Hotel A Serenada

En su perfecta ubicación, entre el campo y la playa, reside el principal atractivo de A Serenada, un hotelito portugués con interiores muy mimados.

A tan solo 13 km de las espléndidas playas del Alentejo Portugués se alza majestuoso A Serenada; un hotel inaugurado hace un año donde se fusionan elementos vanguardistas y tradicionales en perfecto equilibrio. Ubicado en lo alto de las colinas de Grândola y rodeado de 23 hectáreas de viñedos, este alojamiento ofrece a sus visitantes exquisitos vinos de la zona además de sabrosos desayunos en la adyacente Casa do Monte, un edificio antiguo remodelado, de innegable encanto.

La propiedad, en manos de la misma familia desde sus orígenes, fue remodelada para proporcionar discreción y privacidad a sus visitantes; por eso, tan solo cuenta con cuatro habitaciones en las que el diseño y el estilo rústico coexisten en perfecta armonía. Una atractiva invitación al descanso y la desconexión reforzada por la presencia de zonas comunes cálidas y confortables: como el salón-comedor con chimenea, para las tardes más frías, y la espectacular piscina, para las más calurosas, o su preciosa biblioteca. A Serenada lo tiene todo para convertirse en la perfecta escapada.

ACTIVIDADES EN TORNO AL HOTEL
- La belleza del paisaje del Alentejo portugués invita a pasear a pie, en bicicleta, a caballo, etc; las carreteras municipales, a pesar de la ausencia de carril bici, son excelentes para el cicloturismo. En los ríos, en las albuferas y en la costa se pueden practicar, además, múltiples actividades náuticas, así como paracaidismo, parapente o paseos en globo. 
- Para los que prefieren el turismo cultural, podrán disfrutar de la bella Lisboa, a tan solo una hora de coche, o de la histórica ciudad de Évora, declarada patrimonio de la humanidad.

DATOS DE INTERÉS
- Dirección: El hotel A Serenada está en RIC 1265, Outeiro André, Sobreiras Altas, Grândola (Portugal).
- Teléfono: +351 269 498 014
www.serenada.pt 
- Correo: reservas@serenada.pt
- Coordenadas: 38º 11’ 54’’ N/ 8º 39’ 25’’ O
- Habitaciones y precios: El hotel dispone de 4 habitaciones diferentes cuyo precio por noche es desde 75  hasta 100 € en temporada baja y desde 85 hasta 125 € en temporada alta con IVA incluido. La estancia para menores de tres años es gratuita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Qué vistas!

La panorámica de las terrazas y balcones de
A Serenada se convierte, al caer el sol, en un espectáculo impresionante.

La gran extensión de viñedos que rodea la casa y el mar en el horizonte son dignos de contemplar en cualquier momento del año. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Disfruta del paisaje

Por supuesto, el paisaje y los alrededores del hotel son un especial atractivo para
los amantes de la naturaleza.

Un entorno maravilloso apto para descubrir practicando el senderismo o bien llevando a cabo rutas en bicicleta. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincones cálidos

Todo está pensado y preparado para que el visitante se sienta como en su casa. De entre todos los rincones, el creado junto a la chimenea tiene especial aceptación al finalizar la jornada, cuando se puede saborear una copa de vino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles en madera

El salón principal cuenta con varios ambientes diferentes para acoger a todos los huéspedes y velar por su privacidad.

Aquí la decoración está muy mezclada, con una iluminación romántica y muebles sólidos de madera en el mismo espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baños

Aún con la sutil presencia de ciertos elementos rústicos, los cuartos de baño destilan modernidad.

Todos disponen de una amplia ducha con un moderno rociador, secador de pelo, zapatillas, productos de higiene y cosmética de cortesía. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones

Las cuatro habitaciones están bautizadas con nombres de uvas de la zona, en homenaje a los viñedos presentes en la finca.

Son espacios bastante amplios, entre 15 y 21 m2, decorados con el encanto típico de las casonas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tocador romántico

Algunos, incluso, cuentan con coquetos rincones de tocador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bien iluminado

La iluminación juega un papel fundamental
a la hora de crear ambientes cálidos y sosegados en las zonas comunes del hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como en casa

La combinación de lámparas de techo, de 
estilos y diseños muy variados, con modelos 
de mesa de luz ambiental y, por supuesto, todo reforzado por la tenue iluminación del fuego, crean una atmósfera sugerente que embriaga los sentidos y facilita la desconexión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles