Un hotel situado en Cáceres

El hotel Peña del Alba combina elementos arquitectónicos de la zona con muebles traídos de países lejanos.

image
1 de 11
Aunque se trata de una edificación nueva, el hotel se inspira en la arquitectura de la zona.

Su sólida fachada de piedra, salpicada por balcones con balaustradas de forja y vigas de madera, evoca las típicas construcciones extremeñas. Mesa, de Guadarte. Sillas, adquiridas en Indonesia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Los cuartos de baño también se caracterizan por la originalidad, con revestimientos distintos, todos de Trentino y Keops.

Aquí, la zona de baño se decoró con azulejos de dos tonos colocados a cartabón, y el mueble de forja se encargó a un artesano local. Las líneas depuradas del lavabo y los accesorios de estilo antiguo crean un contraste muy atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Para llegar al hotel Peña del Alba desde la N-V,

sal de la autovía en el kilómetro 185 y toma la Ex-108 en dirección a Plasencia. Continúa hasta coger la Ex-392 hacia Jaraiz de la Vera. Una vez aquí, dirígete hacia la Ex-203 en dirección a Plasencia. En el km 23,500 toma la Ex-213 hacia Pasarón de la Vera y continúa hasta Arroyomolinos. Aquí sigue los carteles para llegar al hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
La esmerada selección de los muebles es uno de los rasgos distintivos de la decoración.

En la recepción, la puerta de entrada —de madera y con tachuelas de hierro— se recuperó de un antiguo palacio de Toledo, mientras que la consola se adquirió en la India.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
El visitante puede tomar un respiro a la sombra de un agradable porche, mientras contempla el robledal que rodea el edificio.

Las columnas de madera han sido talladas a mano por artesanos de la comarca inspirándose en dos originales del siglo XVI.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Las zonas comunes se caracterizan por tener una intensa luminosidad.

Cuando el hotel se construyó, éste fue uno de los factores que se tuvo en cuenta a la hora de su planificación. Por eso, en vez de ventanas se optó por hacer ventanales de suelo a techo, vestidos con visillos delicados que matizan la luz natural sin restar luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
En el comedor destaca el techo de madera, con vigas realizadas a mano por un artesano de la zona.

Las mantelerías claras y la presencia de fibras vegetales —tanto en las sillas como en los estores— consiguen un ambiente alegre y acogedor que invita a prolongar la comida, deliciosa, en una relajada sobremesa. El armario procede de Indonesia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Uno de los encantos del Peña del Alba es su pequeña biblioteca.

Los propietarios querían que el hotel, además de ofrecer un excelente servicio, recreara un ambiente agradable en el que los viajeros se sintieran como en casa. La biblioteca, de obra y con baldas de madera, se completa con una zona de lectura formada por dos sofás de Sancal y una mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Junto a la recepción se creó una zona de tertulia en torno a una chimenea revestida con ladrillo visto.

La butaca, de mimbre trenzado a mano, procede de Tailandia, y la mesa de centro, de Indonesia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Cada habitación del hotel se ha decorado de forma diferente, pero todas tienen en común la carpintería de madera y los muebles comprados en lugares remotos.

En este caso se consiguió un ambiente romántico con la cama de matrimonio de manufactura indonesia. El dosel, de madera, se completa con vaporosas cortinas de tul blanco. La colcha es de Sybilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
La acertada combinación de materiales se utilizó como un recurso decorativo en muchas estancias del hotel.

Como en esta habitación: la pared pintada de rojo resta frialdad al muro de piedra. El techo, blanco para que parezca más alto, se decoró con vigas que se prolongan hacia el suelo en un ángulo volado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles