Pasaba por aquí... Decora con estilo tu recibidor

Imprescindibles para transitar por la casa, las zonas de paso merecen atención decorativa. Aunque solo sea por las veces que las atravesamos, ¿te animas a ponerlas bonitas?

image
1 de 12
Consola con balda baja

Una consola. Habitual en las zonas de paso, conviene que tenga poco fondo para facilitar la circulación. Esta combina un cajón y una balda baja. La sensación de encanto se logra gracias al conjunto que forma con el resto de los elementos: el cuadro, la lámpara, la alfombra, la silla y el perchero. Consola Lure, en80x80x25 cm(299 €). Todo es de Kenay
Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Flexos en las paredes

En este pasillo nuestros ojos se dirigen tanto hacia la estantería como hacia las lámparas. A la hora de decorar una zona de paso, el problema principal suele ser la falta de espacio. Aquí, la estantería blanca se funde con la pared para que resulte visualmente ligera. Además, el fondo de sus baldas se reduce a medida que la altura es mayor para que el mueble parezca más pequeño y no recargue el espacio. Por su parte, los brazos articulables en forma de V invertida de las lámparas dan la sensación de que el techo es elevado, y de este modo el pasillo parece amplio. Apliques Practick 360, de www.deluzlighting.com. Interiorismo, del Estudio Egue y Seta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Librería baja en blanco

Si tu pasillo es oscuro, ¿te has planteado eliminar una de las paredes y comunicarlo con un espacio que tenga iluminación natural? Eso fue lo que hizo la interiorista Sagrario Escribano cuando planificó esta zona de paso. Para aprovechar el espacio, junto al pilar se realizó una librería baja con un diseño similar al del salón. Pero antes de abordar cualquier obra, consulta con un especialista qué muros se pueden derribar y cuáles se deben mantener para garantizar la seguridad estructural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Banco zapatero

Una zona de paso puede ser muy práctica. Elementos como un perchero de pared, que no entorpezca el paso, un zapatero o una balda alta sobre la que guardar complementos de otra temporada en cajas pueden solucionar parte del problema de almacenaje en casa. De Ikea: perchero Tjusig, en 19 x 178 cm (9,99 €); banco zapatero Tjusig, en 108 x 34 x 50 cm (69,99 €); alfombra Söften, de algodón, en 80 x 150 cm (19,99 €) y cesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Estantería de obra con baldas

Por muy estrecha que sea una zona de paso, siempre existe algún recurso para sacarle provecho. Por ejemplo, realizar una estantería de obra con baldas que tengan poco fondo: bastan 20 cm para colocar libros de ediciones de bolsillo, y solo 15 cm si quieres guardar discos compactos. Acuérdate de incluir un punto de luz para instalar un foco orientable o una lámpara que te permita localizar el título o el CD que buscas. En este caso, el decorador Pepe Leal realizó un diseño de suelo a techo. Las baldas blancas, a tono con la pared, se funden con ella y no recargan el espacio a pesar de su altura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Aparador de madera con puertas correderas

Un distribuidor es un espacio por el que, inevitablemente, circularás varias veces al día. Si decides colocar un mueble, asegúrate de que nadie se golpeará con él. Para evitarlo, busca un diseño con un fondo máximo de 40 cm. Respecto a las puertas, elígelas correderas; como se deslizan hacia los laterales, cuando estén abiertas no interrumpirán el paso.Aparador, en 86 x 40 x 100 cm (299 €); alfombra, en 65 x 135 cm (28,90 €); y lámpara (159 €). Todo, en www.carmobel.de

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Banco con cojines y manta

La clave para decorar un pasillo o un distribuidor consiste en incluir complementos que añadan calidez. El objetivo es lograr un ambiente en el que apetecería quedarse de no ser porque queremos llegar a una habitación concreta de la casa. Aquí, un murete sirve de base para exponer espejos y cuadros. Adosado a la pared, el banco con los cojines y la manta invitan a sentarse para disfrutar de un buen libro. Espejos (desde 29,99 €) y manta de ganchillo (99,99 €). Todo, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Pared con papel pintado

El zócalo con molduras y la pared empapelada en rosa transforman esta escalera, antes anodina y oscura, en una zona con encanto. La composición de espejos que siguen la inclinación de los peldaños y la lámpara de araña añaden un aire sofisticado. De Laura Ashley: papel Wilton lino pálido (66 €/ rollo), espejos (desde 145 €) y lámpara Adelin (630 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Perchero con balda

La decoración puede transformar un espacio angosto en un ambiente coqueto. Algunos distribuidores tienen tantas puertas de acceso a diferentes habitaciones, que apenas disponen de una pared libre. Un perchero ocupa poco espacio y si cuelgas bolsos y sombreros sin recargarlo, resultará muy decorativo. Este incluye una balda, ganchos y un espejo que evoca los diseños antiguos. Se trata del modelo The Grand Hotel, de Rivièra Maison; en 59 x 30,5 x 37 cm (299 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Espejo de cuerpo entero

Su capacidad de duplicar visualmente el espacio lo convierte en un recurso óptimo para que una zona de paso parezca más amplia. Ten en cuenta que lo que coloques en la pared de enfrente se reflejará en él con una perfecta simetría. Es lo que sucede con estas fotografías; la composición a base de marcos negros con paspartús blancos transmite sensación de orden. Espejo Place Vendom, de la firma Rivièra Maison. Tiene unas medidas de 100 x 200 cm (479 € aprox.). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Vinilos en las escaleras

Es una forma sencilla y atractiva de añadir dinamismo a la escalera: forrar la parte vertical de los peldaños con un papel vinílico llamativo. En este caso, se trata de un modelo que imita los estampados geométricos de los antiguos suelos hidráulicos que, un siglo después, vuelven a ser tendencia. Pero en esta zona de paso se han puesto en práctica dos ideas más: la caseta en la parte inferior de la escalera y el cajón que oculta el primer escalón para guardar los zapatos. Vinilos, lámparas suspendidas de cuerda (39,95 € c/u sin bombilla) y cuadros (desde 14,95 €). Todo, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Espejo redondo y cesta

Zócalo do it your self. Su presencia basta para añadir interés a cualquier zona de paso. Puedes realizarlo con listones de madera, molduras o, como aquí, con una antigua puerta recuperada y colocada en horizontal. Píntala del mismo tono de la pared con un acabado envejecido y... ¡listo! Espejo Fannie (460 €) y cesta (60 €), de Lene Bjerre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso