Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cómo deshacerse del desorden con valor sentimental

Consejos de los expertos sobre qué hacer con los artículos que ya no te sirven, pero que todavía tiene valor sentimental para tí.

Si tienes tendencia a guardarlo todo, la acumulación puede ser un verdadero obstáculo, aunque los artículos sean pequeños o insignificantes.

Y cuando las cosas que vas acumulado tienen un valor sentimental, poner orden se vuelve aún más desafiante.

Desde dejar atrás décadas de los dibujos de tus niños hasta deshacerte de 'reliquias' familiares, los expertos en orden y organización nos dan sus consejos sobre cómo despegarte de los artículos con vínculos emocionales...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fotografías

Los artículos sentimentales son los más difíciles de clasificar, explica la Professional Organiser, Ingrid Jansen, por la historia y por la emoción que hay trás ellos.

Y tal vez el más sentimental de todos los elementos son las fotografías.

Ingrid aconseja empezar clasificando las fotos y separarlas de otros elementos como cartas o adornos. Así que, es el momento de pensar cómo quiere ordenarlas.

"¿Te gustaría crear un álbum con las mejores fotos, Colocarlas en marcos para la pared o un tablón? ¿Decide si quieres tener un orden cronológico, por familia, o sencillamente tenerlas todo junto?", Pregunta Ingrid.

"Cuando ayudo a los clientes a categorizar sus colecciones, les resulta más fácil decidir qué quieren conservar y qué quieren hacer con ellas hacer".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por supuesto, hacer copias digitales es una forma de reducir la cantidad de fotos físicas acumuladas, aunque Ingrid no aconseja tirarlas por completo.

"Para las fotos puedes optar por escanearlas y crear carpetas en tu ordenador o en la nube, aunque las copias impresas siempre es la mejor forma para guardarlas", dice.

"Primero descarta todas las borrosas, las fotos de personas que no conoces y las fotos de paisajes, excepto la vista perfecta".

"Las que conserves, puedes guardarlas en un álbum o guardarlas en cajas por años o por vacacioness. Para cada categoría 'menos es más', recuerda. Escoger lo mejor de lo mejor te hace apreciar lo que tienes".

Ingrid también cree que es importante meterte con los elementos más sentimentales después de que haberte dedicado a ordenar otros menos emotivos.

"De esta manera, cogerás la confianza necesaria para tomar decisiones buenas y sólidas cuando llegues a la categoría sentimental más difícil", dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antiguas obras de arte y trabajos del cole

La experta Helen Sanderson recomienda varias opciones para eliminar objetos muy queridos, como los viejos dibujos de nuestros hijos. Son:

1. Haz fotos
"Ideal para el montón de dibujos y creaciones infantiles: a menudo basta con fotografiarlas y guardarlas como un archivo", aconseja Helen.

2. Enmárcalos
Expón algunas de las pinturas de tus niños, o las viejas fotos familiares, en marcos en la pared. Enmarcar cosas significa darles estatus y valor, por lo que es ideal para aquellas cosas que quieres guardar en tu hogar y en tu corazón".

3. Proyecto creativo
"Escoge las cosas que tienen un significado y conviértelas en algo", aconseja Helen. "Es un poco como reciclar. Por ejemplo, un collage de dibujos de los niños para mostrar".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Artículos que pertenecieron a un ser querido que ha fallecido

"Después de un duelo o el final de una relación significativa puede ser el momento más difícil para hacer limpieza, ya que los objetos pueden representar un puente hacia -o un reemplazo de- la persona que hemos perdido", explica Helen.

"Muchas personas, si se ven obligadas a deshacerse de los objetos, pueden sentirlo como otra pérdida a la que se deben enfrentar, o incluso pueden sentirlo como una ofensa a la persona que se ha ido".

Helen aconseja pedir ayuda con el proceso de limpieza de los elementos posteriores al duelo.

"Tomar decisiones prácticas es muy difícil cuando las emociones están a flor de piel", explica. "Tener a una persona para compartir el dolor, obtener apoyo y hablar puede ayudar a hacer los cambios", añade.

En cuanto a qué hacer una vez se ha decidido qué elementos dejar ir, Helen recomienda establecer un ritual. "Para objetos que tienen un significado más profundo, creo que ayuda liberarlos de una manera significativa", dice Helen. "Crear un pequeño ritual o bendición puede ayudarte a marcar un final, creando un espacio mental y emocional para que lo nuevo entre a tu vida. Algo tan sencillo como una pequeña hoguera o un momento tranquilo con algunas velas e incienso cuando tengas tiempo para sentir lo que necesitas sentir". Usa tu imaginación: no tienes que estar alineado con ninguna fe específica, solo algo que signifique algo para ti".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Reliquias familiares

Sarah McNaught aconseja a todos sus clientes a regalar los artículos no deseados tanto como sea posible. "La valoración es clave para una limpieza exitosa", explica Sarah.

"Regalar un juego de café antiguo a una sobrina recién casada trae más regocijo que el martillo de un subastador. Dona ropa a una tienda de caridad es más gratificante que tirarlos a la basura".

Al regalar a los miembros de la familia, Sarah recomienda establecer algunas reglas. "Crea un chat de grupo de WhatsApp con los miembros de la familia, donde poder regalar al instante un elemento que no quieras conservar antes de deshacerte de él".

"Establece fechas límite de recogida con la familia", añade Sarah. "La procrastinación es endémica al tomar decisiones sobre las pertenencias familiares, por eso animo a los clientes a establecer una fecha y decir:" lo que no se recoja el sábado por la tarde se destinará a obras de caridad / subasta".

Por supuesto, es posible que quieras guardar algunos recuerdos para tí; si ese es el caso, Sarah sugiere ser creativa."Valora tus pertenencias con el ojo de un curador", dice ella. "El bolso de la tía envuelto y embalsamado al fondo del armario puedes usarlo como una obra de arte y colocarlo en una estantería".

Cuando se trata de reliquias familiares, muchas se guardan en el desván. La organizadora personal Kate Ibbotson tiene algunos consejos importantes para abordar esa zona que muchos de nosotros tememos abordar. "Lo ideal es vaciar el contenido del desván y clasificar lo que es para guardar / donar / reciclar / basura... Si esto no es posible, puede que tengas que resolver el problema dentro del desván ", dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Divide la habitación en dos con un lado para los 'artículos para guardar' y el otro para reciclar / donar, etc. Usa máscara, guantes y gafas protectoras para las fibras de polvo".

Empieza por los artículos grandes, de modo que ganes espacio de almacenamiento, así como espacio para trabajar. Psicológicamente te animará a seguir. Deja el papeleo para el final".

Ropa vieja que ya no usas

Para muchos de nosotros, los armarios no son solo un espacio para colgar nuestra ropa del día a día, sino también un lugar para guardar prendas nostálgicas que no hemos usado en años.

Pero Annmarie O'Connor, autora de la guía de autoayuda de vestuario The Happy Closet, no cree que sea buena idea.

"Cuando empiezas a aferrarte a la ropa que ya no te sirve, te estás permitiendo inconscientemente volver a los viejos hábitos. Todo lo que la negación está haciendo es impedirte el crecimiento real", dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La experta Sally Walford aconseja recordarse a sí mismo que deshacerse del objeto en sí no significa que se esté olvidando el recuerdo que tiene para tí. Pero si realmente estás luchando por eliminar ciertas prendas sentimentales,sugiere usarla para una colcha (una colcha de retales, reciclada). Una búsqueda rápida en Google y verás cómo acerlas.

Haz una "caja de memorias"

Ingrid cree que hacer cajas de memoria es una buena forma de ser selectivo con los objetos sentimentales que quieras conservar.

"Encuentra una bonita caja decorativa y empieza a recolectar todos los detalles de la casa. Luego organiza y ordena, guardando algunos elementos especiales en tu caja.

"Puedes hacerlo en una ocasión muy especial, como una boda, por ejemplo. Para los niños, puedes tener una caja de memoria con dibujos, otra con recuerdos especiales y otra con artículos escolares.

"Asignar una caja para cada categoría delimita cuánto podrás guardar, antes de empezar a acumular todos los recuerdos".

Fotos: Getty

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa