Una casa rural en el sur de Andalucía

La Casa del Azahar, en la localidad gaditana de Medina Sidonia, ofrece siete confortables habitaciones en una antigua casa palacio. Su decoración responde a una atractiva mezcla de estilos que invita al descanso.

image
1 de 12
La Suite 2, como el resto de las habitaciones, están decoradas con muebles de líneas sencillas que armonizan con la estructura del edificio, con sólidos muros.

Las ventanas de esta habitación estaban tan deterioradas que se sustituyeron por modelos nuevos, inspirados en los originales. La combinación de paredes blancas y carpintería en color azul agrisado es típica de la arquitectura de Medina Sidonia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
En el salón principal resulta fácil sentirse como en casa.

Los pañuelos que decoran la pared se venden en la tienda de complementos de moda y artesanía marroquí que los dueños tienen dentro de La Casa del Azahar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
La mesa de esta zona de descanso fue realizada personalmente por Yolanda y Luis.

Los dueños de La Casa del Azahar se han implicado en cada aspecto de este negocio, concebido por ambos como un proyecto familiar que refleja una ilusión convertida en realidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Si vas a La Casa del Azahar desde Sevilla

Toma la autovía A-381 —que une Jerez de la Frontera con Algeciras—, y sal hacia Medina Sidonia. Una vez en esta localidad, sigue las indicaciones hacia la Plaza de España. Cuando llegues a ella, pasa por debajo del Ayuntamiento y toma la primera calle a la izquierda; gira, de nuevo, a la izquierda y llegarás a la calle Ganado, donde se encuentra la casa rural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
En el patio se puede desayunar o, simplemente, disfrutar del aroma a azahar en primavera.

Durante la reforma se descubrieron elementos arquitectónicos de gran belleza, como este arco mozárabe realizado con ladrillo, que alguno de sus propietarios anteriores ocultó debajo de una capa de yeso. El suelo del patio se pavimentó con losetas de barro cocido, de Granada. Sillas y mesas, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
La Casa del Azahar debe su nombre al naranjo centenario que preside su patio.

Cuando Yolanda y Luis adquirieron el edificio, tuvieron que derribar algunos tabiques para reproducir la distribución original: dos plantas, una terraza alta y la azotea organizadas en torno al patio central.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
En la entrada se ha mantenido la casapuerta, el zaguán típico de la zona.

Las puertas que lo delimitan —una de ellas con un tragaluz enrejado— son las originales, que se recuperaron. El suelo, a base de piedra de Tarifa, se rescató de otra zona del edificio y se adaptó a la entrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
En el comedor se degusta el nutritivo desayuno, preparado cada mañana con una selección de panes de la zona, aceite, embutidos, fruta…

Aquí, como en las demás zonas de la casa donde no se pudo recuperar el suelo original, se instalaron losetas hidráulicas. Los propietarios las trajeron de Ashila, en el norte de Marruecos, y con ellos diseñaron originales composiciones que simulan alfombras. Todos los cuadros de La Casa del Azahar son obras de Carlota Suances.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Durante el día, la terraza de la primera planta es un magnífico solarium

y, cuando cae la noche, se convierte en un rincón perfecto para el relax. Butacas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
La sala de juegos está pensada para que los niños se entretengan.

La Casa del Azahar dispone de numerosas zonas comunes: salón, comedor, salas… La ventana, original, todavía mantiene las contraventanas que matizan la intensa luz natural en el Aur.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
La zona de descanso de la Habitación 5 está decorada en tonos blancos.

Este color, tan característico de la arquitectura exterior e interior en Andalucía, absorbe el calor y crea una sensación refrescante, imprescindible en zonas muy cálidas. Los muros, de un grosor superior al habitual, también actúan como aislantes térmicos en las viviendas andaluzas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Cada detalle se ha planificado para facilitar la estancia a los huéspedes

pero con diseños que no alteren el estilo general, rústico y cuidado. Un buen ejemplo es este armario de obra, que oculta la ducha en la Habitación 5.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles