Hoteles para disfrutar de la naturaleza

¡Qué ganas de vacaciones! Y para muchos el tiempo libre es sinónimo de contacto con la naturaleza. Alójate en estos establecimientos, te aseguran que oirás el piar de los pájaros cada mañana. Adiós estrés. 

Nos vamos al campo de la mano de Ruralka, que en esta ocasión nos ofrece una exquisita selección de hoteles en contacto con la naturaleza. En ellos el relax está más que asegurado. Pero además, te garantizamos que nunca imaginaste un "campo" tan chic y confortable.

Nos vamos a Segovia, a la finca familiar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alójate en el campo y ¡disfruta del relax!

Nos olvidamos del estrés, las prisas, los ruidos y el reloj... En vacaciones muchas personas buscan calma y relax. En el campo es posible encontrar una vida alejada del ajetreo y precisamente es lo que propone Ruralka con esta selección de hoteles en contacto con la naturaleza, el campo y el aire libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

En Sotosalbos, Segovia, se encuentra esta casa de ensueño en el campo.

Atraviesa una arbolada de fresnos y robles y te encontrarás con el recibimiento de Alejandro y Cristina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

La casa está situada al pie del Parque Natural del Guadarrama y a 2 km de Sotosalbos, una preciosa aldea medieval. Las vistas de la sierra de Guadarrama con la Iglesia Románica de San Miguel de Sotosalbos y el Monasterio cisterciense de la Virgen de la Sierra son maravillosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Aquí huele a lavanda, a bollería recién horneada y a sábanas limpias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Un paraíso para el descanso y el disfrute de la naturaleza.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

El confortable saloncito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

El interior de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Espacios familiares para compartir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Las vistas se cuelan en el interior por grandes ventanales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Detalle de una consola con una deco muy natural y sencilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

¡A leer!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Las vistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

El dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Detalle de los textiles en el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

El cuarto de baño con la bañera y ventana al exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Finca Fuente Techada, una casa familiar en Segovia

Si quieres saber si está disponible en las fechas que necesitas, clica aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Una masía del siglo XVII situada a los pies del Parque Natural del Montseny, concretamente en San Esteve de Palautordera, Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Este hotel ha mantenido los materiales de la construcción original: piedra, madera y hierro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

En Can Vila podrás disfrutar de una deliciosa cocina de estilo Mediterráneo (catalana, italiana y francesa).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Fachada de piedra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

El jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Un salón dentro de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Detalle de las habitaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

El dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Con dos camas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Desde la cama a la puerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Otra de las habitaciones, en el mismo estilo decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Una cama confortable asegura el descanso profundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Habitación con dos camas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Detalle de la grifería retro en el cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Hotel rural Can Vila en Barcelona

Aquí tienes el enlace para que conozcas más este alojamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Una casa solariega restaurada del siglo XVII es La Pajarona en Siruela, Badajoz.

La casa es señorial y está renovada por completo. Un buen lugar para relajarse en verano es la piscina del patio, entre naranjos y celindos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Las vistas... La Pajarona te propondrá desde una ruta de senderismo por la sierra de Siruela, que verás desde el hotel, hasta hacer aguardiente en una noche de invierno fría; disfrutar en vivo y en directo de un guiso clásico extremeño en la lumbre como antaño, pasando por un curso de ganchillo o una sesión de flamenco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Las habitaicones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Con todo el detalle de una decoración señorial actualizada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Otro de los dormitorios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Todos los detalles decorativos se han cuidado para que nada desentone.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

El cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Una casa solariega en Badajoz

Más información sobre La Pajarona aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Rural, de decoración tradicional, el Pazo de Bentraces (en Orense) se remonta al siglo XV-XVIII . Su piscina y entorno verde es el mejor sitio para perderse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

¿Te imaginas aquí?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Te perderás en sus jardines y bosques de robles, magnolios, cipreses, bojs...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Cada rincón del interior de la casa tiene solera palaciega: muebles Luis XV, piletas doradas o cómodas inglesas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

En la cocina, por las mañanas te traerán el desayuno a la mesa: café, tortilla, zumo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

La cocina, amplia, familiar y muy acogedora. Aquí se hace vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Orense se encuentra a escasos minutos en coche desde el pazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Una de las habitaciones del pazo, de estilo palaciego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

Dormitorio con peso en los textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Un pazo señorial en Orense

El cuarto de baño.

Así es el Pazo de Bentraces, en Orense.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Desde la ventana del hotel Santa María de Alquézar en Huesca verás la colegiata y el barranco del río Vero. Y es que Alquézar es una preciosa villa medieval a los pies de la Sierra de Guara. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Una casa típica aragonesa en lo que a la estructura exterior se refiere y una decoración de estilo shabby chic en el interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Óleos y acuarelas decoran las paredes de este alojamiento. Además, los amantes de la montaña podrán realizar excursiones para disfrutar de los paisajes, aguas turquesas, toboganes de piedra... 

Elige si quieres deporte al aire libre o descansar junto a la chimenea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Habitaciones perfectas, románticas y muy soft. ¡Los entelados florales no faltan!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Las vistas desde la habitación son de película.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Otra toma de una de las habitaciones. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Rincón de la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Un buen desayuno para afrontar el día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Naturaleza plena en Huesca

Vistas al atardecer. Acércate aquí a este hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hoteles