Cómo decorar un pasillo: 50 ideas que querrás copiar

Las zonas de paso también se merecen una bonita decoración; por eso, sácale el máximo partido al pasillo y enriquece el ambiente de una forma personal, original e interesante.

pasillo decorado con banco zapatero y perchero
Hearst

    El pasillo es una de las partes de la casa que merece un mayor reconocimiento. Aunque sea una zona de paso, también puede ser decorado. En realidad, se convierte en el nexo de comunicación con todas las estancias y pasamos por él continuamente. ¿No crees que merece la pena enriquecerlo con una decoración bonita?

    Para que te inspires y encuentres un modelo que resulte interesante para tu hogar, te presentamos 50 ideas sobre cómo decorar un pasillo con encanto y personalidad.

    Diseños llenos de encanto

    ¿Cómo suele ser el diseño de un pasillo? A nivel estructural, tiene carácter funcional y posee un formato estrecho y alargado. Aunque no lo parezca, ofrece múltiples posibilidades. Para decorarlo, podemos recurrir a recursos decorativos de todo tipo: cuadros de pared, esculturas, estanterías, alfombras, lámparas, focos, etc.

    Para decorar pasillos estrechos no es necesario renunciar a la creatividad. Estos espacios admiten numerosas combinaciones de muebles diseñados especialmente para ello. Al fin y al cabo, se convierten en buenas ideas llenas de encanto para las paredes, los techos y los suelos. Por eso, debemos marcar un objetivo fundamental: no deben quedar las superficies desnudas y tampoco debemos saturar el espacio.

    Hay que señalar que los pasillos pueden servir de fuente de inspiración a la hora de decorar un recibidor. Antes de llegar al resto de estancias tenemos que transitarlos, lo que implica la visibilidad de un estilo que sirve de preámbulo de lo que hay en el resto de la casa. Por esta razón, las paredes del pasillo son superficies ideales para colgar cuadros y fotos que generen un ambiente especial.

    ¿Muebles en el pasillo?

    Los muebles son útiles como para garantizar también un almacenaje. En un pasillo estrecho puedes optar por baldas en altura que no quitarán espacio; de hecho, permiten colocar una biblioteca o poner cajas decorativas para guardar accesorios. En el fondo, es una manera muy interesante de ordenar entradas y pasillos.

    Si el ancho del pasillo te lo permite, tenemos la opción de colocar muebles zapateros. No interesa que sean muebles con mucho fondo, ya que no deben ocupar demasiado espacio ni tampoco restar centímetros al área de paso. De esta manera, ofrecen la posibilidad de liberar espacio en los dormitorios y en los armarios. Si tiene un ancho suficiente puede que, incluso, puedas colocar estanterías, muebles con cajones o cómodas.

    Colores para el pasillo

    Para decorar un pasillo, apuesta por un color intenso en una única pared y verás cómo se enriquece visualmente. De este modo, deja de ser una zona de paso sin más y parecerá otro al lucir una imagen renovada. ¿Cuál es el mejor color para el pasillo? Todo es cuestión de gustos y del estilo que tengas el hogar, pero recuerda que lo más importante es que haya contrastes con los recursos decorativos que hemos colocado, algo propio de las nuevas tendencias de pasillos.

    Otra buena idea es colocar un zócalo a media altura, así podrás jugar con un color más oscuro para la parte inferior de las paredes y colores más claros para la parte superior. Así se consigue un ambiente más decorativo y sensación de profundidad. Además, tienes la oportunidad de renovar las paredes con papel pintado para, así, jugar con motivos y colores, pero ten cuidado de no elegir tonos oscuros ni motivos demasiado grandes.

    Alfombras de pasillo

    Los pasillos son perfectos para colocar una alfombra alargada. Además de proteger el suelo (sobre todo si es de madera, más sensible al rayarse y desgastarse) añadirán una nota de color. Incluso, ayudan a decorar un pasillo largo y estrecho.

    En definitiva, para que aclares tus ideas sobre cómo adornar un pasillo bonito, echa un vistazo a los consejos que te proponemos a continuación.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Como un paisaje
    Hearst

    Este pasillo es un buen ejemplo de cómo puede transformarse un espacio en principio aburrido en el más interesante de la casa. Un papel pintado con el motivo de un bosque y unas golondrinas de cerámica colgadas de la pared y del techo han logrado llenar de encanto este pasillo.

    2
    Un pasillo decorado con estilo
    Hearst

    Un ejemplo de pasillo bien proyectado: con elementos estructurales que son un plus (techo abuhardillado y puertas con cuarterones), mucho blanco y luz natural, que se cuela a través de las ventanas de techo.

    Un truco visual que siempre funciona para reducir la sensación de tubo es colocar varias alfombras ovaladas, circulares o de forma irregular en línea, separadas unos centímetros.

    3
    Gana espacio de alamcén
    Hearst

    El pasillo puede ser la solución salvadora que buscas, con estanterías en la pared, un banco con baldas y cajas que permitan mantener el orden.Coloca una alfombra en el suelo para que estén cómodos. Y sé firme: en cuanto mamá lo diga, los juguetes se guardan.

    De Ikea: banco zapatero Tjusig (15€), cesta Branäs (15€) y caja negra con tapa Tjena (4€).

    4
    Pasillo artístico
    Ana Ferrero

    En un moderno piso de estudiantes hemos descubierto este precioso pasillo que por su longitud ha permitido pintar con efecto óptico.

    5
    Súper moderno
    Miel Arquitectos

    La entrada a esta casa no era tal, sino un pasillo largo. Difícil encontrar un mueble versátil para ese saliente de la pared. Se optó por encargar uno a medida, que ha resultado ser ingenioso, funcional y decorativo. Integra un paragüero, dos zapateros y un par de repisas. Sobre él, un perchero muy original que simula gotas de pintura remata la galería dorada que separa la pared de un altillo; este perchero ofrece un práctico soporte para dejar a mano los bolsos y la ropa de abrigo. Diseño y reforma, del estudio Miel Arquitectos.

    6
    Un pasillo protagonista
    Néstor Marchador

    Este estupendo piso de 70 metros cuadrados parece el doble de grande. El largo pasillo se remata con un espejo que duplica la sensación de amplitud. La pared de ladrillo pintado de blanco se alarga a lo largo del salón, dado sensación de continuidad. una sencilla balda blanda sirve de soporte para elegidas obras.

    7
    Con armarios empotrados
    Sandra Rojo

    Este pasillo se aprovechó de una forma genial. De un lado se instalaron armarios empotrados que apenas llaman la atención y la otra pared se sustituyó por una división de cristal y molduras negras que permiten el paso de la luz. Esta vivienda es ahora muy luminosa, con una distribución pensada para aprovechar el 100% del espacio.

    8
    Plantas en el pasillo
    Bénédicte Drummond / Photofoyer

    En esta encantadora casa, las paredes del pasillo se decoraron con un mural pintado a mano por Emma Jones: delicados motivos vegetales en negro destacan sobre el fondo blanco. Además se añadieron macetas con plantas colgantes que añaden un toque fresco y decorativo al espacio.

    9
    Recursos en madera
    Tricia Shay Photography

    La madera es un buen aliado para decorar el pasillo. Nada mejor como decorarlo con un mueble en el que podemos colocar todo tipo de artículos de decoración. Una forma diferente de darle un aire de importancia a esta zona de paso.

    10
    Armarios empotrados en el pasillo
    Hearst

    En los pasillos anchos, una opción para rentabilizar esos metros es crear un frente de armarios empotrados. Se necesitan 60 cm de fondo para el cuerpo de almacén, en el caso de que la ropa se organice colgada en barras, pero la medida varía en función de los artículos que se guarden: un armario con baldas requiere menos fondo y para aquellos diseños con barras extraíbles, basta con 40 cm.

    Cuida los frentes de armario e intégralos: lisos, con molduras o acanaladuras. Y en las viviendas con techos altos (mínimo 3 metros), crea un altillo y equípalo con un sistema que facilite el acceso al fondo.

    11
    Decorar sin restar espacio
    Hearst

    En ocasiones son los propios muebles los que definen la zona del recibidor. En este caso, una sencilla balda de madera sobre el radiador, un espejo y un aplique dan vida a esta pequeña entrada llena de encanto. Unas esculturas de pared completan con mucho acierto este ambiente.

    12
    Más que una zona de paso
    Jessica Zueras

    El corredor no es un espacio anodino. En esta casa se ha revalorizado el corredor con papel pintado, de Nina Campbell, y amueblado con consola y espejo, de Ikea.

    13
    A modo de recibidor
    Delikatissen

    Un pasillo práctico, sencillo y bonito. Un par de ganchos en la pared para abrigos o bolsos, un taburete como descalzadora a la entrada y un espejo para dar el toque final a tu look cada día antes de salir. ¡Perfecto!

    14
    Pasillo integrado
    Hearst

    En este proyecto, la ausencia de puertas y tabiques divisorios integra el pasillo en cada uno de los ambientes que se suceden a lo largo de su recorrido -distribuidor, cocina y comedor-.

    Esta organización del espacio reduce visualmente la longitud del pasillo. Además, cuando es posible la recuperación de los elementos originales de la arquitectura de la vivienda, como las vigas vistas y los pilares de madera en este caso, tiene un gran valor decorativo.

    Te interesa: 15 COCINAS RÚSTICAS Y ACOGEDORAS

    15
    Tabiques de cristal
    Hearst

    Una solución para que las zonas de paso no resulten angostas es sustituir los tabiques o algunas paredes por paneles a modo de cerramientos de cristal o bien abrir vanos de cristal fijo.

    El Estudio de Arquitectura Argensolacuatro resolvió además la pared con un mueble bajo cerrado y baldas a modo de librería hasta el techo. Los libros necesitan una superficie de 20 cm de fondo. Si no tienes espacio para una estantería, fija baldas sobre las puertas o en la zona superior de la pared.

    16
    Un pasillo total white
    Hearst

    El pasillo puede ser un espacio cálido y acogedor y las paredes tienen un papel relevante. Pintura, papel pintado, zócalos, cuadros, vinilos, una composición de espejos... Revestimientos y objetos deco, bien combinados, consiguen que los puntos débiles de estas áreas de paso desaparezcan y la vista se fije en el resultado estético. El total white amplía e ilumina estas zonas, generalmente faltas de luz natural.

    Aquí, la carpintería se suma al poder del blanco, lienzo sobre el que lucen tres fotografías enmarcadas en color negro.

    17
    Dale luz al pasillo
    Hearst

    Si es natural mejor, pero no siempre es posible. En los extremos, mucha iluminación. Durante el trayecto, tenemos focos en el techo, en la pared, leds en el suelo, apliques en la parte inferior del tabique...

    Aquí se ha convertido el pasillo en una zona de exposición con cuadros y láminas en la pared. También es apropiado colocar focos pequeños sobre cada cuadro (cuando son de tamaño medio o maxi).

    18
    Techo pintado en negro
    Hearst

    El techo, pintado en un tono oscuro, se acerca visualmente, con lo que se consigue matizar la sensación de estrechez. Un recurso óptico idóneo para los pasillos -al igual que pintar la pared del fondo en un color intenso-, que pocas veces se utiliza. Una hilera de focos empotrados ilumina la zona.

    La interiorista Itziar Echebarria, encargada de la reforma de la vivienda, optó por luminarias con haz orientable para enfocar los cuadros, expuestos en una repisa en la pared. Alfombra, de la firma Pappelina. Baldas para cuadros, de Ikea.

    19
    Exposición de fotografías
    Goodmoods

    Este pasillo se ha transformado en una exposición de fotografías, colocadas en estantes específicos para cuadros a la izquierda y colgadas en la pared, a la derecha. La mitad interior se decoró con sendos zócalos de madera con cuarterones lacados en blanco y un aparador. Es una idea de Juia Rouzad, de Goodmoods.

    20
    Suelos decorativos en el pasillo
    Hearst

    Un mosaico de azulejos con patrones interesantes dará dinamismo al suelo y lo dividirá en distintas zonas. Además, ofrece un aspecto vintage que recuerda a las casas antiguas.

    21
    Juego de colores
    Hearst

    La pintura o el papel pintado ayuda a "disimular" visualmente la estrechez del pasillo o su longitud. Pintar rayas horizontales solo potencia la sensación de tubo. Las rayas verticales separan visualmente suelo de techo y es más recomendable en esta zona de paso. Pintar las paredes de los extremos de un tono más intenso acorta el pasillo. Crear un zócalo a media altura o algo más alto, también funciona porque da dinamismo.


    En la imagen, butaca azul, de Ikea.

    22
    Pasillo-zapatero
    Homebunch

    ¿Problemas para guardar tus zapatos? Viste tu pasillo con muebles zapateros a lo largo y ese problema desaparecerá de un plumazo. Tu pasillo, además, ya no quedará desangelado.

    23
    La iluminación del pasillo
    Hearst

    ¿Quieres acortar el pasillo? Sitúa focos cada metro en los extremos y algo más próximos en la parte central. Con los lados sombríos, parecerá más corto.

    En el caso de apliques de pared, el truco es no alinearlos. Otra idea: crea cuarterones con molduras de madera, como en este caso, que compartimenten la pared y la dividan en cuadrados y rectángulos. Si el ancho total supera el metro, incorpora piezas de mobiliario de volumen reducido y diseño ligero.

    24
    Efecto óptico: el suelo del pasillo
    Hearst

    Acapara la atención. Un revestimiento hidráulico es siempre un elemento singular, que se convierte en eje decorativo. En el pasillo, la profusión de formas geométricas y la combinación de líneas y colores de este tipo de suelo tienen un interesante impacto en el conjunto. Muebles, diseñados por Esmo Interiorismo.

    25
    Pasillos abiertos e integrados
    Hearst

    Eliminar la puerta que comunica el pasillo con el salón o con el recibidor favorece la continuidad. Remata el vano que queda según el estilo que quieras dar a tu vivienda: rectilíneo para los ambientes más contemporáneos o en forma de arco y con molduras de espíritu clásico.

    Esta propuesta combina un arco de medio punto y dos hornacinas de escayola ornamentadas. De Matthew Williamson: papel Latania (92 €/rollo) y cortina confeccionada con tela Bird of Paradise (118 €/metro). Ambos de venta en Osborne & Little.

    26
    Cómo decorar un pasillo con muchas puertas
    Hearst

    Fíjate en esta imagen: puertas, ventanas y una galería. Prácticamente no queda un tabique libre. En los casos donde parece tan complicado incorporar el mínimo detalle decorativo, el peso estético recae en los acabados (carpintería y suelo) y en los colores. Se impone recurrir a tonos suaves, tanto en puertas como en ventanas y marcos (maderas o lacas en blanco, tierras o cualquier color pastel).

    Si tus puertas son oscuras, cambia su imagen. Puedes llevarlas a un taller a lacar (una opción de coste más elevado) o transformarlas en casa, sin desmontarlas, con brocha, rodillo de espuma o a pistola.

    Te interesa: MUEBLES QUE SE TRANSFORMAN CON PINTURA A LA TIZA

    27
    Suelos resistentes
    Hearst

    Es importante elegir un pavimento resistente al desgaste en pasillos y zonas de paso. ¿Opciones?: En el caso del parqué laminado pregunta por su nivel de dureza: la clasificación AC valora la resistencia a la abrasión, al impacto, a las manchas y a las quemaduras.

    También el mármol, los pavimentos cerámicos y el microcemento. En las paredes, pintura -mejor plástica-, papel pintado tejido no tejido o vinílico -los más resistentes-, ladrillo visto...

    28
    Columpio infantil en el pasillo
    Pinterest: Studio DB

    Si vives en un piso con largos y amplios pasillos, colocar una tirolina como esta será una forma estupenda de que se entretengan los días de lluvia... ¡y en cualquier momento! Eso sí, mejor que te avisen cuando vayan a jugar, ¡no vaya a ser que te lleven por delante!

    29
    Pasillo con mueble zapatero
    Hearst

    Puedes poner en valor un corredor largo y anodino pintando la pared con una técnica actual, como el trapeado, y equipándolo con muebles de almacén. ¿Por qué no colocar algún armario con poco fondo como este de Ikea? También un zapatero, archivadores, varias baldas...

    30
    ¡Libros al pasillo!
    Hearst

    Es suficiente con que la estantería tenga 20-25 cm de fondo, pero debes respetar 90 cm hasta la pared opuesta para que el paso sea confortable.

    La opción más práctica es encargar un diseño a la medida de tu espacio. De suelo a techo (con una escalera decorativa) o a media altura. En cualquier caso, fija siempre el mueble a la pared.

    31
    ¿Alfombras?... ¡Si!
    Hearst

    Si son rectangulares mejor de motivos geométricos o rayas horizontales para no crear más sensación de tubo. Más recomendables son las circulares o irregulares, salpicando el pasillo. Combina colores, texturas, modelos...

    Interiorismo: Bárbara Aurell.

    32
    Librería y pasillo
    Portobello Street

    Aquí, todos los espacios se aprovechan. Desde el lateral, con una balda y percheros inferiores, perfectos para la llegada a casa, a la parte superior de la puerta, convertido en un práctico altillo-librería muy decorativo.

    La otra pared, a modo de un enorme corcho, tiene una función muy práctica para notas.

    33
    Juega con los colores
    Hearst

    Los techos altos son una bendición inmobiliaria (salvo en un pasillo estrecho, porque consiguen hacerlo todavía más angosto). Si este es tu caso, pinta el techo y la pared del fondo de un color más oscuro que los laterales. Conseguirás ensancharlo visualmente.

    34
    Alfombra multicolor
    Hearst

    En esta casa se optó por dar más amplitud visual con tonos blancos en paredes, techo y suelo. Para decorarlo, se eligió un dúo clásico, también blanco: consola y espejo de gran formato, situados enfrente de la primera puerta del pasillo. El detalle que añade ráfagas de color y dinamiza el ambiente: una alfombra de rayas. Consola y espejo, de Maisons du Monde. El pavimento es un laminado blanqueado, de Quick-Step.

    35
    Estilo bohemio
    Mint Images

    En este pasillo queda claro que los inquilinos son amantes del arte y los ambientes bohemios. Alfombras persas, paredes con cuadros y vigas de madera vistas. Se combina lo rústico con el ambiente alternativo, algo muy propio de pasillos modernos y con estilo.

    36
    Contraste
    www.cambraestudio.com

    El tablón de madera destaca sobre el blanco de las paredes y crea un espacio sobresaliente para adornos. Es la casa taller de una amante del Scrapbooking.

    37
    Estantería mini
    Cortesía de Daniel Pérez y Felipe Araujo

    Una pequeña estanería y una balda en la pared con un taburete industrial han servido para crear un pequeño escritorio en el pasillo. La idea de colocar flexos articulados en las paredes permite dirigir la luz donde te interese según el uso.

    En este proyecto han participado los interioristas Daniel Pérez y Felipe Araujo.

    38
    Espejos y cuadros
    Apartment Therapy

    Los grandes aliados de los pasillos pequeños. Su estrechez encaja a la perfección con la del pasillo y se convierten en los mejores objetos de decoración, como en esta idea, vista en Apartment Therapy.

    39
    Molduras clásicas
    Hearst

    Con listones de madera o molduras de escayola puedes crear cuadrados o rectángulos en la parte inferior de la pared, a modo de zócalo, o como cuadros en la superior. Píntalas en el tono de la pared o juega con un color en el interior y otro en el exterior de la moldura (ésta pintada en uno de los dos que escojas) coordinados y no contrastados. Una propuesta de la interiorista María Barrero.

    40
    Como una galería de arte
    Hearst

    Sabemos que la simetría te gusta mucho, pero colocar los cuadros así en un pasillo solo logrará hacerlo más aburrido. Deja volar tu imaginación y experimenta con formatos, tamaños, alturas y colores.

    41
    Espejos en el pasillo
    Hearst

    Lo importante a la hora de decorar un pasillo alargado es cortarlo visualmente. Por este motivo, si vas a colocar una alfombra, procura que no cubra todo el suelo (es decir, nada de encargar estas alfombras que se venden por metros).

    42
    Formato maxi
    Hearst

    Espectacular esta propuesta para pasillos. Elegir una obra de gran formato para decorarlo captará todas las miradas. En este caso, se trata de un mural, inspirado en una obra del artista pop Roy Lichtenstein que, además, varía la percepción del espacio porque acorta visualmente la zona de paso.

    43
    De campo
    DR

    Con paredes de piedra pintadas de blanco y mucha luz natural, este pasillo desprende encanto. Y, por supuesto, en un ambiente de campo no pueden faltar los accesorios de fibras naturales que cuelgan del perchero.

    44
    Total white
    Decoratingyoursmallspace

    El estilo nórdico baña de arriba a abajo con su luminosidad blanca este pasillo que no ha utilizada más que molduras desnudas, también en blanco, para llenarlo de magia.

    45
    Como un vestidor
    Hearst

    Los bolsos más chic tienen un gran potencial decorativo en el pasillo que conduce a tu dormitorio. Saca partido a las paredes sin descuidar el estilo con una composición colorista y dinámica. Además, así los encontrarás al instante, no se deformarán y aligerarás el espacio en el armario. Una idea que también resulta muy práctica para la colección de collares, fulares y sombreros.

    46
    Pasillo con zócalo a rayas
    Hearst

    Si quieres disimular la altura de los techos, elige un zócalo muy alto; si no, es mejor que no supere 1,2 m de altura. Si tu pasillo es ancho, puedes permitirte decorarlo con un papel llamativo, a juego con el resto de la decoración. Aquí se escogió el papel vinílico Black & White, de Coordonné (36 €/rollo en El Taller de Gabriel). Para alargar visualmente el pasillo, coloca unos cuadros que vistan la zona. Cuadros, de La Ceiba.

    47
    Juego de colores
    Rice

    ¿El de tu casa es interminable y lleno de puertas? Toma nota de éste ideado por Rice. Los zócalos altos, revestidos con papel pintado y rematados por molduras, acortan el pasillo y lo "ensanchan".

    48
    Vestidor en el pasillo
    Hearst

    Las zonas de paso son un lugar excelente para ganar espacio de almacén, siempre y cuando tengan la anchura suficiente para dar cabida a un armario sin entorpecer el paso. Es un buen sitio, por ejemplo, para ubicar un vestidor si está cerca del dormitorio. Lo único a tener en cuenta es que las puertas de los armarios sean del mismo tono que la pared. Aquí se optó por frentes en color blanco realizados por Carpintería Zalbidea.

    49
    Pasillo con suelo hidráulico
    pasillo con suelo hidráulico
    www.espairoux.com

    En la reforma de este piso en Barcelona se recuperó el suelo original en algunas partes de la casa. El suelo hidráulico hace las veces de alfombra y divide el pasillo para reducir la sensación de estrechez. El resto de suelos son de roble blanqueado.

    50
    Rincón relax
    Estudio RÄL 167

    El ancho del pasillo en este caso permite colocar un exquisito rincon de lectura. La chaise longue bajo la ventana y los espejos de la pared opuesta crean un espacio luminoso y amplio.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de De paso