Casa La Trancada, un hotel rural en Tabarca

El hotel Casa La Trancada es un pequeño refugio rural que se encuentra en la idílica isla de Tabarca, frente a las costas de Alicante. El mejor lugar para huir del bullicio y sumergirse en el azul del Mediterráneo.

Pasar unos días en Casa La Trancada es apartarse del mundo, quitarse el reloj y dejar vagar la mirada por las aguas del Mediterráneo sin prisa. Y es que este hotelito rural se encuentra en la isla de Tabarca, a tan sólo 11 millas de Alicante, pero a años luz del ajetreo de la vida diaria. Para empezar, está ubicado en una encantadora casa de pescadores que data del siglo XVIII, por supuesto, totalmente rehabilitada, pero que no ha perdido ni un ápice de la arquitectura popular. Tanto cuidado y esmero se debe a que la casa se compró, en un principio, para uso y disfrute de la familia del propietario, dueño también de la empresa de calzado Mustang, y enamorado de la isla. Aunque ya llevaba un año funcionando como hotel, él deseaba transformar la vivienda en residencia de verano de la familia. Con el tiempo, cambió de idea, y decidió darle una nueva oportunidad como hotel rural, pero con un trato tan cálido e íntimo, que más bien parece la casa de unos amigos.

Ese es precisamente el objetivo; por eso, incluso, se prescindió de recepción. Son tan pocas las habitaciones, que el huésped se siente como parte de una gran familia. La rehabilitación de la casa se realizó también en este sentido y conserva la estructura original, organizada para aprovechar las corrientes y combatir de una forma natural el calor.

Cada habitación está equipada con todas las comodidas y, además, con unos prismáticos, gentileza del hotel, que permiten al huésped estudiar las estrellas de noche y las aves de día. Los amantes de la naturaleza y del buceo disfrutarán al descubrir la belleza de los fondos marinos de la isla, declarados reserva natural.

Dirección: Motxo, 12. Isla de Tabarca (Alicante).
Teléfono: 630 503 500.
E-mail: info@latrancada.com
Habitaciones: Dispone de 3 habitaciones y un estudio.
Precios: El precio de la habitación doble, en temporada baja, es de 96,3 € y en temporada alta de, 101,65 €. El estudio, que cuenta con cocina y patio privado, va desde 117,7 € hasta 139,1 €, según la temporada. Incluye la opción de cama supletoria por 25 € y también se ponen al servicio de los huéspedes cunas gratuitas. Los precios incluyen desayuno e IVA.

www.latrancada.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un patio al sol

La casa cuenta con un patio central, ideado para relajarse a la sombra en las horas de calor intenso. Desde él parte una escalera que conduce a una terraza superior. Su única decoración, además de la mesa y las sillas, son unas cañas de bambú y una sencilla fuente en una de las paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de acceso al hotel

Para llegar al hotel Casa La Trancada existen varias líneas marítimas; desde Alicante viaja la línea Kontiki (Tel.: 965 21 63 96) y cuesta 12 €. Desde Santa Pola, se puede cruzar en un catamarán con visión submarina (Tel.: 965 411 113). Precios: adultos 11 € y niños, de 4 a 8 años, 8 €. También existen barcos disponibles desde Guardamar y Benidorm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un pequeño y coqueto comedor

El desayuno, único servicio de restauración del hotel, se puede degustar en el pequeño comedor mientras entra la brisa del mar a través del patio. Un placer para los huéspedes, que pueden elegir entre mermeladas caseras, quesos, frutas y productos típicos de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zonas comunes

Unos livianos estores de fibra independizan el comedor del recibidor en caso necesario. El sistema elegido es muy sencillo: consta de unas guías en el techo que permiten deslizar los estores sin mayor dificultad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las habitaciones del hotel

Al estar en pisos diferentes, las habitaciones gozan de total independencia. Cada una tiene su propia decoración y, en lugar de estar numeradas, se han bautizado con nombres de peces y moluscos propios de la isla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un decoración muy mimada

Los detalles se cuidaron al máximo en cada habitación. Para los propietarios era primordial conseguir una atmósfera de tranquilidad y sosiego en cada rincón. Unos vaporosos mosquiteros, que cubren todas las camas, refuerzan esta sensación de calma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La suite del hotel

El hotel cuenta con dos habitaciones dobles y otra más grande, tipo suite. Situada en el segundo piso, tiene un balconcito que da a la calle. Destaca la piedra natural que se conservó en una de las paredes, y las vigas de madera del techo, ahora recién restauradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estilo mediterráneo

El color blanco y el azul, característicos del Mediterráneo, predominan en la fachada. En el interior se optó por el blanco combinado con madera y piedra natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El estudio del hotel

Vista del dormitorio del único estudio que tiene el hotel. A esta habitación, que cuenta con una zona al aire libre privada, se accede desde el patio central de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuartos de baño

El estilo rústico se ha mantenido en todos los espacios, incluidos los cuartos de baño. Pero no por ello se ha prescindido de las comodidades; todos cuentan con secador de pelo y sanitarios de actuales diseños. En la foto se puede ver el original lavabo de uno de los baños, circular y revestido con rafia natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles