Un hotel en Agua Amarga

Cerca de la localidad almeriense de Agua Amarga se encuentra La Almendra y el Gitano; un hotel concebido para el descanso, que se ha convertido en un oasis en medio de un singular paraje desértico.

"La almendra y el gitano se encontraron en un día, un mes y un año..." Así empieza el poema que Andrés, propietario del hotel escribió a su pareja, Ana. Y en un homenaje privado a su historia de amor, ambos decidieron llamar a su hotel La Almendra y el Gitano. Catalogado por la Junta de Andalucía con la categoría de "superior", el establecimiento es un auténtico oasis en medio de un sorprendente paisaje desértico. Su silueta, con casitas de un blanco inmaculado escalonadas a lo largo del valle, destaca entre pitas, chumberas y palmeras. En el interior, el hotel ofrece una atractiva combinación de estilos dispares que consiguen ambientes muy personales llenos de encanto. Cuenta con tres habitaciones dobles: Petra, de inspiración ibicenca; Romántica, con muebles de época; y Moderna, con mobiliario de líneas sencillas. Además, ofrece dos magníficas suites con bañera de hidromasaje: Rural -donde llama la altención el cabecero a base de raíces de árboles tropicales- y Árabe, decorada con materiales y objetos traídos desde Marruecos.

El hotel dispone de un comedor con terraza y de una acogedora zona de lectura. En el exterior, el visitante se puede refrescar en la piscina, recibir un masaje en el jacuzzi al aire libre o contemplar el atardecer recostado en el chill out, a los pies de un aljibe árabe. Y es que la tranquilidad y el silencio -desde las habitaciones no se contemplan edificios ni carreteras, sólo el majestuoso valle- es un atractivo más de este hotel, concebido para olvidar el estrés cotidiano. Pero si se desea actividad, basta con acercarse a Agua Amarga y zambullirse en el mar, hacer senderismo o descubrir en barca las calas vírgenes de la zona. Al regreso, La Almendra y el Gitano prometen una noche mágica, cálida y serena.

Dirección: Paraje las Cordilleras. Camino de Cala Plomo, s/n. Agua Amarga. Almería.
Tels.: 615 061 587 y 678 502 911.
Habitaciones: Dispone de 5 habitaciones, tres dobles -Romántica, Petra y Moderna- y dos suites, Árabe y Rural.
www.laalmendrayelgitano.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Casa rural la Almendra y el Gitano

La casa se escalona en diferentes alturas que se adaptan al desnivel del valle. Los caminos de losas de piedra Macael -típica de Almería- conducen al huésped a través de un oasis entre palmeras e higos chumbos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Privacidad y descanso

Cada habitación está aislada acústicamente y dispone de independencia absoluta. La planificación del hotel se concibió de forma que nadie pudiera pasear frente a las ventanas. Desde ellas, la vista se pierde en el horizonte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Relax en el chill out

La zona chill out se encuentra junto al antiguo aljibe árabe. Sombreada por una pérgola de madera y mimbre, ofrece un área de descanso al aire libre. Cojines, de LaDecó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terrazas privadas

Las habitaciones del hotel disponen de terrazas con preciosas vistas al valle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un suite con aires marroquís

La suite Árabe evoca la arquitectura interior del norte de África, con techos y paredes blancas. En lugar de cabecero destaca un arco de herradura, hecho de obra. La bañera de hidromasaje, también de obra, está revestida con mosaico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baños árabes...

El cuarto de baño de la suite Árabe traslada al visitante a otras tierras. Para decorarlo, se compraron objetos y materiales marroquís: el espejo se adquirió allí, y la puerta procede de un derribo de aquel país. El suelo y el lavabo se realizaron con mosaicos traídos desde Marruecos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suite Rural

En la suite Rural el cabecero, a base de serpenteantes raíces de árboles tropicales, imprime carácter a la zona de descanso, con una cama de madera indonesia. La puerta con dos cuarterones independientes reproduce un antiguo diseño típico de un establo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una suite con estar y cuarto de baño integrado

La suite Rural tiene el lavabo integrado en la zona de estar. Se trata de un modelo de diseño, con grifería también muy actual, que se situó sobre una encimera realizada en iroco. A la derecha se aprecia el banco de obra, que se prolonga en una mesita auxiliar. Cojines, de LaDecó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un spa privado

Las dos suites disponen de bañera de hidromasaje con vistas hacia el horizonte. En este caso, se trata de la suite Rural. Desde la ventana se contempla el valle, sin edificaciones ni carreteras. El estor sólo impide el paso de la luz, ya que no se necesita para garantizar la intimidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitaciones con encanto

La habitación Moderna se caracteriza por una cama con dosel de líneas sencillas, traída de Tailandia. Junto a la ventana destaca una zona de estar con una mesa y dos bancos de madera hechos de una sola pieza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño en blanco y negro

En el cuarto de baño de la habitación Moderna, la ducha está separada del lavabo con un murete rematado por una hoja de cristal. En el baño, igual que en la habitación, se combinan detalles blancos y negros, símbolos del ying y el yang.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El restaurante del hotel

Entre las zonas comunes destaca el comedor, con salida a la terraza. En un nivel ligeramente más bajo se sitúa la zona de lectura. Decorada con muebles rojos, ofrece ajedrez, dominó y otros juegos de mesa para entretenerse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles