Un hotel entre viñas gallegas

En plena comarca del Ribeiro se encuentra el hotel La Casa de Dona Blanca; un lugar para recrearse con la magnífica campiña gallega.

En pleno corazón del Ribeiro y entre sus famosos viñedos se erige rotunda La Casa de Dona Blanca; un edificio de piedra, del siglo XIX, rehabilitado y convertido hoy en este encantador hotelito de sólo seis habitaciones. Parte de su atractivo radica en la sabia conjunción de elementos actuales y en el respeto por la construcción, típica de las casonas gallegas. El arquitecto Fernando Blanco, artífice de la reforma, respetó los muros de piedra.

También mantuvo los suelos de madera de acacia, la galería y restauró la viguería. Pero además introdujo techos nuevos de madera y algunos tabiques de cristal sin perder el respeto por la estructura original. La belleza del marco, la hospitalidad de los que lo regentan, Clara y Fernando, su pequeño spa y las comodidades de las habitaciones suman motivos suficientes para alojarse, salir a la terraza y disfrutar de las maravillosas vistas.

Dirección: Plaza de San Codio, s/n, Leiro (Ourense).
Tels.: 988 485 688 y 629 258 880/885.
Web: www.casadedonablanca.com
Habitaciones: Dispone de 6 habitaciones dobles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En las zonas comunes del hotel

se respetaron los muros de piedra. Aunque los aislamientos y cerramientos se renovaron, la madera de acacia de suelos y techos fue el mejor recurso para lograr espacios cálidos. Los muebles, elegidos con mucho mimo, proceden de los múltiples viajes de los propietarios. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los distintos desniveles del suelo sirven para organizar mejor los ambientes.

No obstante, el hotel cuenta con un ascensor que permite el acceso a todos los espacios, para evitar las barreras arquitectónicas. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La fachada principal se mantiene en su estado original,

con predominio de la piedra gallega y con la tradicional galería. La fachada contrasta tanto por sus materiales como por su diseño vanguardista. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El precio de la habitacin

incluye un delicioso desayuno tipo bufé servido en el comedor o, si lo permite el tiempo, en el jardín, junto a la piscina. No se sirven comidas ni cenas; pero si se desea una comida especial, es posible encargarla por adelantado. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Algunas habitaciones

tienen salida directa a la terraza. Este espacio está amueblado para que el huésped pueda sentarse a disfrutar del precioso paisaje. La decoración de cada habitación es diferente y muy cuidada. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los cuartos de baño,

cómodos y muy agradables, cuentan con todas las comodidades. Además, y como cortesía del hotel, al huésped se le obsequia con delicados productos de baño, para garantizar una estancia cómoda. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para facilitar un correcto descanso,

el hotel dispone de una extensa carta de almohadas, televisión digital y, por supuesto, espacios acogedores y decorados con mimo. Plano de acceso >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para llegar al hotel desde Oviedo,

toma la autovía de Santander hasta la salida 14, dirección Nava, Infiesto y Arriondas. Continúa por la N-634 y toma el primer desvío a la izquierda pasado Villamayor. Sigue por la PI-11 hasta llegar a Cereceda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles