Construido sobre un antiguo edificio de oficinas se erige el recién inaugurado Hotel Lasala Plaza, en San Sebastián, el primer cuatro estrellas superior de la ciudad. Aunque su fachada de 1917 se ha preservado, su nueva estructura tiene siete plantas rematadas por una prodigiosa terraza con vistas a la bahía de La Concha.

Desde la azotea, situada en la planta 7, se divisan magníficas vistas a la bahía de La Concha. En la terraza se encuentra la piscina, con solarium, y toda la equipación necesaria para relajarse al aire libre mientras se disfruta de una panorámica de 360º de la ciudad.

De sus 56 habitaciones dobles, 26 tienen vistas al mar, como la de la imagen. Las 30 restantes dan al casco antiguo, una zona repleta de encanto.
Hearst

El establecimiento, situado en pleno Barrio del Puerto, es todo un homenaje a la cultura donostiarra y a su espíritu marinero. Una imponente escultura con 13 remos en madera y cobre, diseñada por Javier Zubiria y construida por el artesano Aitor Muñoz, recibe al huésped en la entrada principal. Todo un tributo a las traineras. El diseño curvo de la mesa de recepción recuerda a un barco, los atriles a los amarres del puerto… La planta baja alberga el lounge, la biblioteca y la taberna La Jarana, mientras que en la primera planta se ubica un área flexible para reuniones. El hotel cuenta con 58 habitaciones, repartidas en seis plantas y decoradas en un estilo neoclásico francés por la interiorista Luisa López Tellería.

En la entrada principal se halla la recepción, con rincones de descanso como este. Maderas nobles, mármoles, plata, cobre y terciopelo son los materiales que se repiten en todas las estancias del hotel.
Hearst

Cada una de las plantas está dedicada a un museo emblemático de Donostia (Romano Oiasso, San Telmo, Naval, Castillo de la Mota, Aquarium y Factoría Marítima Vasca Albaola) con réplicas de obras de arte. De ahí surge su nuevo concepto de art-hotel. Algunas habitaciones tienen vistas al mar como la Sea view o la Grand Deluxe Sea view y otras están orientadas al casco histórico. Es el caso de la Basic, Historical, Premium historical y Deluxe historical.

Algunas habitaciones, como la Premium historical, cuentan con un espacioso saloncito con sofá y butacas. En el mobiliario sobresalen las formas redondeadas del espejo, la mesa baja o los asientos.
Hearst
Junto a la ventana se ha dispuesto una mesa de escritorio de línea depurada y elaborada en maderas nobles. Semejante al material del discreto mueble bar que aloja la mini nevera con refrescos y una cafetera de cápsulas, al servicio del huésped.
Hearst
Los baños de mármol blanco cuentan con espejos antivaho y ducha termostática efecto lluvia. Solo las habitaciones Grand deluxe, con vistas al mar y situadas en el último piso, disponen además de bañera.
Hearst
Cada una de las seis plantas está dedicada a un museo guipuzcoano. Las paredes de las habitaciones están decoradas con óleos exclusivos y réplicas de fotografías, litografías y grabados de temática marinera, con el fin de dar a conocer la rica y variada cultura vasca.
Hearst
Mesitas auxiliares y marcos de espejo de cobre decoran los cuartos de baño, equipados con dobles lavabos encastrados en la encimera y griferías murales, para facilitar la presencia de dos personas sin estorbarse.
Hearst
Las habitaciones cuentan con camas twin de 1 x 2 m o de matrimonio de 2 x 2 m. En cuanto a textiles, materiales como el terciopelo, la lana y el algodón, en tonos azules y crema, predominan tanto en los revestimientos de paredes como en el tapizado del mobiliario o la ropa de cama.
Hearst

Dos habitaciones Historical están equipadas con sistemas domóticos especialmente indicados para personas con dificultades de movilidad.Además de sus espectaculares vistas, el hotel cuenta con otro gran plus: el gastronómico. Desde la planta baja, y con acceso independiente también, se accede a La Jarana Taberna, un lugar donde huéspedes o no disfrutarán de platos y pintxos elaborados con productos autóctonos, como el pastel de merluza, los rebozados de kokotxas o la zurrukutuna, típica sopa de ajo y bacalao.

En la planta baja, junto al salón y la biblioteca, se encuentra La Jarana Taberna. Un espacio gastronómico, afable y acogedor, que cuenta con dos zonas diferenciadas: una de picoteo para degustar sus famosos “pintxos” y otra de mesas con una deliciosa carta en la que predomina la cocina tradicional con un toque vanguardista, a cargo del chef donostiarra Ander González.
Hearst
Hearst
En la planta de entrada, próxima a la recepción, se encuentra la cafetería donde degustar un variado desayuno bufé. Pensado para huéspedes internacionales, en él se puede encontrar de todo: embutido, quesos, huevos, bacon, tostadas, bollería y una amplia selección de zumos recién exprimidos, además de todo tipo de cafés e infusiones para empezar el día lleno de energía.
Hearst

ACTIVIDADES:
- La gran oferta cultural y los bellos paisajes de Donostia merecen una visita.
- Si el tiempo no permite el baño, un paseo por las playas de La Concha y Ondarreta es más que gratificante. Si te gusta el surf, puedes practicarlo en la playa de Zurriola.
- Muy recomendable transitar por los senderos que llevan al monte Urgull; tomar el funicular al monte Igueldo o el barco para visitar la isla de Santa Clara.
- Te encantarán el Aquarium, las exposiciones del Kursaal, el Museo Naval y el Museo de San Telmo.
- Piérdete por el casco viejo y prueba sus variados pintxos regados con txakolí.

Dirección: El Hotel Lasala Plaza se encuentra en la Plaza Lasala, 2 (Donostia-San Sebastián).
Teléfono: 943 547 000.
www.lasalaplazahotel.com

Habitaciones: Este establecimiento, de 4 estrellas superior, cuenta con 58 habitaciones, de las cuales 56 son dobles y dos son Junior Suite con vistas también
a la bahía de La Concha.
Precios: El precio medio, por noche y habitación, es de 300 solo alojamiento, aunque hay posibilidad de contratar el desayuno. El ticket de almuerzos y cenas en La Jarana Taberna oscila entre 25-30 /persona.