Hotel La Falconera, a cuerpo de rey

Es una grata sorpresa descubrir paraísos accesibles como La Falconera, un hotel único de solo cuatro habitaciones, en la costa levantina.

El hotel La Falconera es resultado de un gran sueño y eso, se nota. Fueron Yves y Teresa los que lograron hacer sus deseos realidad dejando atrás su París natal, y sus antiguas profesiones, para lanzarse a esta aventura que ya dura nueve años. Con la sabiduría y certeza del trabajador implicado y sensible acondicionaron esta casa antigua— a 6 km de Gandía—, que hoy luce exteriores encalados e interiores amplios y frescos donde la sencillez y la comodidad conjuran la calma al instante.

El hotel cuenta con 4 junior suites decoradas con todo el mimo del mundo por Teresa, con piezas antiguas, herencias de familia e, incluso, algunas recicladas que se fusionan para crear ambientes de sabor especial. Aunque si algo realmente maravilla, y más en esta época del año, es su frondoso jardín. Ficus, eucaliptos, pinos y palmeras proyectan su sombra entre caminos empedrados y parcelitas de césped que albergan zonas de estar en las que solo apetece sentarse y dejar pasar las horas. Su piscina, antigua alberca de la finca, se alza al fondo del jardín tranquila y refrescante.

¿Se puede pedir más? Quizá una gastronomía delicada y cuidada, como la que ofrecen sus dueños, perfectos anfitriones: cocina de mercado mediterránea con un inevitable sello francés; platos llenos de color y sabor para degustar en el salón o en cualquier lugar del jardín bajo el cielo estrellado. ¡Qué lujo!

ACTIVIDADES EN TORNO AL HOTEL
- En el propio hotel La Falconera facilitan e informan acerca de variadas actividades para llevar a cabo en la zona. Desde el alquiler de bicicletas o las agradables excursiones a caballo hasta rutas para practicar el senderismo o la escalada en la pared de La Peña Roja.
- Los amantes de los deportes acuáticos se encuentran en plena costa levantina, rodeados de fantásticas playas y multitud de centros de actividades marítimas.
- También en un radio de 5 km se podrá realizar la ruta de los monasterios y a pocos kilómetros, visitar la prehistórica Cueva del Parpalló, uno de los yacimientos más importantes de Europa.

Dirección: El hotel La Falconera se encuentra en el carrer de la Verema, 32, (antiguo Camí Pinet) Marchuquera, Gandía (Valencia).
Tels.: 962 868 315 y 636 845 138.
GPS : 38º 58’ 18 N 0º 15’ 23 O
e-mail: hotel@lafalconeracom
Precio: El precio de la junior suite de uso doble es a partir de 129,80 € la noche, aunque varía si el uso es individual. El desayuno por persona y el IVA están incluidos en esta tarifa. Además, en su página web se pueden encontrar interesantes ofertas muy a menudo. 

www.lafalconera.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un hotel con jardines encantadores

Tan solo el sonido del viento entre las palmeras o el trinar de algún pájaro revoltoso rompe la quietud que se respira en este paraíso secreto;.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La piscina del hotel

Es fácil encontrarse con las cristalinas aguas de la piscina sólo para ti. ¿Por qué no darse un chapuzón? El clima de la zona lo permite muchos meses al año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincones para el relax

Es la pasión por cuidar el detalle lo que eleva este alojamiento a la categoría de especial. En una zona de paso o en un cualquier rincón sin importancia siempre encontraremos esa nota decorativa singular que nos llama la atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un hotel con armonía Feng Shui

Todas las habitaciones están decoradas según la filosofía del Feng Shui. En cada espacio se ha buscado la armonía decorativa y la proyección de energía positiva. El resultado es perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones bien equipadas

Las generosas dimensiones de las habitaciones permitieron incluir varios ambientes en un mismo plano. Así, además de la zona de descanso, todas suelen contar con un pequeño espacio de trabajo independiente y algún rinconcito de lectura como éste, con vistas al magnífico jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los cuartos de baño de las habitaciones

Bañeras ovaladas o de esquina, pero siempre de gran formato. Otro atractivo del hotel son sus cuartos de baño, espaciosos, equipados con duchas o bañeras de grandes dimensiones y con una coqueta decoración de aire retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siestas en el jardín

El hierro forjado, las maderas de acabado natural y las fibras vegetales son los materiales protagonistas en los muebles de jardín. Con ellos se crean acogedores ambientes aquí y allá tanto para relajarse durante el día como para la noche; es en este momento, al caer el sol, cuando la luz de las velas inunda el jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Relajarse en la piscina

Lejos de las instalaciones bulliciosas de los grandes resorts aquí encontramos un sosiego y una tranquilidad que desintoxica de las prisas diarias. Su piscina, siempre perfecta y equipada con tumbonas, se convierte en una zona más del jardín en la que reposar y relajarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles