Una antigua pesquería

En una antigua central eléctrica se asienta el Hotel Pesquería del Tambre, un lugar pensado para relajarse y disfrutar de la naturaleza.

image
1 de 10
Vista exterior de La Casa del Jefe

que, como su nombre indica, era la vivienda del director de la antigua central eléctrica. En ella hay cinco habitaciones dobles, todas con una distribución diferente y bautizadas con nombres gallegos de peces, ríos o árboles de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Desde Santiago de Compostela

se toma la C-543, dirección a Noia, hasta un desvío en el km 26, justo después de San Xusto. Se continúa 4 km por una carretera que lleva al hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
En el edificio principal

se encuentra la recepción del hotel, el restaurante y una zona de estar. Tras la rehabilitación, se conservaron el gran portón de hierro forjado de la entrada y algunos de los muros de piedra originales restaurados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Desde el jardín

del hotel se divisa toda la sierra. Ubicado a orillas del río Tambre, cuenta con muebles de forja y sombrillas bajo las que relajarse a cualquier hora del día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La casa principal

cuenta con una zona de estar muy agradable donde los huéspedes del hotel pueden descansar. Está decorada con muebles de madera de teca y fibra vegetal, de Monli, y telas muy vistosas. Cada una de las cuatro casas del hotel dispone de su propio salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
El acogedor comedor del hotel se encuentra en el edificio principal.

Aquí se pueden degustar sabrosos desayunos o los deliciosos platos del restaurante La Central, que ofrece una excelente cocina tradicional elaborada con productos típicos de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Los cuartos de baño de todas las habitaciones tienen vistas a la montaña;

están equipados con griferías y sanitarios de última generación que destacan en un ambiente rústico lleno de encanto. Predominan las paredes encaladas, los suelos de barro y la madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Cada una de las casas

cuenta su propio salón independiente, para disfrute de los huéspedes. El de la foto, por ejemplo, está ubicado en la Cámara de Carga. Desde su terraza se contemplan unas magníficas vistas del río y de los montes cercanos al hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La habitacin Reo

se encuentra en La Casa del Jefe y ofrece unas bonitas vistas del río. Desde aquí también se puede apreciar toda la belleza del edificio principal. Está pintada en tono salmón y vestida con vistosos estampados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La habitación Loureiro

se encuentra en La Casa de los Maestros, la más tranquila y apartada de todas. Acogedora, cuenta con dos camas individuales y un rincón de trabajo. Destaca su techo a dos aguas forrado de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles