Hotel El Paraíso Escondido

La belleza del Alentejo portugués se ha instalado en este hotelito, El Paraíso Escondido, concebido para compartir la calma que emana de la naturaleza y del excelente trato de sus propietarios; un destino diferente con toda la garantía de desconexión.

Las obvias raíces alentejanas se entrelazan con un curioso aire asiático en este cautivador hotelito portugués que nos ha enamorado. Es el Paraíso Escondido, un nombre más que apropiado para esta casa de campo particular que sus dueños quisieron transformar en un alojamiento muy especial, de tan solo 5 habitaciones, donde compartir la tranquilidad que ofrece rodearse de un entorno de colinas ondulantes y cielos estrellados, alejados de la bulliciosa ciudad y, por supuesto, de las prisas cotidianas. Aquí se llega para quedarse, para saborear cada minuto como propio y para disfrutar del equilibrio que da vivir unos días en plena naturaleza.

Ubicado en una finca de 8 hectáreas, el hotel se sitúa en una casa de una planta, de estilo alentejano, que acoge cuatro espaciosas habitaciones dobles, con salida directa al jardín o al patio. Una pequeña construcción anexa aloja la quinta habitación independiente. A un paso, la piscina y los jardines refrescan los interiores, incluido el espléndido salón, con zonas de lectura, o el comedor, siempre a disposición de los huéspedes. Una constante sensación de armonía gracias, además, a un cuidado interiorismo resultado de la fusión del estilo rural portugués y las antigüedades asiáticas.

El paisaje despejado, de horizontes limpios y poblado de eucaliptos y alcornoques, invita a participar del entorno, visitar la huerta orgánica —proveedora de sabrosas hortalizas eco— y el pequeño lago que se encuentra en la finca. Un ejercicio programado para ir despacio, recrearse paseando o relajarse en su centro de bienestar con spa y tratamientos personalizados o deleitarse en la zona de talleres y demostraciones que ofrece el hotel. Un paraíso recuperado para perderse y encontrar ese equilibrio emocional que da la felicidad plena. 

Dirección: El Hotel Paraíso Escondido se encuentra en Casa Nova da Cruz, 7630-568 en São Teotónio, El Alentejo (Portugal). Las coordenadas para GPS son N37°29.763’ W8°39.072’
Teléfono: +351 912 470 206.
Web: www.paraisoescondido.pt
Correo: info@paraisoescondido.pt

Habitaciones: El hotel cuenta con 4 habitaciones dobles y una suite a partir de 100 € la noche con el desayuno incluido. La estancia mínima en temporada baja es de 2 noches y en temporada alta, de 3 noches. Los huéspedes podrán disfrutar de comidas o cenas bajo demanda elaboradas con productos de la zona y vegetales de su huerta orgánica.

ACTIVIDADES EN TORNO AL HOTEL
- La región del Alentejo portugués, donde se encuentra el hotel Paraíso Escondido, ofrece una amplia oferta de entretenimiento con actividades tanto culturales como deportivas.
- Destacan los itinerarios que recorren castillos, fuertes, atalayas y villas fortificadas que salpican todo el paisaje de esta zona portuguesa como recuerdo de la reconquista del país.
- La región, además, es perfecta para la práctica de infinidad de deportes de multiaventura, náuticos en las zonas junto a la costa, o en plena naturaleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hotel en plena naturaleza

El Paraíso Escondido se encuentra en una amplia finca con colinas, bosquecillos e, incluso, un pequeño lago. En el centro, una gran casa de campo, típica del Alentejo, acoge la mayoría de las habitaciones con salida directa al jardín de la piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones orientadas a los patios posteriores

Cuentan con una pequeña zona exterior de uso privado. Un pequeño lujo que muchos solicitan expresamente con el fin de disfrutar en solitario de un ambiente al aire libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones dobles

Las habitaciones, todas dobles, muestran interiores frescos y muy luminosos. Ambientes amplios y cómodos orientados, igual que el resto del hotel, a la plena satisfacción del huésped.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desayuno ecológico

Los desayunos incluidos en la estancia se basan en los productos ecológicos y artesanales; desde huevos recién recogidos hasta panes y bollería casera sin olvidar las frutas de la finca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor del hotel

El comedor se plantea como un espacio común que invita a largas sobremesas. Ubicado en un gran salón con cristaleras de abertura completa, permite transformarlo en un ambiente de verano sin necesidad de trasladar ningún mueble al exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina del hotel

Durante los meses de buen tiempo, relajarse junto a la piscina es un verdadero placer. También destaca su centro wellness con masajes y tratamientos maravillosos y muy variados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidados detalles

Detalles que solo permite un hotel pequeño, parte de su éxito. Flores frescas, desayunos caseros y la gran simpatía de sus dueños incitan al visitante a repetir experiencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidada decoración del hotel

Transmite paz y armonía a base de maderas y colores bien escogidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Interiorismo cálido

Puntuales toques de color alegran las habitaciones. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidada decoración

En la pared de algunos cuartos de baño, en forma de almohadones, mantas o, simplemente, de flores frescas forman parte innegable de un interiorismo con encanto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles