Casa rural Quinta San Cayetano: Un lujo muy natural

En la Sierra de Gredos se encuentra Quinta San Cayetano, una casa de campo tradicional con las comodidades de un 5 estrellas, servicio personalizado, alimentación eco y pet friendly; todo para disfrutar de una experiencia slow.

image
Hearst

Te imaginas compartir unos días en familia o con amigos rodeados de plena naturaleza y, lo que es mejor, sin tener que renunciar a ninguna comodidad? Eso es lo que ofrece la Casa Rural Quinta San Cayetano, una villa de 500 m2 ubicada en pleno corazón del Valle del Tiétar, a 3 Km de Candeleda (Ávila) y a tan solo 185 Km de Madrid. Su propietaria, Mia Cayetana Hurtado de Mendoza, es la responsable de que este lugar sea un destino ideal para desconectar, un oasis natural a menos de dos horas de la capital. Formada en la escuela internacional de dirección hotelera Les Roches Marbella, Mia ha plasmado en esta preciosa finca una filosofía de vida basada en el trato cercano con el huésped, el respeto por el medio ambiente y la máxima calidad. “Es una casa para compartir con los seres queridos y disfrutar de la naturaleza en estado puro” —comenta la propietaria—. Con capacidad para alojar a 14 personas, Quinta San Cayetano dispone de cinco suites, un salón-comedor, terraza, zona chill out y una piscina exterior de agua salada climatizada con spa, que hará las delicias de pequeños y grandes.

La belleza de su paisaje natural, con vistas al pico Almanzor y al pantano de El Rosarito, es compatible con la domótica más avanzada para comodidad de sus huéspedes. Gracias a esta, podrás programar la calefacción, activar el hilo musical de todas las estancias y encender el suelo radiante o refrigerante desde tu propio teléfono móvil. Y si lo que quieres es huir de tanta tecnología punta y prefieres empaparte más de la vida rural, lo pasarás en grande visitando su huerto ecológico, la zona de gallinas camperas y a su pareja de burritos.

En el precio de alojamiento está incluido la limpieza diaria y el desayuno y, aunque la finca dispone de cocina, es de uso exclusivo para el personal. Si lo deseas, Quinta San Cayetano pone a tu disposición una cocinera y un servicio de comidas integral con productos autóctonos y de temporada, bajo su filosofía slow food. Asi tú solo tienes que dedicarte al relax y a la vida contemplativa.Y si tienes mascota, no hace falta que te preocupes por dónde o con quién la dejas; también admiten animales para que todos disfrutéis de vacaciones en familia.

ACTIVIDADES

Quinta San Cayetano ofrece gran número de actividades de ocio al aire libre: paseos a caballo, senderismo y rutas en bicicleta por la Sierra de Gredos, descenso en piragüa o canoa por la Garganta de Santa María y práctica de golf en el Club de Golf de Candeleda, a 5 km.

También es posible celebrar aquí cualquier evento particular o empresarial. Bodas, bautizos, comuniones, reencuentros con viejos amigos, convivencias de empresas… Te diseñan todo tipo de planes para que disfrutes de una experiencia personalizada.

Muy recomendable las visitas a Candeleda (a 3 km), al Santuario de Chilla y al pantano de Rosarito (ambos a 5 km).

Dirección: Quinta San Cayetano se encuentra en Paraje de San Miguel. Carretera de Chilla, Candeleda (Ávila).
Teléfonos de contacto: 918 281 039 y 650 753 453.
 www.quintasancayetano.com
Reservas: mia@quintasancayetano.com

Plus: La casa de campo, con capacidad para 14 personas, se alquila completa. Dispone de 5 habitaciones exteriores y luminosas decoradas en distintos estilos.  

Habitaciones: De domingo a jueves: 1.000 €/noche. De viernes a sábado y noche víspera de festivo, 1.200 €/un mínimo de 2 noches o 3 en caso de puente. Si quieres reservar la casa durante una semana en julio y agosto, el precio es de 7.800 €, ya sea para una pareja, una familia de 4 miembros o 14 personas.

FOTOS: ASIER RÚA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina de agua salada

Rodeada de robles y eneldos, Quinta San Cayetano cuenta con privilegiadas vistas a la Sierra de Gredos. En su exterior, una piscina climatizada de agua salada refresca a los huéspedes durante los cálidos días de verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acogedor porche

El acogedor porche cubierto incluye un comedor de verano y una zona de estar, con gran sofá de ratán natural con chaise-longue. El uso de materiales ecofriendly se aprecia en la carpintería y en el techo, de madera maciza de pino de Suecia y teja árabe antigua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Camas chill out

Frente al porche se encuentra la piscina con una zona de relax. Sus tres cómodas camas chill out invitan a tumbarse a tomar el sol y a disfrutar de las magníficas vistas al pico Almanzor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pequeña acequia

La flora, el microclima y algunos detalles constructivos evocan escenas del Sur. Un ejemplo de ello es esta pequeña acequia que recuerda las de los patios andaluces. Ideal para refrescar
el ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor de verano

El comedor de verano, con espacio para ocho comensales, está equipado con una amplia mesa maciza de tronco de árbol y sillas de ratán. Junto a él, un brasero de exterior permite en las noches frescas hacer lumbre y disfrutar de un vino o una infusión caliente alrededor del fuego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor y zona de estar

A través del porche se accede al interior de la casa por el salón, una amplia estancia de 100 m2 y uso común, que incluye comedor y zona de estar. En este espacio destacan los techos de madera maciza que alcanzan los 5 m de altura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa rústica

El comedor interior cuenta con una mesa rústica de roble macizo para 10 personas rodeada por sillas de diseño de ratán natural. En el techo, dos originales lámparas colgantes iluminan por la noche el centro de la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dos sofás

A espaldas del comedor, la zona de estar resulta cómoda y acogedora. Dos sofás, ubicados frente a los impresionantes ventanales con salida al jardín, permiten disfrutar del entorno al calor de dos chimeneas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

La cocina de corte clásico dispone de encimeras de mármol de Macael, una amplia isla, electrodomésticos A+++ y comedor. En ella destacan las lámparas de estilo industrial y las baldosas hidráulicas artesanales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estilo provenzal

La habitación El Rosarito, de 40 m2, destaca por su marcado estilo provenzal. Con acceso directo al jardín y a la piscina, cuenta con una cama doble con cabecero de lino y tachuelas, chimenea, butacas, vestidor y cuarto de baño completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Generoso lavabo

El baño perteneciente a la habitación El Rosarito continúa con el mismo estilo provenzal del dormitorio. Dispone de un generoso lavabo con doble grifería y estante inferior abierto para almacenamiento de toallas, ducha doble y bañera exenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Revestimiento cerámico

Todos los baños se caracterizan por el revestimiento cerámico en paredes, doble lavabo y los suelos hidráulicos, traídos desde Marruecos, como los de la cocina. Este en concreto pertenece a la habitación Romántica, en la página siguiente, la más pequeña de toda la casa de campo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero de madera

La tercera habitación de adultos, de 25 m2, destaca
por su estilo romántico. Posee una cama con cabecero de madera labrada, vestida con sábanas de algodón egipcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles