en todo el mundo, por lo que es difícil decir exactamente su procedencia. En España, la más común es la perteneciente a la variedad Chysanthemum frutescens, que procede de las Islas Canarias y que tiene flores de 3 a 5 cm de diámetro. En todos los casos se trata de una planta arbustiva y tallos leñosos, que puede alcanzar diferentes alturas y tener flores más o menos grandes, según la variedad de que se trate. Es una planta muy decorativa que, como flor cortada también podemos conservarla durante bastante tiempo.
¿Qué hacer para que la planta dé más flores?
La época de floración de ésta va de primavera a otoño y florecerá más si quitas las flores en cuanto empiecen a marchitarse y la podas en primavera. Además de conseguir que tenga más flores, la planta crecerá más tupida.
¿Qué hay que tener en cuenta al comprar una planta de margaritas?
Muy importante es comprobar que las hojas de los tallos estén bien verdes y firmes y que no haya ninguna estropeada o amarilla (síntoma de posibles plagas). También es importante que tenga muchos capullos y flores abiertas, porque hay veces que si están muy cerrados, con la sequedad interior no llegan a abrirse.
¿Se puede plantar en el exterior una margarita que se ha comprado para el interior?
La margarita es una planta tanto de interior como de exterior, por lo que no hay ningún problema para trasplantarla a una jardinera de la terraza o al jardín. Únicamente hay que tener en cuenta que hay que plantarla a bastante profundidad, dejar un mínimo de 20 cm entre planta y planta y comprobar que hay un buen drenaje.
¿Se estropea la planta si se cortan las flores para hacer un centro?
La planta no se estropea, pero si cortas muchas flores, te puede quedar fea, ya que estará poco tupida. De todas formas, puedes hacer bonitos centros utilizando directamente la maceta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

TRUCOS PARA QUE LOS RAMOS DE FLORES CORTADAS DUREN MÁS

Esta flor dura muy bien diez días como mínimo en un jarrón, si sigues estos sencillos consejos:
. Corta el tallo en diagonal y arranca todas las hojas verdes que vayan a quedar sumergidas en el agua.
. Si las pones sujetas en espuma verde, de venta en jardinerías, y ésta bien húmeda dentro de un plástico, te durarán mucho tiempo y, además, podrás controlar mejor la forma que desees dar a tu centro.
. No pongas el centro en un lugar donde le dé el sol directamente, pues se quemarían las hojas y las flores.

FICHA TÉCNICA:

D.R.

Luz: El lugar idóneo para la planta es a pleno sol, aunque también crecerá perfectamente en semisombra.
Temperatura: La mejor temperatura para un buen desarrollo es entre 15º C y 25º C, aunque se adapta bien tanto al frío como al calor, incluso heladas.
Riego: Hay que hacerlo regularmente en verano cada 2 ó 3 días y en invierno cada 15 días, evitando encharcamientos.
Abono: Para obtener una buena floración con colores más intensos y buen crecimiento, abona con un fertilizante equilibrado específico, durante toda la floración.
Consejo: Si ves que los tallos crecen mucho y con el peso no se mantienen rectos, entierra una vara junto al tallo y sujétalo a ésta con cordón o alambre fino, así crecerá bien recto.

PROBLEMAS MÁS COMUNES:

D.R.

Se trata de un tipo de flor muy resistente, por lo que es difícil que sufra alguna plaga. Es más sensible a los pulgones, pero basta utilizar un insecticida específico, en floristerías y viveros, para solucionar el problema. Si está en exterior, puede ser atacada por los caracoles.
. Las hojas están marchitas. Esto se debe a falta de agua. Riegue abundantemente, pero sin que se encharque el lugar donde está la maceta.
. Las flores duran muy poco. Esto suele suceder cuando hace demasiado calor, así que traslada la planta a un lugar menos soleado o más fresco.
. Los capullos no se abren. El problema suele ser que le falta luz natural, o que cuando se compró la planta los capullos estaban demasiado verdes y no han tenido suficientes nutrientes para que se abran del todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas