Refugio de montaña. Hotel Casa San Martín

Rodeado por la espectacular belleza del Pirineo aragonés, el hotel Casa San Martín se alza robusto entre valles, orgulloso de su innegable tradición.

En el frondoso corazón del Pirineo aragonés y a las puertas del Parque Nacional de Ordesa se erige majestuoso el hotel Casa San Martín, un gigante centinela de gruesos muros de piedra originario del siglo XVIII. La clave de tanto encanto y calidez radica en su cuidada reforma, respetuosa con los materiales y los elementos típicos de la arquitectura aragonesa: hoy las tradicionales chimeneas con espantabrujas, los canalones vistos de cobre y los forjados de madera continúan siendo protagonistas.

La apuesta por espacios cómodos y confortables, cálidos a pesar de la piedra y de las fuertes heladas de la zona, fue otro gran desafío superado. Actualmente, sus propietarios presentan orgullosos diez habitaciones decoradas con esmero en las que prima, por supuesto, un atractivo estilo rústico chic y las increíbles vistas sobre las montañas infinitas. Antiguo monasterio y posterior casa de labranza, hoy se ha convertido en refugio soñado de los amantes más puristas de la naturaleza, que desean perderse entre valles y bosques de coníferas, olvidarse del reloj, del teléfono y del televisor.

En este lugar, alejado del mundanal ruido, no existe la prisa, solo los largos paseos por el monte, los ratos de lectura y ocio frente al fuego, y el disfrute de la naturaleza y la gastronomía de la zona. En este último terreno la incursión del hotel es absoluta; en el antiguo pajar, convertido en un cálido comedor con chimenea, se ofrece una cocina cuidada y creativa, elaborada con productos de su huerta, tradicionales del valle y regada con los mejores vinos del Somontano.   

ACTIVIDADES EN TORNO AL HOTEL
- El senderismo por los alrededores es una de las principales actividades de la zona, aunque para amantes del deporte activo, el Valle de Ordesa ofrece la oportunidad de practicar actividades como barranquismo, rutas en 4 x 4 o rafting. En la página web www.ordesa.net se puede encontrar información acerca de todas las posibilidades de la zona.
- En esta temporada del año los amantes del esquí tendrán desde aquí la opción de acudir a estaciones tan emblemáticas como Astún, Formigal o Candanchú, entre otras. Además, en el propio valle de Ordesa existe una zona en la que se practica el esquí nórdico a orillas del río Arazas.
- Aquellos que buscan calma podrán deleitarse con la belleza del valle al calor del fuego y disfrutar de la sabrosa gastronomía Aragonesa.

Dirección: El hotel Casa San Martín se encuentra en la localidad de San Martín de la Solana, en Huesca; en una extensa finca de 92 hectáreas repletas de bosques y cultivos.
 Teléfonos: 974 503 105 y 974 504 134
Webwww.casadesanmartin.com
 Habitaciones: Cuenta con 10 habitaciones, bautizada cada una con el nombre de una flor. Los precios oscilan entre 162 y 194,40 € por noche, desayuno e IVA incluidos.
 Además, el hotel ofrece deliciosas cenas con entrante, un primero, plato principal y postre por 37,50€. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un hotel en el pirineo aragonés

En el frondoso corazón del Pirineo aragonés y a las puertas del Parque Nacional de Ordesa se erige majestuoso el hotel Casa San Martín, un gigante centinela de gruesos muros de piedra originario del siglo XVIII.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zonas comunes

Casi todas las zonas comunes disponen de una amplia chimenea para deleite de los huéspedes. Aquí la temporada de invierno es larga y se agradece disfrutar del calor del fuego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones con vistas

Adelfa y Clavel dan nombre a dos preciosas habitaciones con terraza, ubicadas en la primera planta. Miden 30 m² y cuentan con camas king size, con cálidos edredones de algodón egipcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suite con jardín

Una vista de la suite junior Iris situada en un anexo donde estaba el antiguo corral de la casa. Un espacio de 30 m² con una decoración muy acogedora, un coqueto cuarto de baño, un porche y jardín privado desde donde el huésped se puede deleitar con las vistas del valle de la Solana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones con carácter

El concepto de refugio se refuerza con la presencia de las vigas de madera y los gruesos muros de piedra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuartos de baño con mucho encanto

El diseño de los cuartos de baño se cuidó especialmente. Los revestimientos elegidos -piedra natural, barro cocido y madera maciza- fueron clave para crear ambientes cálidos y muy acogedores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones únicas

Gracias a la distribución original de la casa, cada habitación es única y especial. Hay espacios con un generoso jardín privado, otros con una amplia terraza y muchos de ellos equipados con un bonito escritorio de madera. Parte del encanto de todos ellos radica, además, en las magníficas vistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles decorativos

Los múltiples detalles decorativos juegan un papel muy importante en la decoración del hotel. Son los responsables de esa nota personal y coqueta que completa todos los ambientes. Cálidas mantas de lana, cuadritos encantadores, velas o centros de flores se reparten por las habitaciones creando sensación de hogar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles