Reto: ¿aguantarías un mes sin quejarte?

Dos amigos estuvieron sin quejarse por cosas cotidianas durante febrero y aseguran que su estado de ánimo cambió radicalmente. Ahora nos invitan a probar a nosotros. ¿Te animarías?

El frío que hace, el bebé que ha llorado toda la noche y que no te ha dejado dormir, el atasco que has encontrado esta mañana, aquella mujer que te empujó en el metro... ¿Estas pequeñas molestias de las que nos quejamos (consciente o inconscientemente) casi todos los días provocan que estemos de mal humor y que seamos más pesimistas? Esta fue la pregunta que se plantearon dos amigos, Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims, en 2010. Mientras trabajaban juntos en un proyecto bastante complicado, uno de ellos (no desvelan cuál) no dejaba de quejarse y el otro le sugirió que se callara un mes. Este "consejo" fue el germen que dio lugar a su iniciativa Complaint/Restraint, que nos propone dejar de lamentarnos por nimiedades para "tener una vida más feliz y positiva". Y eligieron febrero por ser el mes con menos días y hacerlo lo más corto posible. Chicos listos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El primer objetivo que buscan es que seamos conscientes de la cantidad de veces que gimoteamos cada día. "Quejarse es genial. Necesitamos desahogarnos de vez en cuando. Pero muchos de nosotros exageramos. A veces. Durante este mes, puedes ver la vida desde un lado más positivo y aprender más de ti", explican en su web y nos invitan a hacer algunos cambios: "El viernes, cuando quedas con tus amigos después del trabajo y te preguntan cómo ha ido tu semana, ¿por qué no hablarles de esa cena tan maravillosa que tuviste con tus padres o tu pareja en lugar de quejarte de lo ruidoso que es tu compañero de oficina? ¿Por qué no hablar de lo bien que te sentó el notar el viento en la cara el jueves por la mañana en vez de lamentar el frío del invierno?". También aclaran que su proyecto va destinado solo a las pequeñas molestias del día a día que no podemos cambiar y admiten que hay gente con problemas serios y con la necesidad de desahogarse, animándoles a buscar ayuda para hacerlo.

Después de probar aquel 2010 a no quejarse, aseguran que se sentían más felices y no tan quemados con su rutina y decidieron compartir su proyecto con el mundo creando una web en la que puedes inscribirte y que, cuando llega febrero, te recuerda que no debes quejarte durante los siguientes 28 días. Ya son 5.750 las personas que se han apuntado. ¿Te animarías tú? ¿Te ves capaz de hacerlo?

#ComplaintRestraint
www.complaintrestraint.com
Fotografía de portada de Affari

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas