Cómo decorar los pasillos

¿Espacio desaprovechado? Para nada. Sácale partido, aguza tu ingenio, aplica unos trucos decorativos y convierte esta zona en un camino estético y funcional, que enriquezca tu casa.

image
1 de 12
Un pasillo decorado con estilo

Un ejemplo de pasillo bien proyectado: con elementos estructurales que son un plus (techo abuhardillado y puertas con cuarterones), mucho blanco y luz natural, que se cuela a través de las ventanas de techo.

Un truco visual que siempre funciona para reducir la sensación de tubo es colocar varias alfombras circulares o de forma irregular en línea, separadas unos centímetros. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Armarios empotrados en el pasillo

En los pasillos anchos, una opción para rentabilizar esos metros es crear un frente de armarios empotrados. Se necesitan 60 cm de fondo para el cuerpo de almacén, en el caso de que la ropa se organice colgada en barras, pero
la medida varía en función de los artículos que se guarden: un armario con baldas requiere menos fondo y para aquellos diseños con barras extraíbles, basta con 40 cm.

Cuida los frentes de armario e intégralos: lisos, con molduras o acanaladuras. Y en las viviendas con techos altos (mínimo 3 metros), crea un altillo y equípalo con un sistema que facilite el acceso al fondo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Pasillo integrado

En este proyecto, la ausencia de puertas y tabiques divisorios integra el pasillo en cada uno de los ambientes que se suceden a lo largo de su recorrido -distribuidor, cocina y comedor-.

Esta organización del espacio reduce visualmente la longitud del pasillo. Además, cuando es posible la recuperación de los elementos originales de la arquitectura de la vivienda, como las vigas vistas y los pilares de madera en este caso, tiene un gran valor decorativo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Tabiques de cristal

Una solución para que las zonas de paso no resulten angostas es sustituir los tabiques o algunas paredes por paneles acristalados o bien abrir vanos de cristal fijo.

El Estudio de Arquitectura Argensolacuatro resolvió además la pared con un mueble bajo cerrado y baldas a modo de librería hasta el techo. Los libros necesitan una superficie de 20 cm de fondo. Si no tienes espacio para una estantería, fija baldas sobre las puertas o en la zona superior de la pared. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Un pasillo total white

El pasillo puede ser un espacio cálido y acogedor y las paredes tienen un papel relevante. Pintura, papel pintado, zócalos, cuadros, vinilos, una composición de espejos... Revestimientos y objetos deco, bien combinados, consiguen que los puntos débiles de estas áreas de paso desaparezcan y la vista se fije en el resultado estético. El total white amplía e ilumina estas zonas, generalmente faltas de luz natural. 

Aquí, la carpintería se suma al poder del blanco, lienzo sobre el que lucen tres fotografías enmarcadas en color negro. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Recursos con arte

El techo, pintado en un tono oscuro, se acerca visualmente, con lo que se consigue matizar la sensación de estrechez. Un recurso óptico idóneo para los pasillos -al igual que pintar la pared del fondo en un color intenso-, que pocas veces se utiliza. Una hilera de focos empotrados ilumina la zona.

La interiorista Itziar Echebarria, encargada de la reforma de la vivienda, optó por luminarias con haz orientable para enfocar los cuadros, expuestos en una repisa en la pared. Alfombra, de la firma Pappelina. Baldas para cuadros, de Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
La iluminación del pasillo

¿Quieres acortar el pasillo? Sitúa focos cada metro en los extremos y algo más próximos en la parte central. Con los lados sombríos, parecerá más corto.

En el caso de apliques de pared, el truco es no alinearlos. Otra idea: crea cuarterones con molduras de madera, como en este caso, que compartimenten la pared y la dividan en cuadrados y rectángulos. Si el ancho total supera el metro, incorpora piezas de mobiliario de volumen reducido y diseño ligero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Efecto óptico: el suelo del pasillo

Acapara la atención. Un revestimiento hidráulico es siempre un elemento singular, que se convierte en eje decorativo.

En el pasillo, la profusión de formas geométricas y la combinación de líneas y colores de este tipo de suelo tienen un interesante impacto en el conjunto. Muebles, diseñados por Esmo Interiorismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Pasillos abiertos e integrados

Eliminar la puerta que comunica el pasillo con el salón o con el recibidor favorece la continuidad. Remata el vano que queda según el estilo que quieras dar a tu vivienda: rectilíneo para los ambientes más contemporáneos o en forma de arco y con molduras en los de espíritu clásico.

Esta propuesta combina un arco de medio punto y dos hornacinas de escayola ornamentadas. De Matthew Williamson: papel Latania (92 €/rollo) y cortina confeccionada con tela Bird of Paradise (118 €/metro). Ambos de venta en Osborne & Little.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Cómo decorar un pasillo con muchas puertas

Fíjate en esta imagen: puertas, ventanas y una galería. Prácticamente no queda un tabique libre. En los casos donde parece tan complicado incorporar el mínimo detalle decorativo, el peso estético recae en los acabados (carpintería y suelo) y en los colores. Se impone recurrir a tonos suaves, tanto en puertas como en ventanas y marcos (maderas o lacas en blanco, tierras o cualquier color pastel).

Si tus puertas son oscuras, cambia su imagen. Puedes llevarlas a un taller a lacar (una opción de coste más elevado) o transformarlas en casa, sin desmontarlas, con brocha, rodillo de espuma o a pistola. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Suelos resistentes

Es importante elegir un pavimento resistente al desgaste en pasillos y zonas de paso. ¿Opciones?: En el caso del parqué laminado pregunta por su nivel de dureza: la clasificación AC valora la resistencia a la abrasión, al impacto, a las manchas y a las quemaduras.

También el mármol, los pavimentos cerámicos y el microcemento. En las paredes, pintura -mejor plástica-, papel pintado tejido no tejido o vinílico -los más resistentes-, ladrillo visto...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
¡Libros al pasillo!

Es suficiente con que la estantería tenga 20-25 cm de fondo, pero debes respetar 90 cm hasta la pared opuesta para que el paso sea confortable.

La opción más práctica es encargar un diseño a la medida de tu espacio. De suelo a techo (con una escalera decorativa) o a media altura. En cualquier caso, fija siempre el mueble a la pared. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso