Un hotel en Mallorca

El hotel Ca's Xorc es un refugio idílico situado en la localidad mallorquina de Sóller donde se puede disfrutar de la bella sierra de Tramuntana.

image
1 de 12
El hotel se enclava en plena sierra de Tramuntana.

Desde sus terrazas se disfruta de vistas impresionantes y de una serenidad perfecta para olvidar todas las tensiones. Los muebles de exterior son de Sleeping Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
En las habitaciones se recreó intencionadamente un estilo rústico, alejado de los ambientes impersonales propios de algunas grandes cadenas.

Las vigas vistas del techo, nuevas, se trataron para lograr un aspecto envejecido y los pilares se revistieron con un acabado irregular. Con la misma intención se eligieron los muebles y complementos. Cabecero, de Casa Ambiente. Butí, de Sleeping Company.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
La mayoría de las habitaciones dispone de bañera exenta.

La grifería de estilo antiguo, el marco envejecido del espejo y las losetas hidráulicas encargadas para pavimentar el suelo potencian el aire “retro”. La orientación de la bañera hacia la ventana, para contemplar el paisaje durante el baño, es un ejemplo más de la filosofía del hotel, basada en hacer la estancia inolvidable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Para llegar al hotel desde el aeropuerto toma la autopista en dirección a Palma.

Coge la salida hacia Via Cintura en dirección Andratx. Sigue por la salida de Sóller y viaja por la C-711 hasta Sóller pasando por el túnel. Antes de llegar al Puerto de Sóller gira a la izda. en dirección Deiá. En el km 56,1 encontrarás un camino a la izquierda que te llevará al hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
En la rehabilitación de los edificios que hoy forman Ca’s Xorc se reprodujeron elementos característicos de Mallorca;

por ejemplo, las clásicas contraventanas de lamas de madera pintadas de verde. Las piedras de la fachada se recuperaron de los edificios originales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
En la decoración se integraron piezas recuperadas de los edificios originales como un agradable guiño a su pasado.

Esta mesa de exterior es, en realidad, un engranaje del antiguo molino con un sobre de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
El desayuno se degusta en una larga mesa de madera realizada a medida y con capacidad para cuarenta comensales.

El ambiente, muy acogedor —desde aquí los viajeros observan el buen hacer del cocinero entre pucheros— se potencia en el invierno con el crepitar de la leña en la chimenea. En el techo destacan las originales lámparas de bronce.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La cocina cuenta con la más avanzada tecnología, pero la elección de revestimientos y muebles evoca las casonas del siglo XIX.

Los azulejos blancos y azules, con perfil irregular, reproducen los típicos diseños mallorquines. Entre ellos, el chef elabora exquisitas recetas locales basadas en fresquísimas verduras y sabrosos pescados del Mediterráneo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
El hotel dispone de coquetos rincones donde disfrutar al máximo del envidiable clima balear.

Como esta zona de estar al aire libre que está formada por un banco, dos butacas y dos mesas auxiliares que hacen de mesa de centro. Todos los muebles proceden de la tienda Palma Origen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
En la decoración del salón cada detalle contribuye a crear una atmósfera serena que se aleja de los ambientes impersonales propios de muchos hoteles.

Sentado en el sofá, con un buen libro entre las manos y disfrutando de las vistas, el huésped se siente tan cómodo como en casa. Muebles, de Casa Ambiente. Manta, de la firma Textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Cuando hace buen tiempo, la oferta gastronómica de Ca’s Xorc también se puede disfrutar al aire libre, en sus terrazas.

Además del comedor matutino, el hotel dispone de un restaurante con chimenea y una espectacular mesa de cristal que rodea la antigua prensa de aceite. En la bodega se conservan caldos de las mejores firmas, internacionales y del país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
La silueta de la piscina, con una pequeña cascada y un puente de madera, se funde en el horizonte con la sierra mallorquina.

El rumor del agua al caer y la tranquilidad del entorno contribuyen a crear un ambiente sereno donde la prisa, la inquietud y el estrés diario no tienen cabida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles