Casa do Terreiro do Poço

Cerca de Évora, entre naranjos, olivos y plantas aromáticas se halla Casa do Terreiro do Poço, un hotel señorial, tranquilo y romántico a partes iguales.

En el centro de Borba, un pueblo blanco del Alentejo portugués, se ubica Casa Do Terreiro Do Poço, una antigua mansión solariega del siglo XVIII reconvertida en 2009 en un delicioso hotel rural. Sus actuales propietarios, Joâo y Rita, son dos enamorados de la decoración y los muebles antiguos. Bajo su batuta no solo han restaurado la antigua vivienda sino que han ido ampliando el conjunto hasta lograr lo que es hoy: un entramado de casas y pabellones unidos por escaleras y balcones. La planta baja con patio empedrado data del siglo XVII y hoy alberga la bodega de vino, almacenes para aceite, las cocinas y el alojamiento del personal.

La casa principal cuenta con ocho habitaciones decoradas con estilo clásico y en las que destacan los frescos que emulan a los del Palacio de Vila Viçosa, la impresionante residencia de los Duques de Braganza, que fueron los últimos reyes de Portugal.

Durante el siglo XIX, la casa principal se amplió al adquirir un edificio contiguo, de la misma época, añadiendo así cuatro habitaciones más repartidas en el primer piso. Éstas se han decorado con muebles y objetos exóticos que nos trasladan por arte de magia a Asia o África. En la planta baja, varios pabellones dan a un patio con solarium y piscina. En esta zona se sumará en julio otra habitación con rampas para sillas de ruedas, carteles en braille o mensajes de alerta para huéspedes con escasa movilidad o alguna discapacidad sensorial. ¡Y seguro que éstas no serán las últimas mejoras que se hagan!

Datos de interés

DIRECCIÓN: La Casa Do Terreiro do Poço está en la calle Largo dos Combatentes da Grande Guerra, 12. Borba, Évora (Portugal). Teléfono de reservas: 351 917 256 077. www.casadoterreirodopoco.com

HABITACIONES: El hotel rural dispone de 13 habitaciones, entre dobles y suites, con baño completo, repartidas por diferentes edificios. A finales de julio se añadirá una nueva, diseñada para personas con movilidad reducida o con discapacidad. El precio de la habitación doble oscila entre 75-110 € por noche, con desayuno incluido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista aérea del hotel

En la misma calle del hotel, llamada también de los Anticuarios, puedes visitar numerosas tiendas de antigüedades incluyendo la que tiene la propia Rita, propietaria del hotel y también anticuaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La localidad de Borba

La localidad de Borba es conocida por sus excelentes vinos de Denominación de Origen, por lo que resulta visita obligada darse un paseo por Adega, la cooperativa del pueblo, donde se pueden comprar los mejores caldos de la zona.   

A solo diez minutos del hotel se encuentra el Palacio Ducal de Vila Viçosa y a 45 km, la bella ciudad de Évora.

El hotel tiene un servicio de bicicletas por si deseas pasear por el pueblo sobre dos ruedas o bien apuntarte a sus talleres de repostería o restauración de muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patio exterior

Recientemente, la antigua casa solariega se ha ampliado con un edificio contiguo. Este espacio extra cuenta con un patio exterior rodeado de olivos y un solarium con ducha al aire libre para relajarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Porche

La nueva zona del hotel tiene cuatro habitaciones más y salas en la planta baja. Una de ellas es este espacio chill out ubicado en el porche, con sofás y butacas que invitan a la conversación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles de madera

El hotel cuenta con 7 suites y 6 habitaciones dobles con baño incluido. La denominada de la cocina cuenta con una generosa cama formada por dos piezas unidas, muebles de madera y múltiples referencias gastronómicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimenea encastrada

Junto a la chimenea encastrada en una pared de ladrillo visto destaca la maravillosa alacena de marquetería. En su interior se exhiben con orgullo piezas de menaje y distintos objetos de cerámica típicos de la zona,  que los propietarios han ido reuniendo y recuperando con mucho mimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero de cama

El alma de la antigua cocina sigue viva, aunque ahora convertida en una original estancia que rememora un tiempo de cazuelas, básculas y fuego de carbón. Unas puertas antiguas recuperadas hacen de esplendoroso cabecero de cama, mientras que un viejo horno sirve de mesilla de noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pabellón

El pabellón dedicado a la zona de eventos incluye una amplia sala de reuniones. En ella, una mesa alargada rodeada de sillas sirve para celebrar divertidos talleres de cocina y repostería. Una báscula y pequeños electrodomésticos así lo atestiguan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles