10 ideas para aprovechar entradas y pasillos

A menudo son espacios olvidados de la casa pero las áreas de paso también merecen ser "zonas VIP": rentabilízalas y decóralas para sacarles todo el partido posible. Toma nota.

Recibidor decorado con estilo
Hearst

Te proponemos 10 ejemplos de cómo decorar los recibidores, entradas y pasillos. Buenas propuestas para transformar las zonas de paso en espacios funcionales y decorados con estilo.

1 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Nada más entrar... ¡descálzate!

Si el espacio de tu recibidor lo permite, es buena idea instalar un zapatero pequeño, que además sirva como mesita auxiliar, para dejar las llaves, guantes, etc. Completa el rincón con un taburete donde calzarse y descalzarse y un perchero de pared. De Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
La puerta de la escalera

Cualquier rincón es bueno cuando los metros escasean. En este ejemplo, un perchero de madera de varios colgadores está fijado a la puerta de paso, para tener a mano lo necesario a la hora de salir a la calle: desde el sombrero al capazo. Es un lugar perfecto para encontrarlo todo sin dar vueltas. Perchero de Amazon (20,36 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Un rellano estiloso

Los dúplex y triplex, así como los chalets, suelen disponer de un espacio muy valioso entre los pisos. El rellano puede convertirse en una zona de interés cuando se aprovecha de manera óptima. Este ambiente, de La Redoute, es un buen ejemplo. Al pie de la escalera se ha instalado un "área de descanso" con una silla-contenedor, un estante con perchero incluido, adornos vegetales y cactus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Usa el pasillo como lugar de almacenaje

Puedes poner en valor un corredor largo y anodino pintando la pared con una técnica actual, como el trapeado, y equipándolo con muebles de almacén. ¿Por qué no colocar algún armario con poco fondo, como éste de Ikea? También un zapatero, archivadores, varias baldas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Contraste impactante

La fuerza del color se convierte en un gran aliado para lograr golpes de efecto. Así sucede en este recibidor decorado por La Redoute: el potente azul de la pared hace destacar los muebles negros. Además, la combinación madera-metal da un bonito aire industrial a todo el ambiente. ¡Fantástica bienvenida!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Rincón aprovechado

Los elementos multiuso son un gran invento. Como este banco de madera: cuenta con un pequeño cajón contenedor que puede usarse de zapatero. Si le colocas una lámpara, un perchero y un espejo, habrás creado un vestidor en un espacio mínimo... y además una zona de asiento muy agradable. Mueble similar en Amazon (49,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Embellece tu hall con un mueble antiguo

La primera impresión cuenta mucho. Nada como entrar a una casa y ver un vestíbulo tan cuidado como éste: el papel pintado lo realza, también la vitrina y los complementos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Apoyados contra la pared

Una vitrina rústica y una silla antigua dan vida a una zona de distribución en una vivienda de varias plantas. La escalera ofrece respaldo a los muebles y la línea de los peldaños dinamiza el espacio. ¡Genial idea!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Recibidor decorado con estilo
Hearst
Muebles al milímetro

Por reducido que sea tu vestíbulo, es sencillo encontrar un mueble a su medida. En esta imagen, se ha resuelto con un armarito con puertas de color blanco, "que no pesa" en el ambiente, y un mini espejo. El papel pintado de rayas verticales, de Coordonné, da entidad a este espacio y lo desahoga, ya que "eleva" visualmente los techos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de De paso