Se abre la batalla contra los mosquitos

La estación estival es la favorita por los incómodos mosquitos para hacernos la vida imposible a través de sus picaduras. Eso sí, ten a mano estos trucos porque este año, la guerra la ganas tú. 

Más allá de las soluciones eléctricas y los repelentes químicos que nos dejan oliendo a un intenso perfume durante todo el día, existen otras soluciones caseras a las que puedes echar mano en el caso de desesperación extrema.

Las plantas aromáticas funcionarán de perfecto repelente así como de ambientador natural. Colocado en el alféizar de los dormitorios puede ser una buena barrera para impedir la entrada a estos molestos enemigos con alas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las personas que resultan más atrayentes, tienen más difícil su huída. Así como las embarazadas, cuyo torrente sanguíneo resulta realmente apetecible para los mosquitos de verano. A todos ellos les recomendamos tener junto a la cama, en el sofá o en las terrazas, soluciones como un centro de limones repleto de clavos. El olor de esta especia actúa de repelente natural y dicen de él que es el más eficaz de todos.

Con clavo puedes hacer también otra infusión que les resulta desagradable y es eficaz para nosotros: mezcla champú para bebés en 1 litro de agua y unas 30 unidades de clavo con olor. La mezcla podrás aplicarla en tu piel en sustitución de los repelentes químicos dermatológicos.

Y por si fuera poco, también puedes acudir a otros como el eucalipto, algo que los mosquitos odian. Para ello, mezcla unos 250 gramos de hojas de eucalipto en 1 litro de agua. Hierve durante media hora aproximadamente y cuando esté aún caliente, vierte la mezcla en un vaporizador para rociar las zonas más críticas de la casa donde suelen anidarse: marcos de puertas y ventanas.

Puedes hacer la misma mezcla en agua utilizando otros ingredientes como la manzanilla, en este caso, para aplicar en la piel o la lavanda, con la que además tendrás un olor extra delicioso.

En la terraza, unas velas de citronela no vendrán nada más para esas noches en las que quieren impediros la tranquilidad a toda costa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar