La casa de los Tomillares

La Casa de los Tomillares, en Gredos, reproduce la belleza de las haciendas de campo provenzales en un entorno espectacular, que invita a una estancia bucólica y relajada. 

Enmarcado por las cimas pedregosas de la Sierra de Gredos, los robledales y encinares de sus laderas y las innumerables aves de la zona, abre sus puertas La Casa de los Tomillares; un hotel inspirado en las haciendas rurales y concebido como tal, con la clara intención de transmitir sensación de hogar, sin renunciar a las comodidades de los grandes hoteles. De su proyecto, iniciado hace años por su propietaria —decoradora y anticuaria de profesión— surge un espacio casi mágico donde aislarse del mundo.

La idea original era construir una casa de campo acogedora y convertirla en lugar privilegiado de encuentro familiar para ellos y sus seis hijos; el paso del tiempo y el sueño de regentar un hotelito con encanto derivaron en lo que es hoy, un alojamiento único, encantador y repleto de pequeños detalles. Actualmente se ofrecen ocho habitaciones de decoración mimada, tranquila y marcada inspiración provenzal, equipadas con muebles antiguos franceses, algunos de ellos a la venta, y suaves gamas de color entre tierra y lavanda. Se suma a la calidez de cada espacio las vigas vistas de los techos y las magníficas vistas que se puede admirar desde todos los ambientes. Los espacios al aire libre mantienen la misma sintonía equilibrada; lugares para llegar y quedarse, charlar o leer un buen libro al mismo borde de la refrescante piscina.

RESTAURANTE

- La cocina que ofrece el hotel destaca por su alto nivel, con platos tradicionales de toque innovador tanto en la elaboración como en su presentación, no en vano la chef del hotel está titulada en la escuela de cocina Cordon Bleu. Otro gran aliciente para amantes de la gastronomía o, simplemente, cocinillas son los cursos que se imparten cada fin de semana.
- El hotel también cuenta con un catering muy especial que garantiza la unión de exquisitos platos con una decoración espectacular para celebrar bodas en un entorno único y personalizado.

Dirección: El hotel rural La Casa de los Tomillares se encuentra en la Carretera AV 910, km 5, en el pueblo de Candeleda (Ávila).
Teléfono: 616 922 900
Precios: El precio por habitación es desde 148 € con un delicioso desayuno a base de bizcochos, magdalenas, pan recién hecho, mermeladas… Todo casero. También ofrecen un menú cerrado de cena por 49 €.

www.lacasadelostomillares.es
Este hotel forma parte del club de calidad Rusticae. www.rusticae.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina

La belleza del exterior, sus jardines y vegetación, invita a disfrutar de los espacios al aire libre. Un verdadero placer, en especial, durante los meses
de verano con largas jornadas de sol alrededor de la piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un jardín romántico

Pequeños rincones de capricho, repartidos por el jardín, completan la belleza de la finca. Para configurarlos bastaron algunos muebles antiguos recuperados junto a mullidas colchonetas, almohadones, farolillos y otros complementos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio

La habitación bautizada como La Toile es una de las más amplias del hotel. Dispone de 40 m2 y está decorada con muebles provenzales y suecos; goza, además, de bonitas vistas al valle arbolado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

El hotel cuenta con un almuerzo informal, para aquellos que no quieran salir. Incluso ofrecen un picnic para disfrutar en cualquier lugar de la finca, solo habrá que elegir un rincón para relajarse y descansar. Las meriendas y los desayunos también destacan por su calidad gastronómica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

En la remodelación y decoración de la casa, los cuartos de baño ocuparon un lugar muy especial. Se contemplaron con la importancia que merecen
y el resultado son espacios con una decoración muy cuidada, todas las comodidades posibles e increíbles vistas al jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor

Las zonas comunes son cálidas y muy luminosas en previsión de los fríos meses de invierno. Sus colores y la decoración elegida las convierte en espacios fresquitos para el verano, pero también muy acogedores para los meses de temperaturas bajas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio

Gredos es la habitación más grande de la casa. Cuenta con 80 m2 que incluyen zona de estar con chimenea, vestidor, espacio de trabajo y un magnífico jardín privado. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al atardecer

La habitación La Piscina es la única que se encuentra separada del resto de la casa. Ofrece unas vistas espectaculares hacia el Este. Destacan sus muebles gustavianos y una romántica decoración en tonos claros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles