Hortensias: llena tu casa de flores

Aunque en origen es de exterior, esta planta permite ser cultivada dentro de casa, para disfrutar, de este modo, de sus preciosas flores.

image
D.R.

Esta planta, que procede de Japón y llegó a Europa a finales del siglo XVIII, es un arbusto de hoja caduca con flores que crecen en racimo y pueden llegar a tener 25 cm de diámetro. En el exterior sobrepasa el 1,5 m de altura.

¿Cuánto suele durar dentro de casa?
En maceta, alrededor de cuatro años, aunque puedes sacar esquejes para tener plantas jóvenes. En la terraza mucho más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿El mejor momento para comprarla?
Ahora es una buena época, ya que empieza a florecer. Compra ejemplares con hojas y tallos sanos y sin manchas y con las cabezuelas bien compactas.

¿De qué depende el color de las flores?
La mayoría de las hortensias son de flor rosa, aunque hay algunas especies con flor blanca. La calidad del suelo influye en la intensidad de los tonos. Las flores azules son en realidad rosas que, al regar la planta con sulfato de aluminio, cambian su color. En las floristerías venden un producto para conseguir esto, se llama “azulador de hortensias”. Las especies con flores blancas no cambian de color.

¿Cómo se puede conseguir que la planta dé más flores?
Podando a finales del invierno. Pero quita sólo las ramas que hayan dado flor y las que estén estropeadas. También conviene que cambies la planta de maceta cuando la antigua se quede pequeña, y renueves la tierra para que la hortensia florezca con más intensidad.

¿Dónde es mejor colocar en casa este tipo de planta?
En una habitación que tenga buena ventilación y un ambiente fresco. Ten cuidado en invierno con la calefacción, ya que no aguanta bien las altas temperaturas.

¿Es conveniente cortar las flores cuando ya se han secado?
No es absolutamente necesario, ya que esto no influye en la floración del año que viene, y, además, las hortensias secas son muy decorativas.

TRUCOS:
Para que duren más los ramos de flor cortada:
- Corta los tallos en oblicuo y haz dos cortes en cruz al final. Así, la flor absorbe mejor el agua.
- Añade una cucharadita de azúcar; es un nutriente.
- Pulveriza con agua fresca las flores una vez al día y protégelas de las corrientes.

FICHA TÉCNICA:

Publicidad - Sigue leyendo debajo

LUZ
Necesitan mucha luz, ya que si no reciben la suficiente las hojas se ponen amarillas. Ponla en una habitación muy iluminada pero no en el sol, ya que se quemaría. Si la sacas al exterior, ponla en la sombra; sólo en el norte aguanta el sol directo.

TEMPERATURA
A esta planta no le gusta el calor, así que ponla en sitios frescos y, en cuanto empiece a hacer calor, pulveriza con agua las hojas. Si en época de floración sobrepasa los 20ºC dejará de florecer.

RIEGO
Se la conoce como la amante del agua. Necesita mucha humedad; hay que regarla en abundancia cada día cuando está en flor. Es importante que tenga un buen drenaje para evitar que se encharque. Cuando llueva, pónla bajo la lluvia.

ABONO
Cuando la planta esté en flor, debes añadir al agua de regar abono líquido cada diez días.

D.R.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Cuando la planta se ha hecho bastante grande es complicado cambiarla de maceta, por lo que la mejor forma de darle a la hortensia los nutrientes que necesita y que se mantenga sana y con mucha flor, es seguir los siguientes pasos y consejos:

1. Retira todas las malas hierbas que tenga, los tallos viejos, débiles y ennegrecidos, el musgo, etc., asegurándote de que sólo quedan los tallos sanos.

2. Con la ayuda de un rascador, elimina toda la tierra que puedas. Sigue hasta que veas que van apareciendo las primeras raíces nuevas y fuertes.

3. Rellena con tierra nueva enriquecida con nutrientes o sustrato orgánico. Prensa bien para que quede firme y luego riega en abundancia.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

D.R.

LOS TALLOS SE CAEN PORQUE LAS FLORES PESAN MUCHO. La solución es sencilla: pon unas guías que sirvan de soporte a los tallos. Clava las guías en la tierra y sujeta los tallos con mucho cuidado para no romperlos.

LAS HOJAS AZULES SE VUELVEN OTRA VEZ DE COLOR ROSA. Es porque no se está regando con el agua adecuada. Compra “azulador de hortensias” y añádelo al agua de riego, siguiendo las instrucciones que indica el fabricante en el envase.

LAS HOJAS JÓVENES TIENEN MUCHOS INSECTOS. Para acabar con los pulgones, utiliza antipulgón o un insecticida.

LAS HOJAS SE VUELVEN AMARILLAS. La planta tiene clorosis, o sea, tierra con exceso de cal o agua calcárea. Para solucionarlo, en floristerías y viveros encontrarás productos ricos en hierro. Para que no vuelva a ocurrir, utiliza tierra de brezo y riega con agua descalcificada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas