Descalzadoras y zapateros para el recibidor

Nada más cómodo que accesorizar tu hall de entrada con una cómoda descalzadora para quitarte los zapatos después de un largo (larguísimo) día. Y aún mejor: un compañero zapatero que te los custodie para el día siguiente.

image
1 de 8
Enjevecido

La estructura de siempre, renovada a golpe de DIY. Envejece tu misma tu zapatero vintage con pintura mate, lija y unos toques de betún de judea.

Foto: Maison du Monde

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Hazlo tu mismo

Elige la tela que más te guste y forra ese pequeño taburete que tiene los días contados, como han hecho en esta imagen. Maravilloso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
El de siempre

Ocupa poco espacio, es práctico y mantiene el orden. No necesitamos más razones para elegir el zapatero de siempre. Este modelo es de Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Una idea original

En esta idea, nos encanta la descalzadora de pelo que incluyen junto al increíble mueble con rueda de bici que, por qué no, también sirve para dejar los taconazos del día.

Foto: LA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Para guardar los zapatos

Una solución minimalista a base de metal galvanizado y ruedas, firmada por el inconfundible sello escandinavo de House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Bienvenida

¡Bienvenida a casa! Tras todo el día de trabajo, quitarse los zapatos es lo mejor que puede pasarte. Hazlo sobre una cómoda descalzadora que añadirá glamour a tu hall. Esta sencilla idea viste de arriba a abajo el ambiente con tan sólo una butaca de cuero.

Foto: Zara Home

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
El modelo perfecto

Pequeño, elegante y PERFECTO. Nos encanta la descalzadora tapizada en capitoné crema de Sandra Marqués.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Aún más cómoda

Cambia la descalzadora en forma de taburete por un pequeño sillón. Quitarse los zapatos... o leer cómodamente. ¡Nos apetece todo!

Diseño de Antonio Citterio para Flexform, de cuero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa