¿Estudias o trabajas? Un hotel en Ámsterdam

Si viajas a Ámsterdam por placer o trabajo, tienes que visitar el sorprendente The Student Hotel, un nuevo concepto de establecimiento que ofrece alojamiento a viajeros de negocio, ocio y estudiantes. Allí podrán disfrutar de espacios comunes donde inspirarse, formarse y hacer amigos. Y todo ello a solo tres paradas de metro de la Estación Central de Ámsterdam, en pleno centro histórico de la Vencecia del Norte.

En un tranquilo barrio de la ciudad, con preciosas casitas unifamiliares con fachadas de ladrillo, vistas a uno de los grandes canales y múltiples jóvenes que se desplazan en bicicleta —como no podía ser de otra manera en Ámsterdam— se encuentra el nuevo The Student Hotel, un establecimiento que sorprende ya desde el exterior. El hotel se erige en las antiguas instalaciones en las que años atrás se imprimía el periódico holandés Trouw y Parool, un edificio restaurado por completo, con habitaciones modernas y espaciosas, que cuentan con todo tipo de comodidades, lógico en un alojamiento de su categoría. Pero además, incluyen detalles curiosos y ajenos a otros hoteles, como pueden ser postales con frases motivadoras, folletos informativos y noticias sobre los muchos eventos planificados por la organización y cuyo objetivo es que los huéspedes se conozcan y puedan disfrutar juntos de una experiencia diferente en una ciudad única.

Del diseño interior, la arquitectura e, incluso, la identidad visual se encargó el estudio creativo holandés ...,staat , para quienes el reto consistió en que los huéspedes se sintieran realmente como en su propia casa y que los estudiantes disfruten al máximo de la que, probablemente, va a ser la época más inspiradora de sus vidas.

Entre sus 571 habitaciones las hay dobles, sencillas, suites, mini apartamentos con cocina… pero también espacios para estudiar o trabajar y áreas para desarrollar una agradable vida social que forman parte de su propuesta, en la que también destaca el restaurante The Pool, concebido por Bunmi Okolosi, y con una carta de inspiración mediterránea con una selección de tapas incluida.

Tres espacios de co-working, un gimnasio, aulas, un área común con cabinas para Ted Talks, salas de juegos, una biblioteca y aulas universitarias junto a salas de reuniones para profesionales, completan la extensa oferta de este singular alojamiento, mitad gran hotel, mitad colegio mayor.

Además, los huéspedes pueden hacer uso de una de las 600 bicicletas que encontrarán a su disposición en un curioso párking y que constituyen el medio de transporte básico en esta ciudad.

Jóvenes estudiantes de toda Europa pueblan los pasillos de The Student Hotel y cuentan con la posibilidad de alquilar una de sus habitaciones durante todo el periodo lectivo a un precio especial y al tiempo, sus familiares y amigos tienen la posibilidad de visitarlos y pasar unos días con ellos en un mismo espacio, aunque en una habitación de diferentes características y con precios que oscilan desde 50 hasta 250 €.

Diseño, confort, diversión y calidad de vida se citan en este nuevo concepto de alojamiento que pertenece a un grupo liderado por el escocés Charlie MacGregor, y que ya cuenta con siete hoteles en toda Europa, dos de ellos en Barcelona, y con más de quince en construcción. Ya puedes estudiar la posibilidad de visitar alguno de ellos…

www.thestudenthotel.com
www.staat.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vida de estudiante

Los muebles y complementos están inspirados en los del típico cuarto de una residencia de estudiantes y el escritorio es el gran protagonista en todas las habitaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para sentirse en casa

Las habitaciones del hotel son modernas y espaciosas, y cuentan con máquinas de café y té, artículos de tocador y grandes y cómodas camas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles personales

Cada dormitorio está decorado con simpáticos pósters y mensajes motivadores que te hacen sentir único, como si nadie antes hubiera ocupado esta habitación. Sus colores llamativos contrastan con los muros grises, que hacen las veces de lienzo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buenas vistas

La luz es fundamental, especialmente en los países del norte de Europa, que tienen que aprovechar al máximo cada rayo de luz. En los dormitorios destacan los amplios ventanales con vistas a un barrio encantador, poblado por estudiantes de todos los países.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Te invito a cenar

Algunos dormitorios cuentan con pequeñas cocinas equipadas con lo necesario para una cena informal o una comida ligera. Ideal para terminar una agotadora jornada de turismo o de trabajo en la ciudad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Práctico y funcional

El cuarto de baño, equipado con cabina de ducha, cuenta con todo lo necesario para el aseo personal. Los revestimientos, en pizarra negra, contrastan con los sanitarios blancos. Un binomico bicolor muy acertado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bienvenidos!

En la recepción destaca el amarillo, uno de los colores corporativos de The Student Hotel, y la bicicleta en este mismo tono, que es casi un símbolo de la ciudad. Los recepcionistas, un equipo joven y multirracial, visten de forma informal y se aseguran de prestar su ayuda a todos los huéspedes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de estilos

El lobby, muy amplio y cómodo, está dividido en diferentes áreas. Es clara la intención de transmitir energía y para ello se ha utilizado una original mezcla de piezas de diseño, nuevas y vintage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estamos en contacto

Las zonas comunes están especialmente pensadas para proporcionar un entorno apto para las relaciones sociales e intelectuales en un periodo muy atractivo en la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Game time

A veces la inspiración llega en los momentos de relax... Por eso se ha organizado una cuidada zona de ocio y juegos, que se verá incrementada próximamente con la construcción de un club deportivo con piscina olímpica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Intercambio de opiniones

Biblioteca y cabina para TED Talkss. En este círculo mágico se acude para asistir a charlas con ponentes muy variados, que ofrecen su visión sobre diferentes ámbitos profesionales y vitales. Toda una oportunidad para la formación de jóvenes y adultos con ganas de aprender.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Vamos a la piscina?

The Pool es el sugestivo nombre del restaurante del hotel. La explicación a este apelativo se encuentra en las sensaciones que transmite la palabra: reunión, fiesta, diversión, relax... así es como quieren en The Student Hotel que nos sintamos en el local liderado por Bunmi Okolosi y de clara inspiración mediterránea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todos juntos

Clásico en los locales europeos, además de mesas individuales, el local cuenta con otras más amplias y bancos corridos que permiten compartir experiencias con huéspedes y estudiantes de todos los países del mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rico rico

La oferta culinaria, aunque nos parezca sorprendente, incluye un menú de inspiración mediterránea y una extensa y cuidada carta de tapas. ¡Olé!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cálido y confortable

Los materiales: azulejo, madera, metal, se han combinado de forma acertada para transmitir un ambiente cálido y relajado y, aunque prima la estética factory, hay elementos lúdicos que nos trasladan a Miami Beach.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buenos días, buen provecho

El desayuno está compuesto por un exquisito bufé en el que no podían faltar los dulces, pero éstos conviven con tostadas, aceite y tomate... ¡Te sentirás como en casa!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con vistas

El local, con una amplia cristalera a la calle, invita a adentrase en su cómodo interior. Destacan las sillas, una reinterpretación más de la Thonet, teñidas en cálidos colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Te veo bien

Dos sillas de socorrista presiden una zona del restaurante y nos recuerdan que este es un espacio fun friendly.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El color púrpura

Además de desayunar, comer o cenar en The Pool se pueden disfrutar de deliciosos cócteles y animadas reuniones, como la que se celebró con motivo de la inauguración del hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Me gusta lo que veo

Toda una declaración de intenciones: A todo el mundo le debería gustar todo el mundo. Esa es la actitud que se respira en todo el hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vamos al gim!

El gimnasio, para uso de huéspedes eventuales y estudiantes, está completamente equipado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La fachada

El edificio que hoy alberga el hotel era un antiguo periódico y se ha renovado por completo hasta transformarlo en el confortable alojamiento que es hoy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vamos de terrazas

Hay que aprovechar los momentos de sol y en Holanda aún más; por eso, el restaurante del hotel cuenta con una terraza, poblada por hamacas, que nos transporta a paisajes cálidos y playas lejanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles