Skip to Content

Los 10 pueblos de montaña más bonitos de España para una escapada rural

Ya sea para ver la nieve, hacer rutas por la naturaleza o huir del calor toma nota de estos destinos perfectos para un fin de semana.

Headshot of Alberto HernandoPor Alberto Hernando
preview for Los 10 pueblos de montaña más bonitos de España

Cada vez más, el turismo rural es una de las formas favoritas de viajar. España es uno de los países con mayor diversidad geográfica de Europa y con más lugares declarados Patrimonio de la Humanidad y entre los pueblos más bonitos de cada provincia hay opciones para todos los gustos y las temporadas.

Por supuesto existen preciosos pueblos como los de Ibiza que convierten la cercanía a las mejores playas de España en uno de sus grandes atractivos, pero España es más que sol y playa (que también). Desde la cordillera pirenaica hasta la Serranía de Ronda, a lo largo de la península se encuentran paisajes montañosos de lo más diversos y que guardan algunas de las localidades más encantadoras para organizar una escapada rural.

Vacaciones en la montaña

La montaña es siempre un destino ideal para todas las estaciones. Dependiendo del mes en que vayas a un sitio lo puedes decubrir el sitio radicalmente transformado. En invierno la montaña puede ser perfecta para el esquí o para ver la nieve o simplemente para celebrar la nochevieja en un pueblo de manera distinta, en verano es un salvavidas contra el calor y en los meses más templados es una temporada perfecta para hacer ejercicio y rutas por la naturaleza sin tener que hacer frente a temperaturas extremas ni a un implacable sol.

Para todos aquellos que prefieren la montaña a la playa, o que no renuncian a ninguna de las dos (¿por qué elegir?), la empresa Civitatis, líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours, ha seleccionado los pueblos más bonitos de España. Toma nota y comienza a organizar una escapada.

Estos son los pueblos de montaña más bonitos:

Y los hoteles en cada localidad, más valorados en Booking, para tu estancia.

1

Candelario (Salamanca)

candelario,  salamanca
Alf//Getty Images

A 1.100 metros de altura en la comarca de la Sierra de Béjar, Candelario es célebre por las regaderas de sus calles empedradas y preparadas para largas nevadas, así como por las conocidas ‘batipuertas’. de mediana altura, creadas por los matarifes del pasado que querían matar el ganado sin tener que terminar de abrir la puerta del hogar. Su casco viejo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975 y en él puedes una iglesia de estilo mudéjar y una ermita del siglo XVIII a la entrada del pueblo.

RESERVA AQUÍ Hotel La Casa Chacinera.

2

Ronda (Málaga)

ronda málaga
Zu Sanchez Photography//Getty Images

Sobre un profundo desfiladero que divide el pueblo en dos -la parte nueva del siglo XV y el casco viejo de la época musulmana-, se encuentra la hermosísima ciudad de Ronda. Uniendo ambas partes, se extiende el titánico Puente Nuevo (aunque tiene 200 años) sobre las aguas del Guadalquivir. Otros atractivos de Ronda son, además, sus murallas, las puetas árabes y la Plaza de Toros.

RESERVA AQUÍ Hotel Soho Boutique Palacio San Gabriel.

3

Illueca (Zaragoza)

illueca zaragoza
Ayuntamiento de Illueca

A 599 metros sobre el nivel del mar, entre la sierra de la Virgen y la de Camamila se encuentra Illueca, la ciudad natal del poderoso Pedro Martínez de Luna, el ‘Papa Luna’ (1328-1383). Allí se encuentra el palacio del Papa Luna (o Benedicto XIII), un impresionante conjunto de mampostería y ladrillo construido entre los siglos XIV y XVII, lo que lo convierte en una mezcla de estilos mudéjar, renacentista y barroco.

RESERVA AQUÍ Hospedería Palacio Papa Luna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4

Cudillero (Asturias)

cudillero
japatino//Getty Images

Cudillero es uno de los pueblos favoritos entre quienes no quieren renunciar ni al mar ni a la montaña. Posee uno de los puertos históricos más impresionantes del mar Cantábrico y tiene entre sus fotogénicos atractivos las célebres casas colgantes de colores de su Anfiteatro. En el puerto, además, puedes disfrutar de la mejor gastronomía cántabra junto a un vaso (o varios) de sidra asturiana. Y en la montaña, la ruta de los miradores La Garita, La Atalaya y El Pico.

RESERVA AQUÍ Casona de La Paca.

5

Lanjarón (Granada)

lanjarón,  granada
Turgranada

Sí, Lanjarón es más que una marca de agua embotellado. Es un pueblo precioso merecidamente famoso por las propiedades diuréticas de sus aguas, que hacen único el balneario de Lanjarón de estilo neomudéjar. En su casco antiguo las calles del “Barrio Hondillo” destacan por sus callejones encalados y los pilares adornados de flores y macetas. También encontrarás las ruinas del castillo de Lanjarón, una fortaleza del siglo XIII.

RESERVA AQUÍ Hotel Balneario de Lanjarón.

6

Alquézar (Huesca)

alquezar
Andia//Getty Images

Alquézar es una pequeña villa medieval fundada en el siglo IX e inserta en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. En el punto más alto se encuentra un alcázar coronando el pueblo, con unos capiteles románicos únicos, y una colegiata en lo alto de un risco. El otro principal atractivo es el paisaje natural: el cañón del río Vero, que rodea Alquézar en una de imagen que pide ser fotografiada.

RESERVA AQUÍ Hotel Santa Maria de Alquezar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7

Tahull (Lleida)

tahull, lleida
JMN//Getty Images

En el Pirineo de Lérida, junto a las montañas del valle de Bohí y el río Noguera Pallaresa, se encuentra este lugar de peregrinación para los estudiantes de arte y los enamorados de la arquitectura románica. De Tahull procede el célebre Ábside de San Clemente que fascinó a Picasso (aunque el original se encuentra actualmente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña) y las iglesias románicas de San Clemente y Santa María, visita obligada y declaradas Patrimonio de la Humanidad.

RESERVA AQUÍ Aparthotel Siente Boí & SPA.

8

Buitrago de Lozoya (Madrid)

buitrago de lozoya madrid
Cavan Images

A los pies de la sierra de Guadarrama se encuentra uno de los pueblos más bonitos en los alrededores de Madrid, con el río Lozoya bañando el recinto amurallado de origen musulmanete, que se encuentra en perfecto estado de conservación. Entre otros monumentos también conviene visitar la Torre del Reloj, el Castillo de los Mendoza y la Iglesia de Santa María del Castillo.

RESERVA AQUÍ Hotel La Beltraneja.

9

La Huetre (Cáceres)

huetre, caceres
Luis Rogelio HM//Wikimedia Commons

En la profundidad de las Hurdes, cerca de la frontera entre Castilla y León y Extremadura, se encuentra la Huetre, atravesada por el arroyo “Valle la Morales” y rodeada de grandes montañas y rutas de senderismo. Es uno de los pueblos más antiguos de esta lista, llamada originalmente “La Buetre” por los “buitres” de la región. Especialmente famosa es la ruta Maja Robledo, con la que deleitarse de este paisaje y terminar en un lago embalsamado de aguas turquesas.

RESERVA AQUÍ Hotel Termal Abadia de Los Templarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10

Ochagavía (Navarra)

ochagavía navarra
Ayuntamiento de Ochagavia / J.L.Lazkano

Acabamos con la belleza navarra de casas blasonadas y palacios medievales del pueblo Ochogavía, un enclave en el valle pirenaico de Salazar junto al río Arduña, que es atravesado proel histórico puente de piedra de Ochogavía. Muy cerca del pueblo se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de Muskilda, de estilo románico construida en el siglo XII. Y más allá, a 24km de Ochogavía, la Selva de Irati, una de las reservas forestales mejor conservadas de la península.

RESERVA AQUÍ Silken Puerta de Irati.

Vía: Esquire ES
Headshot of Alberto Hernando
Alberto Hernando

Alberto escribe de libros, de cine, de series y de las curiosidades de esta nuestra vida moderna. Antes de eso quiso ser marino, vaquero y estrella de cine mudo malograda por el sonido y la bohemia, pero ahora se conforma con la buena vida y los placeres culpables: un buen policiaco, algo de terror, de fantasía o una peli de acción. Quizás no debió leer tanto a Stephen King antes de usar gafas de pasta.    

Hoteles

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo