Las 6 reglas de oro para mantener el orden en casa

Un hogar ordenado es sinónimo de armonía, bienestar y organización. Para lograr este propósito, debemos cumplir una serie de reglas. ¿Te apuntas al reto?

Salón ordenado
Micasa

En más de una ocasión hemos entrado en casa y nos encontramos la ropa en la silla y sin doblar, las revistas amontonadas, algunos artículos personales ocupando espacio encima de la mesa, una silla que cojea por no haber apretado bien los tornillos, etc. Son situaciones que nos ponen nerviosos; por eso, queremos mostrarte las 6 reglas de oro para mantener el orden en casa.

Lo más importante es que integremos estas medidas en las rutinas diarias. Es una forma de coger el desorden por los cuernos, deshacerte de él y (lo más importante) evitar que vuelva. Al fin y al cabo, no somos los únicos inquilinos de la casa, por lo que se convierte en un deber de todos el mantener en buen estado cada una de las habitaciones.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

1. La regla de los 2 minutos

En Getting Things Done, el método de organización desarrollado por el consultor en productividad David Allen. Este experto recomienda realizar, en el mismo momento en que aparecen, aquellas actividades que pueden ser completadas en menos de dos minutos, una forma muy interesante de preparar la casa cuando vuelve la rutina.

Por ejemplo, el problema del tornillo del que hablábamos antes, puede resolverse con solo ir a por un destornillador y apretarlo (en menos de dos minutos), terminando esta tarea y dejando tu mente y tu tiempo libre para otras de mayor importancia. Estas actividades tan sencillas, si no se resuelven cuanto antes, van acumulándose y se convierten en un problema mucho mayor.

2. La regla de los 5 minutos

Esta idea, en principio inofensiva (5 minutos de nuestra vida en el fondo no son nada), activa en tu mente un mecanismo que te incita a seguir trabajando en este asunto hasta resolverlo por completo; además, te ayuda a recoger y limpiar la casa.

Nuestro cerebro se resiste a dejar tareas empezadadas e inacabadas y hace que pensemos en ellas hasta que las concluimos. Así que, ya sabes, la próxima vez que estés remoloneando para no ordenar el trastero, piensa que solo vas a ponerte manos a la obra durante unos minutos y ordenar tu casa en tiempo express.

Micasa

3. La regla de 1 por 1

Si tu problema es el desorden debido a la acumulación de objetos, imprime esta regla en un papel y pégala en todos los rincones de tu casa que son susceptibles de convertirse en un depósito. En realidad, esto puedes adaptarlo a todas las estancias de tu casa: las tazas de desayuno que abarrotan los armarios de la cocina, las revistas que se apilan en tu salón, las fundas nórdicas que luchan por respirar en el cajón de la ropa blanca...

4. La regla de 365 días

Quizás hayas leído la norma anterior y hayas dicho "ok, no dejaré que nada entre sin dejar que algo salga antes, pero, ¿qué hago con los montones de cosas que ya tengo?". Pues bien, puedes aplicar esta norma que recomienda lo siguiente: eliminar de tu vida todo aquello que haga más de un año que no usas.

Coge una bolsa grande y radiografía tu hogar buscando todo lo que no haya sido útil durante los últimos 365 días y recíclalo, dónalo o tíralo. Sin contemplaciones.

Micasa

5. La regla de las 5 superficies

La encimera y el fregadero de la cocina, la mesa en la que comes, la repisa del baño y el suelo del salón. Estas son las cinco superficies a las que los expertos del orden recomiendan dedicar algunos minutos cada noche para dejarlas limpias y despejadas antes de irnos dormir.

Nosotros añadiríamos también la mesa de centro del salón, un lugar muy propenso también a acumular cosas. Hacerlo no te llevará más de 10 o 15 minutos. De esta manera, el mero hecho de despertarte y encontrar una casa limpia y ordenada supondrá empezar tu día con buen pie.

6. La regla de un solo toque

De todas las que hemos probado, esta es la regla más difícil de integrar a nuestro día a día, pero, sin duda, es la más efectiva. Consiste en tocar solo una vez las cosas y no dejarlas hasta que estén en su sitio, como si tuvieran un pegamento que te impide soltarlas hasta que no te has hecho cargo de ellas. En otras palabras, una manera diferente de ordenar la casa con estilo.

Un ejemplo muy claro es el siguiente: recoges las cartas y, en lugar de dejarla en la mesa de la entrada, archivas lo importante y reciclas lo que no interesa. Del mismo modo, no hay que abandonar la ropa cada noche en una silla y encargarte de ella por la mañana: la sacudes, doblas y guardas en el armario nada más quitártela; en el fondo, esta es una de las soluciones prácticas para guardar la ropa.

¿Te animarías a probarlas en casa? A nosotros nos costó un poco, pero una vez conviertes estas normas en una rutina, las haces de forma automática.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa