¿Buscando alojamiento rural? ¡Este también es ecológico!

Para conocerlo tendrás que viajar hasta el concejo navarro de Ibero, inmerso en la naturaleza.

salón abierto a la cocina con mobiliario de madera de pino
Ignacio Bereciartu

La llegada de la COVID-19 ha modificado radicalmente nuestros planes de vacaciones para este verano. En vista de la situación, muchas familias y parejas han optado por el turismo rural como una forma de protegerse ante posibles contagios, pero también para desconectar del estrés de la ciudad, ocasionado en gran medida por el confinamiento que vivimos hace unos meses.

¿Tú también estás pensando en hacer la mochila y poner rumbo a algún pueblecito con encanto? Pues estás a punto de conocer un alojamiento que no solo se encuentra en plena naturaleza, sino que también es sostenible.

Ubicado en el concejo​ navarro de Ibero, en Cendea de Olza, Passivetxea 1 y 2 se presenta como un refugio para los viajeros que necesitan desconexión absoluta.

Ignacio Bereciartu

A unos 4 kilómetros del alojamiento, se encuentran las Peñas de Etxauri (ideales para amantes de la escalada y la montaña). Si lo prefieres, también puedes realizar una ruta por las Bodegas Otazu con vinito incluido, o conocer los secretos de la Cueva de Mendukilo. ¡Será por planes para entretenerse!

Pero vamos a lo que nos concierne. Es decir: el alojamiento. ¿Por qué decimos que es sostenible y en qué consiste exactamente? ¿Es un hotel o una casa rural?

Ignacio Bereciartu

Passivescape se define como un concepto de turismo sostenible y de diseño, con dos casas rehabilitadas para el turismo rural, y certificadas bajo el estándar Passivhaus. Su diseño constructivo permite ofrecer el máximo aprovechamiento energético con el mínimo impacto en el medio ambiente, proporcionando a la vez, espacios especialmente saludables en tiempos de pandemia: su sistema de ventilación permanente, equipado con filtros, garantiza un aire salubre en todo momento, lo que favorece un alto confort. Alucinante, ¿verdad?

Ignacio Bereciartu

Por otro lado, su interior está acabado con materiales y elementos naturales, reciclados y sostenibles, que reflejan el espíritu del proyecto.

Todo ello es fruto del trabajo del estudio de arquitectura BOA Arquitectos, así como de la empresa que gestiona las casas: Sugea Home.

PASSIV ETXEA 1

Ignacio Bereciartu

La primera casa está ubicada al este y puede albergar hasta 14 personas gracias a sus 7 dormitorios con baño privado, salas de estar y cocina. Si fuese necesario reservar ambas viviendas, has de saber que se comunican a través de las salas de estar, mediante una puerta de seguridad con cerradura.

Ignacio Bereciartu

La vivienda está revestida con madera de pino y se distribuye en tres plantas: una planta baja con garaje, sala multiusos y recibidor; y otras dos plantas donde se disponen el resto de las habitaciones, cada una con baño privado.

Ignacio Bereciartu

PASSIV ETXEA 2

La vivienda norte tiene una estructura de hormigón y puede acoger hasta 12 personas gracias a sus 6 dormitorios con baño privado, salas de estar y cocina.

Ignacio Bereciartu
Ignacio Bereciartu

También cuenta con tres alturas: una planta baja con garaje, recibidor y un dormitorio con baño; y dos plantas con el resto de dormitorios y baños privados.

Ignacio Bereciartu

RESERVAR

Proyecto e información: Cortesía de Passive Escape y BOA Arquitectos.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO