Una Casona en Cantabria

El encanto de la decoración y la belleza del entorno hacen de la Casona y Palacio Camino de Hoz un refugio ideal para detener el tiempo.

1 de 8
En la suite de la Casona

destaca una romántica cama con dosel. Los muros de piedra y la madera decapada del suelo y el techo crean un ambiente acogedor, que se potencia con la atractiva combinación de muebles de diferentes estilos. Cama, de Maison Decor. Armario, butaca y lámpara de forja patinada, de La Rústica. Sofá heredado y retapizado. Mesas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
La fachada original

del edificio se rehabilitó. La piedra de sillería y el antiguo blasón familiar -con tres escudos unidos por una greca gótica- se limpiaron y recuperaron. Los muros se pintaron con la técnica del esponjado, realizada por Fran Decoraciones en un alegre tono celeste. El tejado se hizo nuevo y se aprovechó para realizar buhardillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Desde la entrada a la recepción,

la Casona Palacio Camino de Hoz ya ofrece un ambiente muy personal. Los muros y la solería de losetas de piedra son un marco perfecto para los muebles de madera. Tras el mostrador de aire retro, destaca el preciosismo de la barandilla de forja con la que se remató la escalera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
En el acogedor office,

los huéspedes pueden saborear el desayuno, con bollería recién hecha, embutido... Si hablan con María Serna, dueña de la Casona, ella misma les preparará una cena informal a base de quesos típicos de la región, revueltos y tostas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
La delicada barandilla

de forja patinada es un ejemplo más del esmero con el que se decoró el hotel. Barandilla hecha por Francisco Serna y por Talleres de Forja Artística Framer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Las habitaciones abuhardilladas

tienen un encanto especial. El tejado original estaba tan deteriorado que se sustituyó por nuevas estructuras de madera de pino teñidas en palisandro, realizadas por Carcavillo. Para sustentarlas, los muros de piedra se remataron con tabiques de ladrillo. Las ventanas, nuevas, reproducen los diseños característicos de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Para llegar al hotel desde Santander,

toma la A-8 en dirección a Bilbao. Cuando llegues a la salida 194 de Anero, incorpórate a la SV-4302. Un km después, sal de ella y toma la CA-427. Tras 1 km, coge la CA-426. A sólo 1 km encontrarás Hoz de Anero, y allí, La Casona y Palacio Camino de Hoz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
En uno de los cuartos de baño,

integrado en la habitación, la presencia de una viga antigua condicionó la decoración: en lugar de un lavabo se colocaron dos lavamanos de barro sobre un mueble realizado a medida por Carpintería Ebanistería Funter. Apliques, de La Rústica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles