Un hotel señorial en Barcelona

El hotel Relais d'Orsà es un palacete de 1900 catalogado como Patrimonio Histórico Artístico de Barcelona. Una decoración exquisita y la comodidad son sus señas.

image
1 de 12
La suite dispone de un salón,

separado de la zona de descanso por un arco de medio punto y una cortina confeccionada con una suntuosa tela a cuadros, de Gastón y Daniela. Las paredes -revestidas con molduras de madera pintadas en color blanco- realzan el aire señorial de la suite. El suelo de esta planta es el original, recuperado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Relais D'Orsà dispone de dos jardines.

El que aparece en la imagen corresponde al posterior, donde también se encuentra la piscina. En los días cálidos, el huésped puede sestear en bancos situados a la sombra de celosías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
La entrada al hotel está flanqueada por un agradable porche.

El palacete está catalogado como Patrimonio Histórico Artístico de Barcelona, lo que implica que todo el exterior del edificio está protegido y no se puede modificar desde el punto de vista arquitectónico. De ahí que su estructura reproduzca fielmente la fachada con la que se levantó la vivienda en el año 1900.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
El hotel se encuentra en la misma ciudad de Barcelona.

El barrio se conoce como Vallvidrera, y a principios de siglo era una zona alejada de la ciudad donde la burguesía catalana se refugiaba para disfrutar de sus vacaciones. Con la expansión urbanística, pasó a ser un barrio más de la Ciudad Condal. Para llegar a él, hay que coger la avenida de Vallvidrera desde Sarriá en dirección al Tibidabo. Del núcleo de Vallvidrera sale la calle Mont D'Orsà, donde está el hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Uno de los mayores encantos de la suite es su techo abuhardillado,

con un vistoso entramado de vigas vistas pintadas de blanco. La cama, de la firma Becara, tiene un romántico dosel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
La chimenea que preside el comedor

se rehabilitó con una embocadura de escayola. Está flanqueada por dos tapices que sirvieron de decorado cuando este verano la actriz Julianne Moore grabó en el hotel escenas de su última película, Savage Grace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Cada planta del hotel tiene un suelo diferente.

La baja tenía un terrazo que se ha sustituido por madera. En la primera planta -en la imagen- se recuperó el suelo en damero blanco y negro. La segunda mantiene el pavimento original de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La distribución del palacete,

con habitaciones separadas entre sí por salones, se ha mantenido: las zonas de paso son auténticas estancias señoriales. Durante la reforma, se descubrió que el edificio tenía unos magníficos techos altos ocultos tras escayola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Las camas de todas las habitaciones

tienen un ancho mayor del habitual: miden 1,80 x 2 m. Algunos cabeceros, como el de esta habitación doble, han sido diseñados por la dueña del hotel, Rosa Mª Escofet, y realizados por carpinteros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
El cuarto de baño de la suite evoca el ambiente palaciego.

La bañera exenta se pintó a mano con delicadas grecas florares, y los lavabos son un diseño italiano inspirado en los sanitarios de principios del siglo XX.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Los cuartos de baño

combinan diseños de antaño con la comodidad de nuestros días gracias a sanitarios y griferías de aire retro. En éste destaca el suelo, realizado con losetas hidráulicas recuperadas de distintas zonas del edificio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
El rincón más atractivo del comedor es el mirador,

con unas espectaculares vistas de la ciudad. Los ventanales de suelo a techo se hicieron nuevos, con doble acristalamiento y cámara aislante para garantizar una climatización óptima. Los ventanales se realizaron de madera y reproducen diseños decimonónicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles