Especial zonas de paso. O cómo aprovechar el espacio de recibidores, pasillos y escaleras

Aquí me quedo... Es lo que querrás hacer en el recibidor, el pasillo o la escalera en cuanto les eches un poquito de gracia.

Recibidor: Vitrina de pino
Hearst

Las nuevas zonas de paso dan ganas de instalarte y vivir en ellas. Encuentra en esta galería 12 consejos estupendos para sacarle más provecho al espacio y decorar con estilo el pasillo, el recibidor o las escaleras de tu casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cada centímetro es un tesoro
David Ponsoda

Tienes una escalera nada más entrar en casa.

Adosa a la pared de los peldaños un mini sofá o una consola para dejar las llaves, como en la imagen. ¿Que está en una zona de paso?

Aprovecha las paredes para instalar librerías con poco fondo y guardar en ellas las ediciones de bolsillo, más pequeñas. Y si el hueco se encuentra en un área de difícil acceso, decóralo con plantas para evitar que ese espacio quede muerto.

De Lola Home: espejo (44,90 €), plantas artificiales (desde 16,90 €) y alfombra de yute (39,90 €).

Banco y estantería
Hearst

Una vivienda con jardín es una maravilla, pero ojito con el barro.

Nada de pisadas por toda la casa. Acostumbra a todos a que, en cuanto entren, se quiten los zapatos en el recibidor.

Para que nadie se queje, coloca un banco. Haz el rincón instagrameable con un estante lleno de detalles deco y perchas con sombreros, fulares…

No te pierdas cómo... CONVIERTE TU ENTRADA EN UNA 'MUDROOM'

¡Ya no nos caben más cosas!
Hearst

Dices, un poquito desesperada, cada vez que entras en el dormitorio de tus hijos, hiperpoblado de juguetes. Por no hablar de su manía de guardar, también, las cajas de los anime.

El pasillo puede ser la solución salvadora que buscas, con estanterías en la pared, un banco con baldas y cajas que permitan mantener el orden.

Coloca una alfombra en el suelo para que estén cómodos. Y sé firme: en cuanto mamá lo diga, los juguetes se guardan.

De Ikea: banco zapatero Tjusig (70 €), cesta Branäs (12 €) y caja negra con tapa Tjena (3 €).

Ahora voy y me siento
Hearst

Lo que darías por tener un rinconcito de relax, ese que en las redes siempre ocupa una influencer divina hablando por el móvil o acariciando al gato.

Pues el distribuidor es un lugar genial para organizar el tuyo con una butaca de fibra natural y cojines alegres. En cuanto a la mascota, tú decides.

Balancín de bambú, alfombra y cabeza de elefante hecha en cáñamo, dela anticuaria Mavi Lizán. Los cojines son de Carina Casanovas.

No te pierdas: HAMACAS Y COLUMPIOS… DENTRO DE CASA

¿Dónde hay luz, que no veo?
Hearst

Puede que coser no sea tu fuerte, pero imagínate que en algún momento —siempre el más inoportuno— se te cae un botón de la blusa y tienes que ponerte a enhebrar la aguja.

Ahí es donde entra en juego ese espacio en el distribuidor, justo al lado de la ventana, para colocar un acogedor sillón. Añade una banqueta como mesa auxiliar para tener una superficie de apoyo.

De Ib Laursen: silla de ratán (342,95 €), alfombra de yute (82,50 €) y cestas en la pared (104,95 €/3).

Sigue leyendo: CREA TU RINCÓN DE COSTURA

Si supieras todo lo que guardo
Hearst

¿Alguna vez has reparado en lo poco aprovechados que están los pasillos?

¡Que no sea tu caso! Dales vida a esas zonas que pasan inadvertidas con una consola —si el espacio es pequeño—, una cómoda e incluso un armario ropero donde tener mantelerías, abrigos, mantas, toallas, bolsos… Suma a la deco plantas, una lámpara, un espejo… y disfruta de tu nuevo espacio.

De Ikea: cómoda con cajones Malm (89 €), espejo Stockholm (49 €) y alfombra natural Lohal (29,99 €).

No te pierdas: 20 CÓMODAS POR MENOS DE 150 €

Entrada al dormitorio
Hearst

Si la entrada a tu dormitorio tiene forma de L, convierte ese mini pasillo en un vestidor.

¡Es tu sueño! A un lado, el armario ropero y al otro, un mueble bajo con cajones, decorado con vitrinas de cristal y una bonita lámpara. En la pared fija colgadores y estanterías para tus objetos personales, como bolsos y bisutería. Un espejo frente a la puerta ampliará la zona.

De AM.PM para La Redoute Interieurs: estantería de pared Spirollo (74,99 €), baúl Pletenice (729 €) y espejo Kombu (135 €).

Más que subir y bajar
Hearst

Si tu casa cuenta con varias plantas, piensa en todo lo que puedes hacer alrededor de la escalera.

Además de comunicar pisos, existen otros usos para la escalera. Instala un armario o crea una zona de estudio en el hueco de debajo. Otra opción es colocar una estantería que sirva para guardar y exponer tus tesoros, como ocurre en esta escalera. Pertenece a Fanny Moizant, fundadora de la plataforma online Vestiaire Collective (vestiairecollective.com). Y no sufras por desperfectos en los peldaños. Cúbrelos con una alfombra y nadie sabrá que existen.

Sigue leyendo: ESCALERAS: DECORAR PELDAÑO A PELDAÑO

Las maletas son tendencia
Hearst

Como mesillas de noche en dormitorios, auxiliares en el salón… y ahora ¡también en el recibidor!

Decorar con maletas es tendencia. Solo tienes que apilar varios modelos, de mayor a menor, para crear un rincón con personalidad. Añádeles cajas con tapa y utilízalas para guardar gorros, bufandas, paraguas, llaves, móviles…

De House Doctor: maletas de acero (158 €/2) y cajas de pana (42,18 €).

Mira estas... MALETAS DESGASTADAS COMO MESAS AUXILIARES

Qué ganas tienes de llegar a casa
Hearst

Y dejar en la puerta el abrigo empapado de lluvia, la bufanda que se te cae todo el rato y la cesta de la compra, con lo que pesa. ¡Hay que ver lo que se agradece un perchero en el recibidor!

Por cierto, para que no se te olvide, en cuanto descargues en la cocina tu bolsa de ir al mercado, cuélgala de nuevo en la entrada. Así te acordarás de cogerla siempre.

Si tienes la suerte de contar con una ventana, pon un asiento chiquito para curiosear la calle y ver la lluvia tras los cristales.

De Flamant: cesta Cecil (115 €/3), bolsa de yute Flamant (9,95 €), perchero Idona (245 €) y taburete Renske (195 €).

Para museo, el mío propio
Hearst

En las casas antiguas suele haber pasillos estrechos y largos que se hacen eternos y aburridos. Evítalo decorando las paredes con composiciones de cuadros.

Elige marcos diferentes y colócalos formando conjuntos geométricos, divididos por temáticas: paisajes, skylines, fotos familiares… Y si quieres que todos piensen ¡qué amplio!, cuelga espejos o déjalos apoyados en el suelo, como en este proyecto firmado por la interiorista portuguesa Mónica Penaguião.

En la pared del fondo, tras el galán de noche, una obra de Ana Pimentel.

No te pierdas: ¿CÓMO DECORAR LOS PASILLOS?

Que te estoy mirando
Hearst

Un distribuidor puede ser la zona perfecta para colocar una vitrina donde dejar esos libros que tienen una encuadernación bonita, cajitas y otros objetos delicados a los que ¡ay, detestas limpiar el polvo!

Mide el ancho del espacio y, si es suficiente, añade un banco que no moleste cuando pasas. Será ese lugar cómodo donde dejas el bolso nada más llegar a casa o la bolsa del gym cuando vienes de la calle.

Vitrina de pino lacado (360 €), de venta en Car Möbel.

Un DIY: UN BANCO EN LA ENTRADA

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso