Un oasis de paz

El hotel segoviano La Finca de Duque está emplazado en un espacio natural de alto valor ecológico donde se disfruta de un ambiente de relax y estupenda cocina.

image
1 de 9
El exterior de la casa

Vista de la agradable terraza del restaurante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
El original espejo

y la consola decoran este distribuidor en consonancia con el elegante diseño de la lámpara de techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Todas las habitaciones

cuentan con amplios ventanales desde los que se disfruta de las vistas de la Sierra de Guadarrama y de los pinares. En las estancias cobran protagonismo los textiles, fundamentalmente en las habitaciones, cada una con muebles diferentes que convierten cada espacio en único. Aquí, la pared del cabecero, pintada en verde intenso, marca la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La forja

es otro de los materiales que se empleó en la decoración. Aquí comparte espacio con muebles de madera blanca. El dosel, con cortinas en color crudo, como la ropa de cama, contrasta con el resto de los textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Los suelos cerámicos

de la casa se han cubierto con cálidas alfombras. Todas las piezas tienen un diseño clásico refinado en maderas decapadas, blanqueadas o naturales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Los huéspedes

pueden disfrutar del salón principal, en el que destaca la chimenea, mientras comparten una agradable tertulia. Los tonos marrones y el cuero invitan al descanso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Las dos suites

de las que dispone La Finca de Duque están distribuidas en tres zonas diferenciadas: el dormitorio con cama de matrimonio, un cuarto de baño con jacuzzi y una salita de estar para relajarse en la misma habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Que la decoración

de las estancias ha sido proyectada con esmero se aprecia en los detalles. La firma Becara cuidó todos los diseños para que estuvieran en consonancia, con relevancia de las lámparas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
La combinación de materiales,

texturas y estampados cubre de riqueza cada rincón. Para aportar un toque de frescura no faltan las flores naturales, con sencillos y delicados arreglos, fiel reflejo de la naturaleza exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles